17 de marzo de 2017

El Mausoleo



Por fin estaban en la casa nueva Ricardo no podía ocultar el orgullo que sentía mientras miraba a su alrededor.

«Es la casa que nos merecemos».

Lucía se lo repetía una y otra vez, estaban entusiasmados.

«La gente te valora por lo que ven» y él estaba de acuerdo, estatus y comodidad, lujo y poder.

26 de febrero de 2017

Un día más y ya son 19.345








Alicia acabó de poner los platos en la mesita frente a la chimenea, encendió una vela y miró con satisfacción el efecto creado mientras sonreía satisfecha.

«Perfecto».

10 de febrero de 2017

La de las cartas




De sopetón, la pregunta de Elsa sorprendió a Amanda.

—¿Me acompañarás?

Las dos amigas acababan de encontrarse en una de esas tardes de amigas, sin prisas y sin nada planificado.

—¿A dónde?

—He decidido ir a una echadora de cartas.

Amanda soltó una carcajada incrédula.

28 de enero de 2017

Extraños


Extraños. 

Ana miraba a los policías sin entender. «¿De qué le hablaban? ¿Por qué le enseñaban aquel papel como en las películas?»

«No, Juan Carlos no está».

«Estaba en su trabajo y después iba a jugar a fútbol. ¿Le ha pasado algo? Por favor, ¿Está bien?¿Pero está bien?»

«Sí, claro que los dejo pasar».

Contestó a uno y a otro, sin saber por qué estaban allí y mucho menos de qué iba todo aquello. Miró a su alrededor, sus vecinos estaban asomados cotilleando, enrojeció avergonzada.

«¿Qué iban a pensar de ella?»

15 de enero de 2017

Amapolas




El tiempo parecía haberse detenido como si no encontrara ningún motivo para continuar avanzando, la respiración monótona también parecía seguir su propio ritmo, uno que solo ella conocía.

Quietud y tensa espera.

El sol entraba por la ventana luciendo espléndido y sin ni siquiera disculparse por alegrar la estancia porque, aunque no debería, lo hacía sin contemplaciones.

Silencio, algún roce de tejidos y la respiración: inhalar, exhalar. Fuera, ruidos amortiguados, voces tenues. Dentro, opresión, silencio y miedo.

Unas manos acariciando con suavidad a otras inertes, la súplica en cada uno de los pensamientos. 

—No me dejes, por favor no me dejes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... !--Inicio Ley cookies PdB-->