25 de abril de 2021

De libros, librerías y Sant Jordi




El pasado viernes 23 de abril celebramos Sant Jordi, que desde el año 1456 es el patrón de Catalunya, sin olvidar las medidas de seguridad los libros y las rosas volvieron a las calles. 
Estos días escuchaba algunas conversaciones interesadas en las que se obviaba que la celebración de rosas y libros era anterior a la Conferencia General de la UNESCO que en 1955 declaró el 23 de abril como Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor. 

¿Por qué algunos se empeñan en negar cosas que parecen evidentes? 

La fiesta de Sant Jordi se celebra el 23 de abril porque justo ese día murió el caballero Jordi, un santo que bajo las órdenes del emperador Diocleciano se negó a perseguir a los cristianos por lo que fue martirizado y decapitado y se empezó entonces a venerar como mártir y aparecieron historias fantásticas relacionadas con su figura.

En el siglo XV ya se organizaba en Barcelona una feria de rosas con motivo de Sant Jordi a la que acudían sobre todo novios, prometidos y matrimonios jóvenes y se celebraba en el Palau de la Generalitat, de esa fiesta parece que se ve el origen de regalar rosas entre los enamorados. En Catalunya el 23 de abril, Sant Jordi, también es el día de los enamorados y se intercambian rosas y libros con las personas a las que queremos. 



A lo que iba... El origen de la festividad asociada al libro se sitúa en los años veinte del siglo XX cuando el escritor valenciano Vicent Clavel i Andrés director de la editorial Cervantes propuso a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona y al Gremio de Editores y Libreros organizar una fiesta para promover el libro en Catalunya y la fecha escogida fue el 7 de octubre de 1927. Durante la Exposición Internacional de Barcelona en 1929 los libreros se organizaron y montaron chiringuitos en las calles para presentar novedades y fomentar la lectura. Esta iniciativa tuvo tanto éxito que se decidió cambiar la fecha y se estableció el 23 de abril que coincide con la muerte de Cervantes y Shakespeare. Desde entonces la fiesta impulsó la producción editorial catalana y fue tan grande la trascendencia que la UNESCO declaró el 23 de abril como del Día mundial del Libro y del Derecho de Autor.



Y van apareciendo rayitos de esperanza para volver a la cotidianeidad que este virus nos ha ido quitando y que tanto se echa de menos. El pasado viernes 23 de abril celebramos Sant Jordi y sin olvidar las medidas de seguridad, los libros y las rosas volvieron a las calles. Colas en librerías y en floristerías y aunque sé que es "efímero" me encanta. Libros en tantas manos y rosas me parece una combinación irresistible.

Leía también estos días que la pandemia, aunque sea por la parte de atrás, ha revitalizado la lectura y hay cifras récord. Durante el 2020 el 68,8% de la población española leyó libros según el Barómetro de Hábitos de lectura (por cierto desconocía que existía) y según el Gremio de Editores la cifra negativa es que aún hay un 36% de población que no lee nunca o casi nunca. 

También esta pandemia nos ha introducido en muchas casas y hemos podido "cotillear", han aparecido bibliotecas y otras muchas anécdotas. Como no podía ser de otra manera las bibliotecas también dicen mucho de nosotros, de nuestra relación con los libros y ese orden que cada uno tenemos. 

Jesús Marchamaloperiodista cultural y escritor aficionado a los secretos del libro y las bibliotecas nos dice:
"Las bibliotecas son muy cotillas, les encanta hablar de sus propietarios, y más tarde o más temprano acaban cometiendo alguna indiscreción".
Para el autor hay dos tipos de personas según cómo afronten el orden en sus bibliotecas, aquellos que mantienen un cierto orden  y los que prefieren que los libros campen a sus anchas y acaben encontrando su propio lugar. En mi caso, tengo que reconocer que los libros campan a sus anchas aunque he hecho intentos de orden no lo he conseguido.

Citando a Marguerite Yourcenar:
"Reconstruir la biblioteca de una persona es una de las maneras más idóneas de informarnos de cómo es".

¿Y vosotros de qué tipo sois? 

Besos 

 






49 comentarios :

  1. Muy interesante toda tu exposición, aunque siempre habrá quién le niegue el mérito.
    Soy de los que durante un tiempo, los libros se sitúan por orden de llegada.
    Variando de librería un poco por su seriedad. Luego normalmente tras un traslado (ya llevo unos cuantos) se reordenan por autores.
    Te diría que durante la pandemia he leído más o menos lo mismo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te lo haya parecido Alfred, me molesta que se quiera quitar el mérito cuando es.
      Creo que es en los traslados cuando nos damos más cuenta del peso de los libros jajaja.

      Desde luego lo de las bibliotecas que nos definen y del orden que tenemos cada uno es de lo más interesante, ese por orden de llegada seguro que te resulta de lo más útil.

      Abrazos y buena semana

      Eliminar
  2. Pues nos parecemos, Conxita.
    Si mi biblioteca es un reflejo de lo que soy habría que considerarme un eterno indeciso, siempre me propongo reorganizarla y poner cierto orden, pero nunca lo hago, así que el gobierno de mi biblioteca se encamina hacia la anarquía, pero me resulta estimulante, parece que en vez de elegir yo los libros, como si fuese su dictador, son ellos los que me escojen (genuina soberanía popular), sobre todo cuando encuentro por ahí uno que ni recordaba, y me digo; ¡ostrás, lo voy a leer!
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco me siento identificada con esos propósitos de orden y también que desde ya hace bastante he dejado que los libros campen a sus anchas jajaja y tiene esa sorpresa del libro que aparece y no recordabas y es un nuevo regalo.

      Estoy contigo que los libros nos escogen a nosotros y también que lo hacen cuando es el momento adecuado para leerlos.

      Un beso y muy feliz semana

      Eliminar
  3. Me temo que ya no crece mi biblioteca. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana un amigo me decía que el conocimiento ocupaba mucho espacio jajaja
      Un beso

      Eliminar
  4. Los de estudio están juntos y altos, porque estudio ya más bien poco. Los ejemplares de una colección completa van siempre juntos. Cuando no está completa, también juntos en cuanto pasan de 8 o 10. Los clásicos en el mismo sitio, sin un orden determinado. Los de un mismo autor, generalmente juntos también. El resto, más o menos a sus anchas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo orden el que tienes Chema, genial esa combinación de orden y a sus anchas, seguro que los libros están encantados de su orden en tu casa.
      Me has hecho pensar que sí, que algo de orden también tienen los míos porque las colecciones intento ponerlas juntas aunque tengo poquitas, quizás las más ordenadas sean las colecciones de mi hijo que comparten biblioteca.

      Besos y muy feliz semana

      Eliminar
  5. Yo igual que algún otro comentarista he leído más o menos lo mismo. Y sí las bibliotecas son muy cotillas (ja, ja...)
    Un beso, Conxita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Carlos que las bibliotecas son cotillas jajaja y también que nos muestran más de lo que nos pensamos.
      Creo que ese aumento de lectores y del número de horas dedicadas a la lectura no hablaban tanto de los lectores habituales como de otros que no lo son tanto, porque sí conozco a personas que leen más bien poco y que durante el confinamiento se animaron.

      Un beso enorme y muy feliz semana

      Eliminar
  6. Mi biblioteca, no pasa de unos cien libros. Conservo solo los que releeo. Tuve muchas mudanzas y allí fui donando muchos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara, desde luego es una buena opción elegir conservar aquellos que se releen. Me has hecho pensar en la de libros que tengo que hace siglos que no releo, a veces por su posición en la librería.

      Un abrazo y disculpa la tardanza, ando muy poquito por bloguer, estoy aprovechando para estar al aire libre.

      Eliminar
  7. Hola, Conxita.

    Me alegro de que hayas profundizado en la historia de Sant Jordi y en la de las rosas pues a veces damos cosas por sabidas sin conocer su verdadera procedencia. Para mí ha sido un placer leerte pues he aprendido muchas cosas que desconocía. Respecto a mis libros debo de decir que guardan un cierto orden descontrolado je, je. Pero yo sé donde están cada uno de ellos ;)

    Besos y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel antes de nada disculparme porque he tardado muchísimo en responder. Estoy aprovechando los fines de semana para estar al aire libre y olvidarme de ordenadores y afecta mi actividad en los blogs.

      Respecto a la entrada, me pareció muy interesante explicar el origen de la fiesta porque tenía la sensación que se olvidaba su procedencia y no es cuestión de tuyo o mío pero sí de respetar los orígenes.
      Uy un orden descontrolado jajaja, si sabes dónde están eso es mucho y ahí da lo mismo el orden porque tus libros y tú habéis encontrado la simbiosis perfecta, os encontráis cuando os apetece ;)))

      Besos y muy feliz semana

      Eliminar
  8. En mi bilioteca acumulo libros que me dijeron algo... De los otros, con los que me resultó imposible conversar, me desprendo tan pronto como puedo... Y fotografías, también fotografías...
    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ildefonso desde luego estoy de acuerdo contigo que puestos a guardar y viendo el mucho sitio que requieren mejor aquellos que nos han dicho, que nos han conmovido o removido. Me ha gustado eso de conversar, sí aquellos con los que no se puede conversar mejor tenerlos lejos.

      Imagino que fotografías debes tener muchísimas, ¿Y qué ordenación se sigue para encontrarlas?
      Un abrazo amigo

      Eliminar
  9. Es bonito saber de dónde sale la tradición. Para mí es un día precioso, con rosas y libros, realimente el mejor día.

    Un abrazo y gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Albada Dos es un día precioso, esa combinación de libros y rosas es insuperable.

      Gracias a ti por estar y disculpa por la tardanza en contestar, estoy aprovechando los momentos de fin de semana para estar al aire libre y se resiente mi presencia en los blogs.

      Besos y a cuidarse mucho

      Eliminar
  10. Interesante la información sobre el origen del día del libro, en Cataluña. Ya después internacional.

    Y sobre de qué tipo soy, en libros, lecturas, etc., decir...Leer he leído mucho. ¿De qué tipo? ¡Variado! Cierto que a cierta altura de mi vida, evolución personal, si así puede llamarse, hacia temas concretos...

    ¿Número de libros conservados... hasta cierto momento! ¡Cientos! ¿Releídos estos? ¡Cientos de veces!

    Un día, cuando ya no tenían nada que aportar-me, salieron de casa cientos. Quedaron desde entonces, y ya va para 20 años, 3 docenas. Lo único que releo, de tanto en tanto, y por el hábito de tener un libro en las manos en ciertos momentos...

    Abrazos Conxi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ernesto me alegra que te lo haya parecido, me pareció interesante compartir el origen del día del libro y como una fiesta de libros (y rosas) se ha hecho internacional como bien dices.

      Vaya decisión más interesante, ese elegir aquellos que te siguen aportando y conservarlos. También me he dado cuenta de que cada vez leo más en digital. Mi paso al libro digital fue por falta de espacio y cada vez que miro la biblioteca pienso que debería tomar una decisión sobre muchos libros que hace años no leo.
      Un abrazo y muy feliz semana

      Disculpa la tardanza en contestar, los fines de semana intento pasarlos todos al aire libre, haga el tiempo que haga y eso hace que mi tiempo en los blogs sea muy escaso.

      Eliminar
  11. Magnifica exposición, la conocía en parte, tu me la has ampliado. Muy interesante.
    Tenemos en casa una habitación que en sus paredes no se ve el color de la pared, ni cuadros ni fotos, está "forrada" por libros...
    Muy buena entrada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mari Carmen me alegra que te lo haya parecido. Creí que era interesante comentar el origen de esta fiesta tan fantástica de libros y rosas.

      Uy esas paredes "forradas" de libros las conozco y tanto. Y no son de esos libros decorativos verdad jajaja

      Besos y muy feliz semana
      (Disculpa por la tardanza en contestar y visitaros)

      Eliminar
  12. Hola.
    Me alegra que al menos algo bueno haya salido de todo esto, que la gente lea siempre es bueno.
    Mi biblioteca es mi vocación verdadera. Llevo toda la vida coleccionando, y además de mis padres he heredado muchos libros(tenían unos 5000 y solo somos dos hijas), y de mi tío también. Yo los tengo por categorías, puse alguna foto en rrss. Las enciclopedias van todas en el mismo mueble(tengo bastantes; general, diccionario,tres distintas de Asturias, dos de animales, una de España, otra del perro, otras dos de arte...),los libros de cocina en un estante, los de flores(mi madre era florista) en otro, los de pintura en otro, las colecciones por autores(Agatha Christie, Andrea Camilleri, Donna Leon, Patricia Cromwell,Julio Verne, Javier Sierra, Mary Higgins Clark, Jane Austen, Alberto Vázquez Figueroa, Iker Jiménez...) en estantes largos, las colecciones por temas(histórico, Thriller, Asturias, romántica...)en otros estantes largos, debajo de los autores. Las que son por editoriales(premios Planeta, Ediciones Reno, ediciones ilustradas...) en unas vitrinas. Y luego tengo(puse foto en facebook) unas estanterías random en las que pongo un poco de todo. Ah, y en cofres y maletas tengo revistas y tebeos antiguos.
    Para tener la biblioteca he renunciado a un salón normal con decoración, y el comedor consta de una mesa con sillas en una esquina, además dedico mucho tiempo a limpiar y ordenar, así que he simplificado el resto de la casa, pero no me importa.
    Menudo rollazo, es que me nombran la biblioteca y me pierdo, jejejeje.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marigem ningún rollazo, me ha parecido muy interesante y desde luego me has dejado con la boca abierta con tu manera de ordenar los libros. ¡¡¡Más de 5000!!! tenían tus padres, no me extraña que los cuides y los mimes, ese amor por la lectura y por los libros que te conozco por tus entradas en el blog es evidente de quién los has heredado y qué bonito.
      Con tanto libro si no tienes un buen sistema para ordenarlo me parece que ha de ser francamente muy difícil encontrarlos. Recuerdo que hace años empecé a documentar todos los libros que tenía pero me quedé a medias porque necesitaba mucho tiempo para documentarlos, ordenarlos y finalmente lo dejé.
      La falta de espacio es uno de los motivos que en mi caso me hizo pasarme al libro digital y ahora compro ya muy pocos libros en papel, no caben y ya más de una vez he pensado que debería eliminar libros que hace mucho que no releo y de hecho hace unos días en FB salían lugares en los que se podían donar libros y aunque me da mucha pena creo que igual me tocaría hacerlo, ya te contaré si al final me animo.

      Un beso enorme y muy feliz semana.
      (Disculpa por tardar tanto en contestar y visitarte, los fines de semana intento pasar el máximo tiempo al aire libre)

      Eliminar
  13. Había oído lo "positivo" que ha resultado el confinamiento para la lectura. Me parece triste que nos tengan que encerrar en casa para que leamos, pero más vale a la fuerza que nunca.
    Mi biblioteca guarda un cierto orden muy mío. Tengo los estantes con los libros ordenados en: europeos, españoles, norteamericanos, sudamericanos y exóticos (aquí cabe todo, desde África a Asia y del Próximo al Lejano Oriente. También tengo un estante donde conviven australianos y canadienses aunque ya se está llenando. Y ese es todo mi orden. Abundan mayoritariamente los estantes con españoles.
    Interesante todo lo que has contado de San Jordi, la rosa y los libros. No tenía ni idea. Ya sabes que siempre hay quien niega los méritos ajenos. Debe de ser para que brillen más los propios, ja ja. Triste manera de conseguirlo. Será siempre un brillo mate.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa desde luego vamos a mirarlo en positivo y que algo ha salido de ese confinamiento.
      Recuerdo que hace un tiempo un amigo me comentaba que los libros lo tienen muy complicado para "ganar" a las series, a los videojuegos, a todo lo audiovisual y supongo que algo debe haber porque los lectores de libros son una rara avis y las campañas no parecen tener mucho efecto en conseguir nuevos lectores. Leer no es algo rápido y ahora estamos en una cultura en la que todo tiene que ser rápido porque si no se abandona.

      Me ha parecido muy interesante tu orden por continentes, zonas o países, desde luego estoy aprendiendo un montón de las maneras de ordenar y encontrar los libros que me estáis contando, es genial ver las distintas estrategias de orden y localización que tenemos cada uno.

      Me pareció interesante compartir el origen de la tradición de los libros y las rosas porque sí siempre hay aquellos que quieren quitar el mérito.

      Pedirte disculpas por la tardanza en contestar y por mi escaso tiempo en el mundo bloguero, como sabes estoy a todas horas con el ordenador por el teletrabajo y eso hace que los fines de semana intente pasar el mayor tiempo posible al aire libre.

      Besos y muy feliz semana

      Eliminar
  14. Yo soy del tipo que se avecina.
    Tras resistirme mucho y mucho y mucho me pasé al libro eléctronico.
    Y ahora ya no tengo biblioteca.
    Regalé mis libros, me cansé de guardarlos y que sólo sirvieran para acumular polvo y ahora leo siempre en ebook.
    Más limpio, menos espacio y llevo decenas de libros siempre encima.

    Besos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi disculpa por el retraso en contestar. No ando mucho por los blogs últimaente.

      Como he comentado con otros compañeros, también me he pasado (no del todo pero casi) al libro electrónico sobre todo por la falta de espacio y también por la comodidad de poder llevar los libros que quisiera sin cargar físicamente con ellos y como dices más limpio y sin acumular polvo ;)))

      Desde hace un tiempo me estoy planteando la posibilidad de empezar a dar los libros físicos que tengo porque no los releo desde hace mucho, pero supongo que esto será un proceso lento. De momento he empezado a pensar y a buscar qué hacer con ellos y me da mucha penita así que ya veremos.

      Besos y feliz semana

      Eliminar
  15. Me ha gustado mucho tu exposición sobre la historia que envuelve a esta celebración que ha ido cautivando incluso a ciudadanos de otros países. Es cierto que cuando una festividad alcanza cotas de éxito o notoriedad muy elevedas siempre hay quien se la quiere adueñar, je,je. Pero bueno, lo importante es que sigamos celebrando eñ día de Sant Jordi de la forma en que lo hacemos, aunque la pandemia nos la haya retocado o icluso amputado. En mi población (Molins de Rei), los puestos de libros en las calles prácticamente brillaron por su ausencia (una pena), no así los puestos de rosas. Esperemos que el año próximo alcancemos la "normalidad" festiva.
    En cuanto a mi biblioteca, de joven llevaba un fichero, una ficha por libro, como en las bibliotecas públicas, indicaba dónde los tenía y los archivaba por autores y/o temas. Ahora ya no es así, pero sigo intentando agrupar los libros por autores, no por temática. De todos modos, muchas veces me cuesta localizarlos, pues muchos han ido a parar al trastero que, aunque están cómoda y pulcramente situados en estantes, ya se ha convertido en un cajón de sastre, je,je.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep Ma antes de nada disculparme por tardar tanto en contestar, como sabes intento los fines de semana pasar la mayor parte al aire libre y sin ordenadores cerca.

      Como dices, cuando algo tiene éxito con frecuencia aparecen algunos que restan mérito y se lo quieren apropiar, lo estaba leyendo y me apeteció contar el origen de la celebración.

      La pandemia nos ha dejado un Sant Jordi distinto pero al menos se ha podido salir y hemos vuelto a ver libros y rosas en las calles y muchas colas en las librerías y en las floristerías aunque sí ha sido raro porque como dices no era "normal" aunque en los últimos años había un exceso de todo, demasiados puestos de flores, demasiados puestos de cualquier cosa, demasiada gente... Encontrar el equilibrio entiendo que es difícil pero se debería hacer para disfrutar de la fiesta de libros y rosas en las calles.

      Vaya qué ordenado eres Josep Ma: ¡¡¡una ficha por libro!!! Creo que el orden es aquel con el que nos sintamos cómodos y nos permita localizar los libros aunque tienes razón que si están en el trastero cuesta aún más localizarlos y es que el saber ocupa mucho lugar jajaja

      Un beso y muy feliz semana

      Eliminar
  16. Un buen día para celebrar. Me encanta leer Conxita y voy con frecuencia a la biblioteca cuando me interesa un libro. El último que he leido tuve qye esperar a que lo trajeran.
    Como ya pasó y espero que lo celebraras bien.
    Buen martes. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura antes de nada disculpa el retraso en contestar, estoy poquito en el blog últimamente.

      También soy usuaria de la biblioteca, de hecho como dices lo importante es poder leer. Actualmente estoy utilizando los servicios de la biblioteca virtual y estoy encantadísima, es como con los libros en papel pero en virtual y me resulta de lo más cómodo.

      Cuídate tú también mucho.

      Un beso enorme y muy feliz semana

      Eliminar
  17. Gracias por la información, Conxita. Participo de tu entusiasmo por la unión de libros y rosas.

    (Aunque, sobre el origen en los años veinte del pasado siglo, encontré un artículo de un escritor-librero anarquista aragonés que vivía en Barcelona, que aseguraba que él lo había propuesto algunos años antes de que se instituyera -lo puse en burgostecarios-. En todo caso, no tiene mayor importancia).

    De paso, diré que, a pesar de ser bibliotecario, la organización de los libros en mi casa es "caótica" para quien la ve desde fuera (no para mí).

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ignacio tienes razón que la combinación de libros y rosas es algo que me gusta muchísimo y sí siento entusiasmo por esta fiesta y sobre todo cuando veo tantos libros en las manos de posibles lectores.
      Buscaré esa entrada que comentas de ese escritor librero en burgostecarios. ¿En qué fecha la tienes publicada?

      Jajaja me ha parecido gracioso como bien dices que siendo bibliotecario tengas una organización caótica en tu propia biblioteca y es que es lo que pasa habitualmente que una cosa es la parte profesional y otra la persona jajaja. Lo importante es que seguro que los encuentras a la primera, es lo que tiene tener nuestro orden personal.

      Un abrazo y muy feliz semana

      Eliminar
  18. Me ha parecido muy interesante todo lo que cuentas en la entrada.

    Me ha sorprendido que San Jorge fuera un soldado romano... Estaba segura que era un caballero medieval. Gracias por sacarme de mi error. Supongo que lo he dado por hecho debido a su representación iconográfica más extendida que es, precisamente, sobre la leyenda del caballero que mata al dragón y que ha sido germen de muchos cuentos de hadas. Siempre me pareció tan curioso que elevaran a santo a un caballero medieval, con su armadura, matando a un dragón para salvar a una princesa... muy romántico todo. Además que se llame San Jorge, o San Jordi, ya me hizo pensar en los caballeros que partían a las cruzadas... Lo dicho, te agradezco que nos hayas contado su historia verdadera.

    Respecto a mi biblioteca está ordenada según colecciones o editoriales. Quiero decir, si tengo varios libros de la misma colección, o de una editorial que su formato es siempre el mismo. Esos van juntos. Si tengo libros en edición más bonita, tipo clásico con letras góticas en el lomo y detalles dorados, los pongo juntos en el salón. Y ya, de las ediciones de bolsillo que sean diferentes van juntos los libros del mismo autor, y si solo tengo uno de ese escritor, pues por orden de adquisición o donde hay hueco.

    Espero que en San Jordi te hayan regalado muchos libros y muchas rosas.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Conxita!! Me ocurre como a ti, mis libros campas a sus anchas por mi piso. Algunos haces un peligrosos equilibrios en el filo de un estante, están enterrados bajo una montaña de otros títulos o se ocultan bajo cojines y mantas... :D ¡Fantástica entrada, como siempre! Besos!!

    ResponderEliminar
  20. Me gusta mucho leer y la verdad es que tengo muchos libros. Me da mucha pena desprenderme de ninguno de ellos y siempre trato de conservarlos.
    Digamos que los tengo bastante bien organizados.
    Muy interesante tu gran información.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Pues de agradecer que Vicent Clavel aportara esta buena idea y que esta arraigara de la manera en la que lo ha hecho. Otra cosa es que las personas lean más o menos.
    Yo me proclamo amigo del orden en mi biblioteca, más que nada para no volverme loco, cuando busco algo en concreto en cierto libro atesorado. Pues tesoros son cada uno de de ellos mientras me acompañen.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Gracias por compartir la historia del caballero Jordi que acabó en santo ;) y el origen de la fiesta en Cataluña del libro.
    Yo tengo mi biblioteca sin ningún tipo de orden, si acaso, a la hora de guardarlos impera el tamaño, por una cuestión de espacio más que nada. Tan solo tengo cuidado de separar los libros de texto y técnicos de las novelas, pero nada más.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  23. Yo antes me llebava bien con los libros de autoayuda. Pero ahora me doy cuenta de que fue una amistad intensa y a corto plazo, porque no los he vuelto a visitar.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. ¡Qué interesante, Conxita! la verdad es que siempre me he preguntado sobre la tradición de regalar rosas por San Jordi porque la Historia del santo la conozco y no me cuadraba la unión de ambas tradiciones.
    No sé si estará remitiendo la pandemia, lo que sí me queda claro es que hasta que no termine la vacunación, poco tenemos que hacer. Así que, por mi parte, sigo siendo cautelosa. Ahora que ya rozamos el final con los dedos, es cuando más temor tengo, la verdad.
    Y, en fin, sobre las bibliotecas, en concreto la mía ha ido evolucionando. He tenido los libros de mil formas. Al principio era un ir y venir entre Melilla y Madrid. Luego vivía sola, lo que no suponía ningún obstáculo para que los libros camparan a sus anchas. Posteriormente los tuve que ordenar para compartir espacio y, ahora, cuando desearía vivir cada día con menos objetos materiales, me he pasado al libro electrónico, lo que me ha supuesto un alivio a los ojos y a la necesidad de espacio.
    Muchos besos Conxita.

    ResponderEliminar
  25. Aunque conozco la historia de Sant Jordi, me alegra que la hayas traído porque aún he conocido algo mas Conxita, la foto que la ilustra es preciosa, la casa Batlló cada año causa sensación. Gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Hola, Conxita. Una entrada muy bonita e informativa.

    Mis libros van a su aire también. Procuro tener juntos los de un mismo autor, o los de una misma editorial, una misma temática... pero los demás no están ordenados de ninguna manera (aunque sé dónde está cada uno!) porque están por toda la casa, en estantes, en muebles, sobre las mesas... Algunos tienen hasta función decorativa, cuando son ediciones especialmente bonitas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Una tradición preciosa que une libros y rosas con Sant Jordi. Aquí en León en el edificio de Gaudí tenemos un San Jorge con el dragón. A mí las flores me encantan siempre y los libros también aunque no están muy ordenados.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  28. Pues yo soy de los que me gusta tener las bibliotecas bien ordenadas, preferentemente por autor o, si no tengo muchos libros del mismo autor, por su temática.

    ResponderEliminar
  29. Pues yo soy de los que me gusta tener las bibliotecas bien ordenadas, preferentemente por autor o, si no tengo muchos libros del mismo autor, por su temática.

    ResponderEliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. Hola, Conxita, he vivido muchos años en Barcelona y conozco sobre la fiesta de Sant Jordi, aunque aquí nos cuentas pormenores que desconocía. Siempre disfruté de ese día, pues como dices; un libro y una rosa es una composición perfecta a la vez que hermosa. Desde hace muchos años, siempre he dicho que sin leer un solo día, no sé estar, aunque sean pocas páginas. Mis libros están bien colocados, son de mis adornos favoritos, eso sí, movibles y dispuestos para cuando llegue el momento de volver a leer. Pero están esos, que están a mano, justo en la mesita de noche, o en la de mi despacho... Son esos libros que parecen tener algo diferente que decirte cada vez que lo abres. Como amigos inseparables.

    Un gusto volver a leerte.
    Que tengas un bonito fin de semana.
    Un beso;)

    ResponderEliminar
  32. Mis libros por necesidad los tengo ordenados, porque me volvería loco si cada ves que busco un dato, no supiera donde está el libro que busco, y más, con la biblioteca tan extensa que tengo.
    Me ha gustado mucho conocer la información que aportas.
    Un fuerte abrazo, amiga Conxita.

    ResponderEliminar

Mil gracias por tu comentario.
Conxita

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... !--Inicio Ley cookies PdB-->