3 de enero de 2018

La suerte

Miriam cogió el décimo de lotería. «Este año, nos toca». Sonrió. Eso era lo que pensaban los millones de personas que seguían comprando una lotería que pocas veces les tocaba. Recordó la voz de su abuela cada vez que se quejaba.

—Siempre hay alguien a quien le toca, mi niña.

—Pues yo no conozco a nadie y el poco dinero que tengo no lo pienso desperdiciar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... !--Inicio Ley cookies PdB-->