5 de enero de 2019

De terapias, turistas, Karma y otros



Habían contratado una excursión para el fin de semana pero no admitían mascotas así que dejaron a Tanka[1]  en ese hotel, al menos así se vendían en las redes sociales. Cuando la recogieron estaba muy nerviosa y llena de espigas que la cuidadora, una hippie de largos cabellos blancos despeinados, no había retirado porque las plantitas eran naturales igual que retozar y tener sexo. La mujer les había sonreído mientras repetía lo libre que había sido la dulce Tanka solazándose por el campo
Laura y Sofía se miraron con dudas porque su perra odiaba ensuciarse, revolcarse entre las hierbas o pasear si llovía. Sofía dijo con toda la razón que ¡A esa hippie demodé lo que no le iba era cepillarla! 
Retirarle todas las espigas, desparasitarla, dejar su pelo reluciente y bien peinado les costó un par de días igual que intentar sanar esas patitas poco acostumbradas al campo, tan poco que una de ellas seguía con una herida que supuraba cada vez con peor aspecto.

Encontraron un veterinario cerca del apartamento alquilado. Al entrar el veterinario los recibió con una media sonrisa, apagó con desgana el cigarrillo. Vestía una túnica que en origen había sido blanca y ahora era de un color indefinido que parecía flotar igual que los cabellos largos muy rubios. Lo acompañaba una música de fondo New age[2] así como una combinación de incienso y marihuana. Todo en aquella isla recordaba la estética de los sesenta.
El hombre acarició a la perrita mientras movía sus manos alrededor del animal para acabar declamando con voz de tenor que «ese animal estaba sufriendo mucho».


Madre e hija se miraron asustadas.

—¿Es grave lo de la pata?

El enfado del veterinario las sorprendió.

—Pero… ¿No ven que le duele mucho la cadera? ¡Esta perra sufre y mucho!

Ahora sí que se miraron asombradas.

—¿La cadera? No hemos visto nada…—Laura empezó a excusarse pero el hombre levantó una mano de forma muy teatral mientras le explicaba con brusquedad los dolores que padecía el animal.

—La operaron de cachorro porque tenía un defecto en la cabeza del fémur… —Añadió Laura a toda prisa—Pero nuestro veterinario dijo que estaba curada.

El veterinario resopló muy enfadado mientras seguía moviendo arriba y abajo las manos sobre el animal recitando un mantra.

— Pobrecita. ¡Sufre mucho! Vamos a hacerle acupuntura.

Las dos mujeres hablaron a un tiempo.

—¿Acupuntura?

—¿Eso se hace con perros?

—¡Señora!—El veterinario estaba indignado—Los animales son seres vivos. S-E-R-E-S-V-I-V-O-S—pareció escupir cada una de las letras— también tienen derecho a NO sufrir.

—Por supuesto, no quería dar a entender eso. Lo que sea para que no le duela. ¡La queremos mucho!

El veterinario la ignoró y salió a por las agujas.  

—¿Sofía estás muy pálida? ¿Quieres esperar fuera?

El veterinario volvió, distante con ellas y cariñoso con Tanka a la que le susurraba palabras que no entendían.

—Perdone… pero ¿la pata está bien?—la mirada del tipo la hizo callar mientras lo escuchaba murmurar una y otra vez que no entendían nada de nada, ¡turistas! pero dejó las agujas a un lado de la camilla y cogió la extremidad del animal. Ahora fue Tanka la que empezó a gruñir.

—Bah, no es nada. Lo desinfecto y ya está. Lo que importa es su ¡dolor! Ese sí es muy profundo—de nuevo mascullaba entre dientes—¿No se han dado cuenta?
La acusación en su voz las avergonzó. Miraron como limpiaba la herida con un desinfectante, le ponía una crema antibiótica que debían aplicar un par de veces al día y no dejen que se lama la pata. ¿Podrán hacerlo?
Laura calló la réplica que iba a darle, solo quería salir de allí y perder de vista «a aquel tipo grosero y colgado». Tan pronto canturreaba como se ponía a gimotear alrededor de Tanka en una especie de danza primitiva en la que solo le faltaban plumas. La perra aullaba intuyendo lo que se preparaba. Laura tuvo que hacer esfuerzos para no reírse, era todo surrealista.

—¿Puede mantenerla quieta?—el veterinario le llamó la atención. Tanka aprovechó para soltarle un mordisco y él soltó un taco.

—¡Ay mamá…!—La voz de Sofía le llegó angustiada—¡Ay mamá…!—Laura intentó moverse pero el veterinario la paralizó con un gruñido.

—¿Quiere que le haga daño por su culpa?—Seguía poniéndole agujas y la perra con cada una aullaba más fuerte.

—Mi hija…

—Shhhh ya me encargo yo… No se mueva y sujete a la perra. 

El veterinario se acercó a Sofía y la sentó en una silla—Shhhh…—De nuevo inició la danza aunque ahora alrededor de la chica mientras canturreaba una especie de salmo salpicado con un Venga déjate ir, así venga… Inspira, expira… Otra vez, inspira, expira… Sigue así. Las manos del tipo subían y bajaban sin tocarla.

«Este tipo está como una chota».

—¿Verdad que ya estás mejor?—La chica no se atrevió a negar—Te estiraré en la camilla.

—¡¡¡No!!!—Laura y Sofía gritaron a la vez. El veterinario las miró muy poco happy flower—En la silla es suficiente.

El joven hippie la miró cabreado. Aquellas pijas le estaban alterando el karma.

—Bueno pues tú misma…—Volvió a mover sus manos alrededor de la chica—Vuela, vuela…

El largo y desgreñado pelo del veterinario no le dejaba ver a su hija pero estaba segura que lo único que por allí volaban era toda clase de ácaros, pulgas y piojos.

Sonó un teléfono, el joven interrumpió el lamento y se alejó detrás de una cortina de colores indefinidos. Laura sabía que la fobia de su hija no mejoraría mientras la pobre Tanka fuera un acerico. Laura intentó calmar a Sofía pero no acababan de intercambiar una frase cuando el tipo ya volvía con una ampolla y una acompañante con su misma estética aunque ahora del bolsillo desgastado sobresalía un móvil de última generación de la famosa manzana. La ayudante se encargó de la perra.

—¿Qué es eso?

—No se preocupe señora…

El veterinario puso el frasco de alcohol debajo de la nariz de Sofía pero los olores se confundían porque el tipo apestaba a «maría».

—¿Le puede quitar las agujas a Tanka?

—No señora. Está en medio del tratamiento.

No volvieron a decir ni una palabra. El tiempo se les hizo eterno mientras los dos hippies canturreaban. El olor dulzón de la marihuana, el incienso y otros efluvios que desconocían las estaban mareando. Por fin la ayudante empezó a retirar las agujas mientras seguía mascando chicle con la boca muy abierta.

Sofía cogió a la perra en brazos mientras Laura sacaba la tarjeta que guardó apresurada cuando el veterinario le gruñó: Solo cash y son cien euritos.

Se metieron a toda velocidad en el coche, no se podía saber cuál tenía más prisa. Más tarde cuando no las podían ver estallaron en carcajadas. Tanka se les unió con aullidos.

—Vaya par de colgados. Seguro que su Karma no se queja cuando cobra en negro…—Sofía levantó los ojos ante la caradura del veterinario.

Laura miró la receta que les había extendido.

—Esos dos se quedaron pillados en algún viaje. Pretende que ¡volvamos! Sesiones de acupuntura, tres veces por semana... para Tanka y para ¡nosotras! 

—¿En la misma camilla o tienen otra para humanos indeseables?—Madre e hija no podían dejar de reír pensando en lo difícil que les iba a resultar explicar esa extraña visita.



[1] Tanka es una composición poética japonesa, significa poema corto y consta de 31 sílabas repartidas en 5 versos planos sin rima. Busca crear, en este límite de extensión, una pequeña imagen muy sugestiva. Algunos consideran que es una ampliación de un haiku.

79 comentarios :

  1. Para iniciar el año y en esta noche mágica he querido publicar un relato ligero y un tanto burlón sobre aquellos que a veces se aprovechan de la preocupación de las personas.

    Últimamente hay mucha polémica sobre los tratamientos alternativos y su supuesta utilidad o no.

    Me encantará saber vuestras opiniones.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Creo que como farmacéutica que soy ya te puedes imaginar qué opino de las terapias alternativas. Esta sociedad es pura paradoja, por un lado cada día es más escéptica, pero por otro tiende a creer todo aquello que no está respaldado por la Ciencia.
    Lo que más me exaspera es que estos falsos gurús adornen sus supercherías con teorías "científicas" y pretendan explicar sus (caras) paranoias sustentándolas en falsas premisas.
    Buena manera de empezar el año, Conxita. Un relato irónico y con mucho mensaje.
    Un besote, guapa. Y feliz noche de Reyes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma sí puedo imaginarlo.

      El relato lo he planteado en un tono entre irónico y burlón, centrándolo en ese veterinario caradura pero reconozco que para mi lo peor es que algunos desaprensivos juegan con la desesperación de las personas, les dan ilusiones que no están basadas en nada y algunos hasta abandonan los tratamientos. Hace unos días veía un reportaje y entiendo que se quiera poner coto a tanto desaprensivo, aunque también creo que hay buenos profesionales que utilizan terapias alternativas y que pueden ayudar y complementar y todo eso me parece que es muy bien venido, otra cosa son los profesionales de la estafa y del sufrimiento que también hay muchos.

      ¡Feliz noche de Reyes!

      Besos bonita

      Eliminar
  3. Hola Conxita, quiero comenzar felicitándote el nuevo año, que sea un comienzo lleno de ilusión y cargado de proyectos.
    un relato de lo más entretenido como introducción al mundo y polémica de la medicina alternativa.Sinceramente, yo confío en la eficacia de las terapias alternativas, siempre que se acuda a alguien cualificado. Hay que tener mucho cuidado porque alrededor de ellas circula mucho fraude y mucho querer aprovecharse de las circunstancias por las que se pasa y se convierte en embolsarse un dinero a costa de los males ajenos o la desesperación por encontrar una solución al problema cuando la medicina tradicional no responde.
    Mi enhorabuena querida amiga, un relato genial.
    Besos y abrazos todos y muy felices Reyes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina, muchísimas gracias por tus buenos deseos que también te devuelvo, muy feliz año nuevo también para ti.

      Como le decía a Paloma he querido escribir un relato un tanto burlón, no por las terapias alternativas sino por aquellos que dicen practicarlas para aprovecharse de la desesperación de las personas, como bien dices alrededor de ellas hay mucho aprovechado que encuentra en la desesperación el terreno perfecto para engañar.
      Me parece terrible que se juegue con la salud, con la desesperanza, con agarrarse a cualquier pequeña esperanza porque algunos confían totalmente en esos desaprensivos y llegan a abandonar los tratamientos tradicionales.
      A mi me parece que puede ser bueno complementarlas pero siempre en manos de profesionales serios y cualificados, no de iluminados que hasta se inventan terapias.

      Me alegra que te haya gustado.

      Besos y muy felices Reyes.

      Eliminar
  4. Hola Conxita,
    Antes que nada quiero desearte lo mejor para este nuevo año, que todos tus sueños y proyectos se tornen realidad.

    Me he divertido leyendo tu historia. Pobre Tanka tras que la encontraron con espigas, sucia y alborotada, encima la rematan con agujas de acupuntura! !pobrecilla! y pobres dueños, vamos que una visita inesperada al veterinario destroza el presupuesto mensual de cualquiera. Pero, ¿por qué es tan caro el veterinario? ¿Es un abuso?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yessy Kan lo mejor también para ti en este nuevo año, espero que los reyes magos se hayan portado muy bien.

      El relato lo escribí para parodiar esas situaciones absurdas en las que a veces aquellos que deben "aconsejar" y que solo buscan mejorar su bolsillo a costa del paciente o de la familia y justamente para escenificar más lo absurdo lo centré en el veterinario y la mascota. Creo que en todas partes hay buenos profesionales y malos profesionales, en la medicina tradicional y en la alternativa y también que pueden no ser excluyentes pero lo que sí creo es que las terapias alternativas atraen a mucho cantamañana y estafador que juega con la desesperación y la falta de esperanza de las personas, la salud es algo muy serio con lo que nadie debería jugar.

      Los precios de muchos profesionales relacionados con la salud son muy elevados, evidentemente hay años de estudio, de esfuerzo profesional y de reciclaje continuado pero también algunos son los que menos quieren contribuir con sus impuestos al interés general.

      Me alegra que te haya divertido, de hecho ese también era el objetivo de este relato.

      Abrazos

      Eliminar
  5. Genial regalo para la noche de Reyes.
    He esperado hasta la última línea, casi igual que espero con los "tratamientos de medina alternativa", para conocer el desenlace. Y efectivamente, tras la perplejidad y el enfado, al final hay que reírse.
    Yo no me veo tan mayor, Conxita, pero la sociedad y las corrientes actuales me tienen alucinada. Me considero una mujer moderna, pero no sé qué está pasando y no adivino a entender qué tiene la gente en la cabeza con muchísimos temas que me tienen sorprendida y hasta escandalizada: hablo de las nuevas corrientes de alimentación, la medicina alternativa, las nuevas formas de reivindicación, la música,...
    Así que tu relato corrobora que puede que no sólo sea yo la que se siente contrariada por las nuevas corrientes que creo que, no sé, o se trata de inventos de descerebrados, o de caraduras.
    Espero que, y gracias a que la historia se demuestra cíclica, no tardemos mucho en recuperar antiguos valores.
    Un besazo y que los Reyes sean buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena gracias por tu generosidad. Espero que tus reyes hayan sido muy buenos.
      Estoy de acuerdo contigo cada vez una se siente más "extraterrestre" o "mayor" como tú dices cuando escuchas según qué argumentos o corrientes. Personalmente creo que deberíamos aplicar el sentido común aunque cada vez parece que falla más.
      Me explicaban que son bastantes los padres que deciden no vacunar a sus hijos cuando hay experimentos y pruebas médicas que demuestran que las vacunas sí son efectivas. Es un problema para sus hijos y para los de otros porque enfermedades que estaban controladas han vuelto a aparecer...
      El relato lo quise escribir de forma burlona y llevándolo a los extremos por ese motivo utilicé al veterinario y a la mascota. No estoy ni en contra ni a favor de las terapias alternativas pero sí me parece vergonzosa la manera en que algunos juegan con la desesperación de las personas. La salud es algo muy importante y cuando estafadores y cantamañanas se inventan soluciones mágicas y algunos en su desesperación los creen, me parece muy grave. Eso no quiere decir que todos los que utilizan terapias alternativas lo sean para nada, creo que hay buenos profesionales que también usan la acupuntura para complementar tratamientos, la medicina china tiene años de tradición y el uso medicinal de las plantas está documentado pero ha habido un auge desproporcionado y algunos sin conocimientos los están utilizando para engañar.

      Besos y feliz día

      Eliminar
  6. Ante todo, Conxita, deseo que Sus Majestades de Oriente se porten bien vontigc esta Noche de Reyes. Luego ya sobre el cuento te direque es divertido y pone el dedo en la llaga de la estupidez humana acerca de esos tratamientos hoy tan cuestionados. Te diré mi opinión sobre la cosa: estoy de acuerdo en que la Sanidad Pública no los acoja ni los subvencione; tampoco que la Privada les dé -si es que se lo da- categoría científica. Pero entiendo que si alguien, pagándoselo de su propio bolsillo decide salirse del circuito sanitario y probar métodos paliativos no contrastados, pues... ¡allá el!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que los Reyes hayan sido muy buenos contigo querido Juan Carlos, seguro que muchos libros han caído.

      Últimamente hay mucha polémica con estas terapias alternativas. Personalmente creo que hay de todo, buenos y malos profesionales y terapias que ayudan y otras que no sirven más que para sacar dinero. Lo que me parece más despreciable es la manipulación de personas desesperadas y eso por desgracia se da mucho en todas estas terapias alternativas.
      Creo que nuestras actitudes para afrontar una enfermedad son muy importantes, nos pueden ayudar a mejorar pero eso no ha de significar rechazar los tratamientos farmacológicos que curan esa enfermedad. Muchas veces creo que se juega con el efecto placebo, con las ganas y con todas esas esperanzas que algunos provocan en aquellos que están desesperados.
      Y sí estoy de acuerdo contigo que si alguien quiere usarlos debe poder hacerlo, por supuesto, deben complementarse si alguien lo necesita y es lícito que cada persona haga todo aquello que cree puede curarlo, el problema son aquellos que se aprovechan de eso.

      Es un tema de lo más complejo y que mueve mucho dinero e intereses.

      Besos

      Eliminar
  7. Hola Conxita, feliz año!!!
    Un relato muy divertido, con un trasfondo crítico muy real y acertado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfred, feliz año también para ti.

      Quise llevar a los protagonistas al absurdo y por ese motivo usé al veterinario y a la pobre Tanka pero en este mundo de las pseudoterapias hay auténticos iluminados que pueden hacer mucho daño porque las personas están desesperadas y eso es un terreno abonado para los oportunistas.

      Besos

      Eliminar
  8. hola y feliz año nuevo!! veo que en tu relato sensible como siempre hay criticas, menos mal, pobre Tanka, abrazosbuhos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Buhos, muy feliz año también para vosotras.

      El relato lo escribí utilizando un poco la ironía, llevándolo a lo absurdo y al extremo por eso utilicé al pobre veterinario y a Tanka porque con personas era demasiado habitual, lo terrible es que hay situaciones aun más absurdas que se usan para decirle a personas desesperadas que se pueden curar y que acaban rechazando la medicina tradicional porque quieren creer que se curarán y me parece terrible que se juegue así con las personas.

      Abrazosbuhos

      Eliminar
  9. He estado mucho tiempo, por motivos laborales, en el Chaco. Allí los médicos son infrecuentes, y las medicinas más. Todo es a base de plantas y hierbas, y en su justa medida les funcionaban.
    Por lo demás no puedo decir nada.
    Buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miquel como comentaba con el relato lo he querido llevar a la parte más absurda porque por desgracia hay pseudoprofesionales que juegan con la desesperación y se inventan pseudoterapias de lo más alucinantes.ç
      Tienes razón, en muchos lugares la única medicina que existen son las plantas y hierbas medicinales y curanderos y les funciona. La medicina china tiene una tradición milenaria y funciona, las plantas y las hierbas medicinales se usan y se han usado y han funcionado, de hecho muchos fármacos usan principios activos derivados de las plantas, creo que pueden ser complementarias pero escuchar a algunos prometer curar el autismo me parece una auténtica aberración. El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital pero algunos dicen que lo curarán como si fuera un resfriado y gente desesperada los cree.

      Gracias por tu tiempo.

      Besos

      Eliminar
  10. ¡Madre mía! Yo querría saber si ellos mismos se someten a esos tratamientos, que valen tanto para perros como para personas. ¡Qué peligro! Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa tengo dudas sobre si muchos de esos pseudotratamientos que prometen con tan buenos resultados se los apliquen ellos mismos, aunque seguro que alguno habrá.
      El relato lo quise escribir desde la ironía y llevándolo al absurdo aunque seguro que hay buenos y malos profesionales en todas partes y que la acupuntura puede aliviar. Más que elegir una u otra puede ser útil en algunos casos complementar pero no descartar tratamientos tradicionales porque algún gurú ha prometido que va a curar esa enfermedad incurable, aunque también es verdad que juegan con la necesidad de tener esperanza.

      Abrazos

      Eliminar
  11. ¡Hola Conxita!
    Lo primero, muy feliz año.
    Lo de las terapias alternativas...depende. Yo jamás cambiaría un tratamiento médico por algo alternativo. Pero en el veterinario al que llevo a mis animales, que es una clínica normal, con personal cualificado, usan la acupuntura como complemento para perros que tienen lesiones en los huesos, por ejemplo. Obviamente hacen radiografías y prueban tratamientos, pero vamos, que es un complemento, lo usan y yo he visto mejorías en perros con los qu ehe coincidido regularmente.
    Aún así, es un tema que me da miedo y espero no verme en la disyuntiva porque ya sabes que cuando estamos desesperados ante una enfermedad grave a veces hacemos tonterías, y lo entiendo, que nadie se quiere morir y en esos momentos te crees cualquier cosa así que mejor no vernos en el caso.
    Muy feliz día de Reyes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy feliz año Gema.

      Como bien dices la clave es ese depende, estoy segura que puede complementar y ayudar y bienvenido sea todo lo que ayude pero muchas veces estas mejoras no están basadas en pruebas científicas.

      Las personas necesitamos esperanza y muchas veces se juega con eso. Creer en que algo nos irá bien puede llegar a irnos bien como se ha visto en muchos experimentos que han demostrado que el efecto placebo existe. Pero escuchar barbaridades como la de curar el autismo me parece una irresponsabilidad muy dolorosa para las familias y los afectados.

      Creo que en cualquier enfermedad la actitud con que la afrontamos es fundamental y a veces los milagros existen y personas que sin saber el motivo remontan una enfermedad, creo que eso es posible y pasa y también que las personas necesitan creer pero es un terreno en el que campan a sus anchas también muchos desaprensivos que juegan con el dolor, con el miedo, con la desesperanza de enfermos y familiares.
      La medicina tradicional china tiene una larguísima tradición y ha obtenido resultados, personalmente creo que se pueden complementar en aquellos casos que las personas así lo crean.

      Espero que los reyes hayan sido muy buenos.

      Besos

      Eliminar
  12. ¿Seguro que era veterinario? Nunca me he imaginado que también puedan haber curanderos caninos, jajaja. Pero lo que sí tengo claro es que hay muchos vividores sacacuartos que se aprovechan de la necesidad ajena y, en el caso de este relato, de los que aman a sus mascotas como si de un ser humano se tratara.
    Esta divertida historia me ha recordado un hecho real, pero siendo yo el paciente y el "sanador" un supuesto osteópata que también vestía de blanco, e iba descalzo, y que atendía en un consultorio con música de fondo New Age y oliendo a incienso y otros aromas indescifrables. No hubieron agujas de por medio pero sí muchos movimientos de brazos a lo largo y ancho de mi cuerpo mientras él mantenía los ojos cerrados. En otra ocasión (solo he picado dos veces), la osteópata en cuestión, mientras me aplicaba unos minerales sobre la espalda, dijo ver junto a mí a mis guías espirituales. Y es que hay tanto farsante suelto y tanta gente crédula (o desesperada), pues quienes me los recomendaron dijeron haber experimentado una gran mejoría. ¡Ay la mente, cuán poderosa es!
    Un beso, Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep Ma el mundo de las mascotas da para mucho. Se convierten en una parte más de la familia y los desaprensivos también lo saben. Si te fijas cada vez hay más tiendas dedicadas a los animales, a la alimentación, alrededor de ropa y complementos, cementerios para mascotas,... Cuando proliferan no es solo por amor a los animales sino porque hay negocio.

      Jajaja te he imaginado con esa sanadora y tus guías espirituales.¡Imagina! Pero hay gente que cree que mejora y puede que en algunos casos lo haga porque como bien dices la mente es muy poderosa, creer en algo ayuda y mucho. Personalmente no descarto nada porque creo que lo importante es que si a alguien le hace bien la acupuntura, las flores de bach, la medicina china... pues perfecto, no tienen porqué ser incompatibles con la medicina tradicional y sí complementarias pero por desgracia es un mundo muy propicio para toda clase de desaprensivos.
      En mi caso hace muchísimos años utilicé la homeopatía para dejar de fumar. No sé si tuvo algún efecto real, psicológico seguro como también que sin homeopatía lo hubiera conseguido porque lo que importaba era mi decisión de hacerlo pero en ese momento me ayudó pensar que me ayudaba, valga la redundancia y ese es el valor que reconozco en muchas de estas terapias alternativas. Complementarias me parece bien las que tienen base, otras son auténticas tomaduras de pelo como experimentaste y como mencionaba del tipo que cura el autismo.

      Besos

      Eliminar
  13. Buen relato y muy divertido. Respecto a mi opinión acerca de los tratamientos alternativos, qué te voy a decir. Soy bióloga y creo en la Ciencia, pero tampoco me atrevo a descalificar terapias milenarias, como la acupuntura, que tal vez se basan en una ciencia que yo desconozco. Pero no me hables de homeopatía, curanderos y patas de conejo. A mí, cuando lo necesite, espero que no se dé el caso, que me den analgésicos, quimioterapia y morfina si hace falta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, feliz día de Reyes.

      El problema es que hay poca investigación en esos campos y eso hace que cualquier iluminado invente una pseudoterapia y se ponga a experimentar con personas desesperadas.

      Creo que la acupuntura utilizada bien y por buenos profesionales puede ayudar, por supuesto igual que la medicina tradicional china que lleva siglos utilizándose pero el problema es que entre buenos profesionales se mezclan desaprensivos y timadores que engañan a gente desesperada. La salud es algo muy frágil, su falta nos hace vulnerables y nos agarramos a un clavo ardiente y eso los profesionales del timo lo saben.

      El relato rozando lo absurdo era para reflexionar sobre esos desaprensivos a los que solo les importa sacar dinero a aquellos que sufren y están desesperados.

      Besos

      Eliminar
  14. Hola Conxita. Hilarante historia de todo el grupo.

    Sobre los tratamientos alternativos, personalmente los valoro como muy positivos y necesarios. (Dejando al margen, por supuesto, toda manipulación engañosa y estafa)

    La homeopatía, la acupuntura, el masaje, las hierbas, naturopatía, etc., e incluso Reiki, bien entendido, entre otras muchas facetas, son prácticas solventes y necesarias.

    No toda la medicina tradicional, oficial, llega a todas partes. E incluso algunos tratamientos, los menos, claro, serían cuestionables.

    Otra faceta sobre la salud serían los llamados "Curanderos! Comprendo el riesgo que esto puede conllevar si das con el charlatán de turno, pero si recurres al verdadero, el reconocido, al que muchos muchos han/hemos recurrido con éxistos definitivos, puedes resolver "eso" que otros tratamientos médicos no han conseguido.

    Me permito dejar aquí la referencia de uno de ellos, sumamente conocido, así como su padre en su día, hoy sus hijos también. En Zamora.

    Benito Diez Lorenzo. En temas de columna y/o hueso ¡un número uno! Y más...

    Lo último que me resolvió: una dermatitis de contacto. Cinco años. Con la médico, nada. Con la naturópata, tiempo y ningún resultado. Cuando la vio dijo: es debida al volante o a la palanca de cambios del coche. Ponle un trapo para evitar el contacto, ¡puesto está desde entonces, y lleva años! Y haz "esto"... A los cinco días no había nada. ¡Hasta hoy!

    Abrazos Conxi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ernesto como en todo hay buenos profesionales y malos profesionales y por desgracia en las terapias alternativas y la falta de conocimiento y regulación hace que haya habido mucho campo libre para los charlatanes y embaucadores que solo buscan su beneficio jugando con el dolor y la enfermedad.

      Como dices la medicina tradicional no llega a todas partes y a veces tampoco tiene todas las soluciones porque como en el caso de tu dermatitis la medicina tradicional no lo solucionó y con la persona que referencias sí se resolvió. Desconozco completamente porqué en unos casos funciona y en otros no, lo que sí sé es que hay mucho manipulador que se aprovecha de la falta de esperanza para hacer negocio, y se dan muchos casos en que incluso abandonan tratamientos por terapias que no están contrastadas o por cualquier voladura que haya inventado el gurú de turno, y eso es lo que me parece terrible. El problema es que no siempre se sabe quién es el reconocido y se acaba en manos de desaprensivos que se aprovechan.

      Sé de casos cercanos que han sido los propios médicos los que han recomendado acudir a tratamientos alternativos, pueden ser complementarios y todo aquello que ayude a mejorar si la persona está de acuerdo pues perfecto.

      Un abrazo y muy feliz año

      Eliminar
    2. Es claro que no es esta, tu comentario en mi blog, el tipo de sociedad que se pretende...

      Abrazos Conxi. Feliz finde.

      Eliminar
    3. Hola Ernesto sé que no, pero por desgracia los que sí la pretenden se están haciendo cada vez más visibles y con poder.
      Besos

      Eliminar
  15. Hola Conxita, feliz año y feliz día de Reyes.

    Existe una película española con el insólito título de: "No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas", y algunos de los personajes de tu relato se han ganado un puesto para una segunda parte de la misma :-). Respecto a las terapias alternativas pienso que el efecto placebo es una gran explicación para su éxito en algunas personas.

    Besos y mis mejores deseos para que en 2019 sigas enredando con muchas, muchas letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel espero que los Reyes Magos se portaran bien.
      He visto esa película y me reí con ella, probablemente esa pareja de hippies harían un buen papel.
      Quise escribir el relato exagerando y rozando el esperpento y de ahí que escogiera a esa pobre perrita que no podía decir nada ni para bien ni para mal, porque el problema es que hay personas que así lo hacen, que dicen y hacen auténticas barbaridades y no son ficción como mi relato.

      Estoy contigo que el efecto placebo funciona y mucho en estos casos.

      Muchas gracias por esos buenos deseos que te retorno también para ti y los tuyos, que sigamos enredando con letra, cine en tu caso y con todo aquello que nos haga felices.

      Besos

      Eliminar
  16. El veterinario no buscaba curar una pata y ya está, sino buscarse un chollo para unos cuantos años. Hay mucho espiritual al que le gusta el dinero más que a un tonto una tiza.
    Espero que los Reyes hayan sido generosos contigo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema Macondo que hay mucho pseudo profesional que solo busca su beneficio y al que no le importa nada el otro. Es terrible ver cómo se aprovechan de la ingenuidad y de la desesperación de las personas.

      Espero que los Reyes Magos también se hayan portado bien contigo.

      Besos

      Eliminar
  17. Es mejor verlo así,... en tono irónico, es decir reír por no llorar. Pero la verdad es que la medicina alternativa puede llegar a hacer mucho daño. En concreto conozco un caso en donde se juega con enfermos terminales de cáncer,... en fin solo decirlo pone los pelos de punta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola El Baile de Norte es como dices, hay demasiados casos en que los perjudicados son personas con enfermedades terminales. La contraargumentación que la medicina tradicional tampoco los cura, no creo que sirva pero sí se entiende que la desesperación hace que se escuche cualquier opción que de esperanza.

      El problema es que hay mucho desaprensivo prometiendo curar lo que hasta la fecha no se ha encontrado cura.

      Besos

      Eliminar
  18. En cuanto a las terapias alternativas hay de todo, como también en la medicina alopática, que en tantos casos se ha convertido en un negocio, prescindiendo de su parte humanística.
    Por supuesto que el "veterinario" de tu relato es un chanta, así le diríamos en estas latitudes (embaucador, poco creíble). Yo no la he probado, pero la acupuntura, practicada por médicos conocedores de los meridianos que corresponden, alivian muchas dolencias y una amiga está dejando de fumar gracias a las agujas.
    Muy bueno y divertido el clima new age del relato, corriente que se ha puesto de moda.
    Que tengas un excelente 2019, Conxita, te dejo un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Mirella que la medicina muchas veces se ha convertido en un negocio, tenemos ejemplos a montones. Medicamentos y tratamientos que solo buscan que se gaste dinero y no tienen ninguna utilidad, también la medicina tradicional se ha mercantilizado en exceso y parece que ha olvidado al paciente. A veces parece que los profesionales de la salud se olvidan que delante hay personas, con sus miedos, con su desesperación y no solo un órgano enfermo.

      Chanta no había escuchado nunca esa palabra, parece más amable que caradura o embaucador. El relato lo quise llevar a lo extremo y por eso escogí a un veterinario porque su paciente no podía decir nada y eso siempre va en su favor.
      Por supuesto que hay buenos profesionales que aplican la acupuntura y que obtienen efectos, claro que sí, se pueden complementar y que cada cual elija aquello que le va bien.
      En mi caso hace muchísimos años dejé de fumar con homeopatía, muy criticada porque no tiene ningún tipo de utilidad. Yo no sé si servía o no pero a mí en aquel momento me sirvió para ayudarme a dejarlo, igual que en algunos casos puede hacer la hipnosis o la homeopatía. ¿Lo hubiera podido hacer sin? Sí, pero me funcionó por efecto placebo o por lo que fuera pero lo que importa es que en aquel momento a mi me ayudó a conseguir mi objetivo.

      Me alegra que te hayas reído y te deseo también un fantástico año 2019.

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  19. Hay tanto desaprensivo aprovechándose del dolor - físico o emocional - de los demás que ya da miedo.
    Charlatanes que curan el cáncer o cualquier otra enfermedad.
    Deberían encarcelarlos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Toro Salvaje, físico y emocional. Los desaprensivos lo utilizan todo para aprovecharse de aquellos que sufren, en eso no hay escasez de ingenio.

      Besos

      Eliminar
  20. No lo tengo claro, amiga... Pero intuyo que algo de verdad debe de haber.. Las cosas que se remontan a la noche de los tiempos suelen tener algo de verdad, para poder sosterse...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ildefonso, como en todo hay buenos profesionales y aprovechados. No conozco tanto el tema pero estoy segura que hay personas a las que les va bien y les funciona y bienvenido sea, se pueden complementar, porque los que no quieren estafar y embaucar son los primeros que cuando una dolencia requiere atención médica lo dicen. Otros, los que dan miedo curan hasta las enfermedades incurables o las que no lo son.

      Un abrazo y muy feliz año 2019

      Eliminar
  21. Po desgracia, hay mucha gente que empieza a desconfiar de la medicina científica y acuden a desaprensivos embaucadores. Yo ya conozco dos personas que dejaron la quimioterapia porque las convencieron de que era maligna y ya te puedes imaginar cómo terminaron.
    Un besito Conxita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, muy feliz año 2019 y que se cumplan todos tus proyectos.
      Estos estafadores juegan con la desesperación de las personas, necesitan que se les de esperanza y se la dan aunque no sea cierta. Las personas necesitamos poder creer y de eso se aprovechan .

      Quería centrar mi relato en aquellos que solo buscan su propio beneficio y a los que el paciente les importa bien poco, que inventan terapias que no tienen ninguna credibilidad ni ningún efecto. No quería hacerlo extensible a otros profesionales que ayudan lo que pueden a las personas que sufren y que creen en eso porque en todas partes hay buenos profesionales y malos profesionales. Como recordaba Mirella, por desgracia la medicina tradicional también se ha convertido en un negocio.

      Besos

      Eliminar
  22. Me he reído tanto o más, que madre e hija.
    ¡¡QUE TÍO MÁS FLIPAO!!
    Lo has bordado, Conxita. Gracias.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayas reído Manuel, ese también era el objetivo y yo escribiéndolo también me reía con el hippie oportunista pero por desgracia situaciones más surrealistas que las de mi relato se dan en la vida real y hay personas que se ponen en manos de estos personajes que les han prometido que los curaran.

      Muy feliz año nuevo, espero que los Reyes Magos se hayan portado muy bien.

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Hola Conxita, te puedes creer comencé esta historia tres veces y por circunstancias tenía que dejarla, tiempo, jajaja sí ya sé, ya sé, estamos en vacaciones. Bueno, bueno no sabía bien como iba a acabar tu historia; fíjate que yo creía que iba a curar a la perrita, pero cuando empezó el veterinario con la danza, ya ahí como que no. ¿Qué opino de esta realidad? Pues que me he convertido, me han convertido en una escéptica ¿quiénes?: fisios que manipulan, extiendes, desentienden, presionan; naturistas qué comas esto, lo otro (todo carísimo) que dejes de comer esto; máquinas que te dan diagnóstico mientras escuchas una música relajante (tras un previo cuestionario, claro. A todos, todos, los he visitado. No todo fue tan mal, me fui quedando con algo, claro, pero claro que no existe la cura definitiva. Cada enfermedad tiene muchas connotaciones y por falta de tiempo la medicina tradicional no las tiene en cuenta, me refiero naturalmente a que hay un aspecto físico, cómo somos de constitución, qué forma de trabajar tenemos, la forma de andar, de comer, de ser; además lo que comes, lo que haces para enfrentarte con tu vida en el día a día; y algo muy importante, todas las emociones como las capeas, la sobrellevas para que no "dañen" tus células. Una enfermedad se tiene que ver teniendo en cuenta todo esto, es tan importante ¿cómo has vivido? ¿cómo vives ahora? ya que nuestro cuerpo es una caja de resonancia de nuestros miedos y gritos, alegrías y llantos. En resumen, creo que hay que tener en cuenta las dos medicinas pero es difícil detectar quién te engaña cuando te ciegas por sobrevivir, ante el miedo y el dolor. Bueno Conxita, besos y abrazos y mi buena vibración, eso que no falte por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emerencia y tanto que lo puedo creer y es que en estas vacaciones hay multitud de cosas por hacer. Gracias por acercarte a dejar tu comentario.

      Estoy contigo que se pueden tener en cuenta ambas, seguro que se complementan y ayudan, lo que sí me parece importante es eliminar a todos aquellos que engañan y solo buscan enriquecerse a costa de los que sufren, los que prometen remedios mágicos y engañan a las personas que están desesperadas.
      Creo que hay veces en que uno necesita ser escuchado, que calmen sus miedos, que respondan sus preguntas, que no lo dejen sin esperanza y ese escuchar más al paciente hay veces que se olvida un poco, algunos médicos se centran en los síntomas, en los órganos y a veces se olvidan que tienen personas delante.

      Tienes razón que nos han hecho escépticos, demasiada manipulación, demasiados negocios y demasiado poco preocuparse de las personas.

      Muy feliz año nuevo y espero que los Reyes Magos hayan sido muy buenos.

      Abrazos

      Eliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

  25. Los karmas las agujas el Reiki La meditación pueden influir... El poder de la mente es grandioso. No sé si cura, pero te ayuda a pasar mejores momentos, ya que piensas que el poder solo lo tienes tú, está en tus manos. Ser víctima o no... ya estamos a mediados de enero...Nada ha cambiado ...Los de arriba nos siguen controlando...jajaja y nosotros por aquí obedeciendo en el mundo irreal en el cual vivimos
    Un abrazo lleno de jazmines para vos. Un placer es leerte y leerlos..
    Gracias por compartir con nosotros tus escritos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Recomenzar que el poder de la mente es grandioso y justo ese saberte poderosa hace que las cosas se vean mucho mejor.
      La vida es la que es y pasan cosas que no dependen de nosotros pero sí podemos elegir la manera en qué nos sentimos, ese es nuestro gran poder.

      A mediados de enero...el tiempo pasa volando y ya los días empiezan a hacerse más largos.

      Gracias por ese abrazo de jazmines, que comparto contigo y por tus generosas palabras.

      ¡Feliz jueves!

      Eliminar
  26. ¡Feliz inicio de año, Conxita!
    No sé yo si encontrarme en la situación de las dos protagonistas y su perrita me habria hecho tanta gracia como a ellas. Seguro que yo estaría indignada e iría a otro veterinario.
    Es verdad que hay muchas pseudoterapias por ahí y farsantes que no tienen perdón al aprovecharse de las personas desesperadas. Cuando la medicina tradicional no te da soluciones o esperanzas es comprensible que las personas se agarren a un clavo ardiendo.
    Pero también es cierto que muchas medicinas tienen como componente principal plantas medicinales que tradicionalmente han sido la única ayuda a las enfermedades. Y hay personas que creen sinceramente en terapias alternativas para las que se forman y aplican con total convicción a ellos mismos y a los demás. Creo que alguna de ellas serán admitidas por la medicina en el futuro y otras serán tratadas como una barbaridad de cierta época (que los médicos de ahora se llevan las manos a la cabeza con lo que hacían los médicos de antes, que todo lo solucionaban con sangrías y purgantes). Lo que me parece una barbaridad es el activismo anti vacunas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MJ y muy feliz año también para ti.

      Jajaja sí creo que las protagonistas tuvieron mucha paciencia. Lo cierto es que lo llevé un poco al extremo pero quería fijar la atención en tanto embaucador que solo busca su beneficio a costa de aquellos que sufren.
      Por supuesto que creo que hay buenos profesionales que utilizan la acupuntura y otras terapias alternativas y creo que pueden muy bien ser complementarias y no excluyentes. El problema radica cuando se utiliza la desesperación para vender el milagro, un milagro que muchas veces está basado en nada y que solo busca el provecho económico. Ponía el ejemplo del autismo con el que ha habido mucha controversia, el autismo no se cura y en cambio hay caraduras que están vendiendo terapias a base de plantas o incluso lejía como aquí se explica.

      Tienes razón que la medicina evoluciona y lo que en una época se practicaba con normalidad como esas sangrías ahora lo vemos una auténtica barbaridad. Y sí hay un repunte de enfermedades que estaban controladas por ese activismo que comentas y eso afecta tanto a los propios hijos como a los del resto.

      Un abrazo

      Eliminar
  27. Siempre nos invitas a pensar sobre cuestiones importantes desde una posición original, a través de tus estupendos relatos. Eso es magnífico, uno reflexiona desde perspectivas, muchas vesces, poco habituales, así que ese “quorum” de comentarios que se genera resulta muy enriquecedor para todos. Por ello te estoy agradecido, querida Conxita.

    La medicina alternativa es un ámbito perfecto para los embaucadores. Haces bien en separar a los profesionales honestos que puedan tener algo que decir al respecto de esta opción... de los indeseables que solo quieren sacar caja engañando. Concuerdo contigo.

    ¡Y también constato lo importantes que son los perros en tus relatos! cosa que me encanta, uno de mis libros preferidos los tiene como protagonistas indiscutibles, Perros hambrientos, del peruano Ciro Alegría.

    Conxita… un día tenemos que hacer recuento de todos los que aparecen en tus relatos, con nombres y todo… ya verás como resulta una familia canina de lo más molona ;)

    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco, bienvenido.
      Muchas gracias por tus palabras. Soy muy afortunada con las personas que me visitáis y que hacéis de este blog un lugar muy especial con vuestros comentarios y opiniones. Siempre es un placer compartir opiniones y como bien dices enriquecernos desde perspectivas diferentes.
      Como bien dices separo profesionales honestos de aquellos caraduras que solo buscan su beneficio porque en muchos casos resulta beneficioso para las personas complementarlas pero siempre desde la honestidad, desde saber qué puede hacer y qué no puede hacer y decírselo a las personas y eso hay muchos profesionales de terapias alternativas que lo hacen. Otros casos como el enlace aquí que le dejaba a MJ son terribles y de ahí la carta abierta a la ministra de sanidad que hizo llegar la asociación para proteger al enfermo de terapias pseudocientíficas.

      Me has hecho reír con la familia canina molona. No era consciente y sí aparecen con cierta frecuencia, será que me gustan ;)
      De hecho sin contarlos ganan por goleada a los felinos que creo que solo han aparecido en uno de mis relatos.

      Un abrazo enorme y a abrigarse que llegan temperaturas extremas (eso dicen por aquí)

      Eliminar
  28. Yo no me fío mucho de ese tipo de terapias y me indigna tanto engaño que existe y cómo algunas personas, en su desesperación por encontrar una solución, se dejan manipular. No digo que, quizás alguna funcione, pero es muy inseguro.
    Prefiero la medicina de siempre, aunque, en algunos casos, también puede fallar.
    Un beso y feliz año 2019.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, muy feliz año también para ti.

      Tienes razón que la medicina tradicional no es infalible y por desgracia a veces falla y también que con demasiada frecuencia los médicos que practican la medicina convencional se olvidan de la persona, se concentran solo en el síntoma, la medicina natural les recrimina que se olvidan de las causas de la enfermedad con tratamientos invasivos, creo que es bueno complementarlas y que no sean excluyentes.

      Y como dices las personas desesperadas son las presas preferidas de estos depredadores, de estos caraduras que solo buscan su propio beneficio económico sin importar el daño que causan a estas personas.

      Un beso y muy feliz y frío jueves.

      Eliminar
  29. ¡Cuántos mundos hay en uno solo! Además de la gente caradura que se lo monta con la ingenuidad y las necesidades ajenas (seguro que dicen que cobran en negro porque están contra el sociedad alienante).

    El relato logra hacer que nos cabreemos. Así que la redacción logra meternos en él.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ignacio aunque ya han pasado unos cuantos días desearte un muy feliz año.
      Qué gran frase, ¡cuántos mundos hay en uno solo! tantos como personas pero por desgracia parece que los caraduras y jetas son los que se hacen notar más. Estoy completamente segura que los impresentables de mi relato harían suya tu frase, son de los que van contra el sistema cuando les interesa.

      Sí he conseguido esa reacción aunque parezca una contradicción me siento muy contenta. Es lo que buscamos en la escritura que provoque emoción,¿no te parece?

      Abrazos

      Eliminar
  30. Pues has conseguido sacarme más de una sonrisa con tu relato tan surrealista.

    Respecto a tu pregunta sobre nuestra opinión acerca de la medicina alternativa tal vez el error sea llamar así a estos tratamientos. Estas terapias no deben de ser una alternativa a tratamientos clínicos probados, más aún cuando se trata de enfermedades graves. Es cierto que hay terapias, como la acupuntura, cuya eficacia está probada. Al final creo que todo depende de adónde y a quién se acuda, porque hay mucho caradura y mucho aprovechado. Y, también, claro está, los extremos siempre son malos y para muestra de ello está tu relato: vaya par de no sé cómo calificarlos; no sé como madre e hija no salieron corriendo con la perra.

    Besos y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Lorena, en algún momento mientras lo escribía yo también me carcajeaba ante la absurdidad pero lo terrible es que en la realidad hay personas que se creen a esos charlatanes.

      Tienes razón que llamarla medicina alternativa induce a error y que no deberían ser alternativa a tratamientos que se ha demostrado que funcionan, totalmente de acuerdo, deberían ser complementarias y para aquellas personas que así lo crean y funcionen.
      La acupuntura en algunos casos y aplicada por buenos profesionales ayudan a mejorar a muchas personas, aunque también los detractores comentan que mucho del funcionamiento está basado en el efecto placebo, pero mira si el efecto placebo hace que una persona se sienta más tranquila, con más ánimos para afrontar y superar su enfermedad seguro que eso también le ayuda mientras sigue con el tratamiento de fármacos tradicionales.

      Mi relato quería poner la mirada en esos impresentables que solo buscan su propio beneficio y que detectan muy bien la desesperación de las personas para engañarlas.

      Supongo que mis protas no podían ni reaccionar ante esa situación tan surrealista.

      Besos y muy feliz año también para ti.

      Eliminar
  31. Hola, de nuevo, Conxita.
    Me he reído con esta entrada desenfadada y algo crítica. Jeje. No he podido leer todos los comentarios, como me gustaría, pero creo que hay buenos y malos profesionales tanto en la medicina convencional, como en la alternativa, ahora llamada por algunos complementaria, aunque su propio nombre ya indica la diferencia. Las cosas son buenas o malas según el uso que se hace de ellas y está claro que hay mucho desaprensivo.
    La descripción que haces de los personajes es de lo más convincente. Muy divertido. Gracias.
    Una forta abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana me alegra haber conseguido sonrisas.
      Cierto que al escribirlo lo quise llevar a lo absurdo y a pesar de eso me quedé corta porque por desgracia la realidad a veces es más surrealista y los iluminados que se aprovechan de la desesperanza de las personas tienen mucha imaginación y muy pocos escrúpulos.

      Comparto contigo que en todas partes hay buenos y malos profesionales y que depende del uso, todo aquello que ayude a mejorar la salud y el bienestar de las personas siempre es bienvenido, puede ser complementario, lo que no se debería tolera es aquellos que practican el engaño con algo tan importante como la salud y la vida.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Una abraçada

      Eliminar
  32. ¡Qué bueno, Conxita! Un relato tremendamente visual y lleno de acción en los personajes. Los diálogos quedan genial y hacen una lectura atrapante. Desde luego, el tipo (no podemos llamarle veterinario) estaba hasta arriba de lo que fuera, je, je, je...
    La verdad es que no creo en medicinas alternativas, de hecho, tampoco creo en la medicina oficial en los problemas de salud menores. Piensa que la medicina es el único negocio en el que el cliente se pierde cuando se queda satisfecho. Como me dijo una vez un médico, un resfriado se cura en seis días, medicado; y sin medicar, en seis días. Creo que por interés farmacéutico el "ideal de salud" es cada vez más elevado. Si nos venden que no nos tiene que doler nunca nada, es normal que a la mínima busquemos remedio medicamentoso para tratar ese dolorcillo en la rodilla.
    El mayor problema de salud es la propia vida y creo que deberíamos reservar la visita médica a enfermedades de verdad que hay muchas creadas también por las farmacéuticas. ¡Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias David.
      Me lo pasé muy bien imaginando la situación de lo más esperpéntico aunque lo triste es que en la realidad es peor, hay personas que recurren a impresentables buscando un remedio a su enfermedad y les va la vida.

      Tienes razón que los ”engaños” se dan en todos los ámbitos y hace mucho que la salud es un negocio y de eso las farmacéuticas y aseguradoras saben mucho. ¡Cuánta razón con lo del resfriado! Y siguen produciendo medicamentos que saben que no hacen nada. Han conseguido que pensemos que si nos dan una pastillita todo se arregla.

      Abrazos

      Eliminar
  33. Hola Conxita!! Me ha gustado muchísimo tu relato, yo de estas técnicas no me fío mucho, aunque quién sabe. ¡Fantástico relato de inicio de año! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana muchas gracias por tus palabras, me alegra que te haya gustado. Creo que como en todo hay buenos y malos profesionales.

      Conozco a personas que sí han sentido alivio con algunas de estas técnicas, si les va bien porque consiguen relajar la tensión, estar más tranquilos y cuidarse más seguro que todo eso les va bien. No tienen que ser excluyentes y sí a una persona les va bien pues que también los haga pero es importante no mentir ni dar falsas esperanzas.

      Besos y muy feliz semana

      Eliminar
  34. Primero que nada Feliz año guapa. El relato es muy actual y me ha gustado mucho el tono en el que lo has tratado. Yo desde luego pienso que hay que aprovechar todos los avances de la ciencia que afortunadamente tenemos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Natalia y feliz año también para ti y los tuyos.

      Los tratamientos alternativos se han puesto muy de moda y algunos han sido muy polémicos. Por desgracia pueden ser un campo muy propicio para algunos iluminados y aprovechados que utilizan la desesperación prometiendo curar lo incurable para hacer negocio y las personas necesitamos esperanzas y eso lo saben hacer muy bien.
      Pero también hay buenos profesionales que ayudan en lo que pueden, lo importante es que no se confronte la medicina con algunas de estas pseudoterapias.

      Besos y muy feliz semana

      Eliminar
  35. Feliz año! Vaya con el veterinario XD Afoertunadamente estamos en el siglo XXI. Suelo ignorar loalternativo y como mucho alguna vez lo he empleado como complemento, nunca como sustitutivo. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año Rocío, mil disculpas por mi tardanza en contestar pero llevo unos días ajetreada y sin tiempo para el blog.

      Parece que ese complemento y no sustitutivo es lo ideal, y seguro que en muchos casos ayuda a disminuir o a paliar efectos pero complementando.

      Por desgracia hay algunos que se aprovechan de la buena fe y de la desesperación de las personas y es necesario desarrollar acciones para proteger de manera integral a las personas de las terapias que no están basadas en el conocimiento y la evidencia científica, y que puedan suponer un riesgo para su salud.

      Besos

      Eliminar
  36. Hola, Conxita. Menudo personaje has creado. Ese veterinario alternativo se merece un spin-off! 😄

    Tengo entendido que el Ministerio de Sanidad ha abierto una web en la que los ciudadanos pueden opinar sobre las terapias alternativas, con el objeto de crear una ley al respecto. Se ve que la cosa está llegando a extremos preocupantes.

    Tu relato como siempre, refleja un tema de actualidad sobre el que meditar.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Ángeles, cierto que es un personaje y en algún momento mientras lo escribía veía la escena subiendo y bajando manos y cantando él y la mascota aullando y se me escapaba la risa, pero no había pensado que podía ser un buen personaje de series :D

      Supongo que la desidia durante años respecto a estos temas ha hecho que se haya producido un montón de despropósitos y ahora se tiene que regular sí o sí porque se les ha escapado de las manos. En todo caso es importante basarse en el conocimiento y en las evidencias científicas que demuestren si puede tener beneficios, si es inocua, o si es un riesgo para la salud. Se han hecho auténticas barbaridades y es con la salud de las personas con lo que se ha jugado.

      Muchas gracias por tus palabras.

      Un abrazo

      Eliminar
  37. Soy muy escéptica con tratamientos alternativos y con la medicina clásica, mejor no necesitarlos :))
    El cuento es divertidísimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura la medicina tradicional no se escapa de pifias, de diagnósticos erróneos, de mercantilismo e incluso de malos profesionales que muchas veces son tapados por el corporativismo pero haciendo balances y sobre todo teniendo en cuenta investigaciones y conocimiento científico son más los beneficios que las contraindicaciones de la tradicional, pero en todo caso estoy totalmente de acuerdo contigo que lo mejor es no necesitarlos y estar bien lejos de ellos.

      Me alegra que te lo haya parecido, yo me divertí escribiéndolo e imaginando a ese personaje.

      Besos

      Eliminar
  38. Viéndo la túnica ya daría que pensar ... Siempre hay "buenos" que curan y "malos" que saben aprovecharse en todos lados. Creo que es mejor fiarse de lo que está probado. Hoy día hay tantas historias raras que cuesta creérselas Conxita, lo malo es que la gente pica por creencias y desesperación.
    Mucho humor en tu relato.
    Buen fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura.

      Sí he intentado usar el humor y lo absurdo en el relato pero lo triste es que la realidad supera con frecuencia a la ficción y hay gente que pica y se deja la salud en ello.
      A veces viendo esas pseudoterápias te parece imposible que alguien piense que eso es posible pero lo hacen y de eso se aprovechan esos timadores.

      Besos y muy feliz fin de semana

      Eliminar
  39. Vine a leer los últimos comentarios.
    Muy buenos
    .Casi ninguna de las enfermedades se curan.
    Se alivian y depende del grado y número que llevan.
    El cáncer depende del número .Si el nivel es 4.. se suena....
    La diabetes se hereda. Las arritmias se provocan por estrés y ansiedad.
    Y de viejo se transforman en Fibrilación Auricular.
    La gota se alivia.
    Los dolores de cabeza se pueden controlar.Etc etc...
    Me río porque
    De tan bello texto
    he como que venido a hablar de enfermedades.
    Te he disfrutado mucho
    Un abrazo y espero que esto te deje una sonrisa jajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Recomenzar, gracias por pasarte por aquí y leer los comentarios. Ciertamente siempre comento que los comentarios de las personas que me visitáis son lo mejor del blog, se aprende un montón de vosotros, de vuestras experiencias, de la manera de mirar la vida... Y te aseguro que eso siempre me deja con una sonrisa.Me gustan las sonrisas y me gusta sonreír, así que gracias por tu comentario.

      U-topia decía en su comentario que lo mejor era no necesitar ni a la medicina tradicional ni a cualquier otra y cuanta razón tiene, ¿verdad? Y como tú dices hay enfermedades que están, que no se curan pero sí se pueden aliviar. Todo lo que ayude que sea bienvenido y eso deja fuera a todos aquellos que solo buscan engañar y sacar beneficio de la desesperación.

      Un abrazo y muy buen fin de semana

      Eliminar
  40. Tal vez deberías preguntarle a la perrita que tal le fue!!! Yo estoy de acuerdo en combinar tratamientos, aunque en el mundillo "alternativo" es muy complicado controlar el intrusismo.

    Buen relato. Petonets!

    ResponderEliminar

Mil gracias por tu comentario.
Conxita

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... !--Inicio Ley cookies PdB-->