30 de diciembre de 2015

Mis deseos para el 2016

Ese año iba a ser distinto. Lo sabía, para eso y para no quedarse en blanco, como le pasaba cada año en el momento de las campanadas, había decidido escribir su lista de deseos. 

Todos lo hacían y seguro que les funcionaba.

Alicia tenía claro que ese año iba a ser distinto, tenía que ser diferente porque ella así lo había decidido.

Animada tecleó en su móvil el enunciado de su lista...la tenía clarísima: «Mis deseos para el 2016», quería continuar, pero, sus dedos no se movían. ¿Dónde estaban las ideas? ¿Qué era lo que iba a anhelar? ¿Aquello que deseaba conseguir? Aparte de salud, paz y felicidad para los suyos, los más cercanos y para ella… ¿Qué más podía pedir?

¡Ni una idea, no podía ser!


Todo el mundo poseía una lista de deseos. Una y otra vez, sus amigos repetían todo aquello que iban a cambiar con el nuevo año. 
La televisión, la prensa, los blogs, sesudos sabios y gurús de esos que aseguraban la felicidad y la vida plena, todos hablaban de la importancia de reflexionar sobre el año que había transcurrido, hacer una revisión de aquello que no se había conseguido y proponerse metas a cumplir en el siguiente.

¡Esos sí sabían y seguro que a ellos, todo se les cumplía!

Alicia cerró los ojos y pensó que si esta vez, se lo tomaba en serio y trabajaba esa lista, al finalizar el 2016 podría decir satisfecha que, todo, lo había cumplido. Se trataba de tener objetivos, cumplir sueños y expectativas, y de eso, a ella no le faltaban.

Volvió a su lista: Escribiría diez objetivos.

Ella era menos ambiciosa que Clara, que se había propuesto recopilar durante los 365 días del año, una frase de esas positivas de autoayuda y creérsela. O Marilú, que se había empeñado en participar en una media maratón y la cosa tenía especial mérito, porque su amiga no se había calzado, en su vida, unas zapatillas de deporte. O Luisa, que había prometido que el nuevo año le traería unos buenos hábitos alimentarios y se había apuntado a una dieta milagrosa que empezaría el día uno de enero y que le aseguraba volver a usar la ¡¡¡talla treinta y ocho!!! que, desde los veinte no llevaba. 

Más típico o tópico, era la lucha de Carlos con el inglés. De nuevo, había ganado el idioma y se había apuntado a una academia, batiendo el récord del estudiante que más veces había hecho las cinco primeras lecciones sin conseguir pasar del nivel pre-básico, pero él seguía apostando por eso. O Ricardo, que año tras año pedía más tiempo libre para él, incapaz de darse cuenta que realmente no lo quería y por eso, no lo conseguía. 
Carolina era otra de la que se apuntaba a los tópicos y se pedía un novio, ¡cómo no!, guapo, rico y que la tratara bien. A Alicia casi le daba picor ese casposo deseo, sería tonta, pedirse un novio como quien se pide un caramelo…Ni que los hombres dieran la felicidad, bueno ni los hombres ni las mujeres ni nadie, la felicidad era algo que se llevaba dentro y que uno practicaba, de manera decidida y entusiasta, dejando atrás a todos aquellos “agujeros negros” que intentaban fastidiar. 
Marcos, también se había apuntado al carro de desear dedicar más tiempo a sus amigos. Alicia soltó un bufido. Otro que tal, sólo lo recordaba en el momento de prometerlo, después en su burbuja, no sabía ni lo qué pasaba en la vida de sus amigos, ni sus temores ni preocupaciones, siempre inmerso en su mundo autocomplaciente de éxitos y reconocimientos. Y así…el resto.

Y Alicia seguía sin marcar ni un solo objetivo en su lista para el 2016.

Igual, lo que tocaba era repasar su año 2015, ese que estaba a punto de acabarse, que había tenido luces y sombras. Claro que le gustaría que hubiera más luces, pero las sombras también le habían ayudado a valorar aquello que tenía.

¡Vale, por ahí no podía seguir! Mejor, centrarse en aquello que más deseaba, a ver si así llegaba la inspiración. La imagen de su trabajo, de un ascenso, de una lucha sin cuartel por ser la mejor, se le apareció al tiempo que en sonsonete oía lo de desarrollarse profesional y personalmente… Eso era una mamarrachada, otro de los típicos tópicos que se vendían de que el trabajo da la felicidad, y que quien más se esfuerza, más obtiene. ¡Mentiras!

Alicia suspiró, eso de la lista estaba resultando muy difícil. Harta de mirar la pantalla del móvil y desbloquearla porque no había escrito ni una letra, cerró el móvil.

Punto. Basta. No más. No había listas, no había deseos, no había objetivos ni metas a cumplir. ¡No, no iba a reflexionar ni a pensar ni a valorar!

¡¡¡¡¡¡ No!!!!!!

Iba a seguir viviendo, igual que había hecho en el 2015 y en todos los años anteriores, disfrutando intensamente de cada momento que le ofrecía la vida, esa vida, igual vulgar, que vivía pero que era suya y que, era única e intensa. Iba a gozar de las personas a las que amaba y que la hacían sentirse bien, apartando a todos aquellos que sólo la empequeñecían y la hacían sufrir. Iba a ser dichosa, igual que lo había sido siempre, fijándose en los pequeños detalles y dejando los imposibles para aquellos que los quisieran perseguir, porque ella iba a ser feliz, de hecho ya lo era.

Abrió el móvil y borró la lista de Mis deseos para el 2016. Sonrió, al tiempo que se decía ¡Feliz 2016!


Image and video hosting by TinyPic

69 comentarios :

  1. Yo soy de las que no hago listas, pero tengo todos mis sueños ahí bien listos, preparada para defenderlos con uñas y dientes y sobre todo ser feliz.
    Os deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
  2. Me apunto a tu lista de simple felicidad.
    ¡He llegado el primero a tu entrada! ¿Significará algo? ¿No? ¡Me da igual! Quiere decir que regreso cada vez que me salta una entrada de "Enredando con las letras" y vengo y leo, y me quedo prendado hasta el final, y me gusta, y comento, y disfruto y comparto mis opiniones. A su vez, tú me visitas, vienes a mi casa y me alientas a seguir escribiendo, me regalas tus amables palabras de amiga y eres fiel compañera en las citas y puntual en las citas.
    ¿Qué carajo de lista voy a hacer? si hago lo que más me gusta, a parte de montar en bici que también lo hago.
    Lo sencillo y lo que está más a mano es lo que te hace feliz; y tú sueles estar a mi lado.
    ¡Gracias! y ¡Un feliz nuevo año! en el que poder seguir acompañándonos más y mejor.
    Besos mi amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco por ese precioso comentario.

      Es un placer tener amigos como tu, que nos ayuden a ser felices haciendo lo que nos gusta y a los que a su vez, nosotros ayudemos. Al final se trata de eso, de hacer aquello que nos gusta, en compañía de quién nos aprecia y que disfruta compartiendo con nosotros estos pensamientos, estas ideas o lo que se nos ocurra escribir. Eso es auténtico, en lo sencillo y en lo sincero, está la grandeza de las cosas.
      Muchas gracias por estar a mi lado en esta aventura de letras y por apoyarme siempre, te lo agradezco de corazón.

      Sigamos siendo felices este 2016 y compartiendo lecturas y comentarios...y a ver si me animo de nuevo con la bicicleta, que la tengo algo abandonada, el tiempo no me da para tanto.

      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  3. Alicia se va a dedicar a vivir el presente, que a fin de cuentas es lo único cierto que poseemos.

    A veces dejamos de idealizar, porque tendemos a ser poco realistas con nuestras metas: luego viene la frustración, los malos ratos y las culpas. Por miedo a decepcionarse es que a veces uno deja de soñar, lo que también está mal.

    Feliz año nuevo, e igualmente deseo que se te cumpla lo que te propongas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes Julio David.
      El presente es lo único que poseemos de cierto, el futuro son quimeras y el pasado...pasado está.
      Vivir, eso que parece fácil y que con frecuencia complicamos con obligaciones, debes y deberías y un montón de cosas importantes que pasan por delante de una sonrisa, de un amigo, de un beso, de dedicar un ratito...y cuando uno se da cuenta, el tiempo ha pasado y la vida también y esos momentos únicos ya no se repiten, no se está a tiempo y las importantísimas cosas no te llenan el corazón.

      Seamos felices, disfrutemos de lo que tenemos y el que no sepa o esté demasiado inmerso en sus cosas...que haga listas y siga con sus cosas importantes, ellos se lo pierden.

      Feliz año también para ti y que se cumpla lo que deseas.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Genial, es lo mejor que podía hacer.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, me alegra que te parezca bien la decisión de Alicia. Como me decían en un comentario que me ha gustado es "todos somos Alicia", ojalá lo fuéramos y disfrutáramos mucho más de las pequeñas cosillas y sobre todo de vivir.
      Un beso y nos seguimos leyendo.
      Feliz 2016

      Eliminar
  5. No importa con o sin lista, siempre que se tengan sueños hay que intentar hacerlos realidad. Te deseo Feliz Año y a ser feliz! Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Elena y gracias por comentar.

      Justo se trata de eso, de tener sueños, de luchar por ellos contra viento y marea y no dejar que nadie nos desanime, ni siquiera nosotros mismos.

      Soñar y soñar para seguir cumpliendo aquello que nos hace felices, porque mientras lo intentamos ya lo somos.
      No se trata solo de llegar a la cima, el trayecto...se ha de disfrutar más incluso que estar arriba del todo.

      Con frecuencia parece que se olvida ese disfrute y sólo importa estar arriba, ser el mejor, el más grande, el más poderoso...y ahí se nos pierden el disfrute porque no tenemos tiempo ni de sentarnos a gozar de lo que hacernos, inmersos en el "más, más, más", no se es ni siquiera capaz de disfrutar de las cosas sencillas, nos perdemos vivirlas.

      Un abrazo y feliz año también para tí.

      Eliminar
  6. Sueños, ilusiones, es el motor que nos mueve, conseguirlos o no ya no es lo importante. No tener ilusiones es asfixiarte tu mismo.Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcos por tus sabias palabras.
      Los sueños y las ilusiones son las que nos mueven y eso es lo que importa disfrutar intensamente de lo que se está haciendo, poder mirarlo, recrearnos, disfrutar de esos sueños.

      Cuando esos sueños te convierten en un ser dentro de una jaula de oro, con cada vez más obligaciones, menos tiempo para disfrutar y viviendo de cualquier manera para ellos, para mí deja de ser un sueño, como tu dices asfixia...porque no se tiene tiempo ni de disfrutar y entonces...¿eso es un sueño o una obligación para seguir alimentando al sueño que nos asfixia porque no nos deja vivir? Aunque no nos demos cuenta, sonriamos satisfechos y pensemos que esa vida es la que nos gusta porque estamos haciendo lo que queremos. ¿Lo hacemos? ¿O nuestro sueño nos ha engullido? Eso, es otra cosa pero no un sueño. ¿Y por qué no nos damos cuenta?

      Disfrutar del camino y no sólo de llegar a la cumbre, disfrutar del momento, de las pequeñas cosas, de aquellos a los que queremos, de la vida.

      Feliz 2016

      Eliminar
  7. Los deseos y los sueños no pueden faltar nunca...Mis mejores deseos para ti.
    ¡Feliz y prospero Año Nuevo! y mi abrazo grande y sincero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maite por tus deseos, que devuelvo para ti.
      Bon i feliç any nou.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Quienes hacen listas por el calendario casi nunca cumplen lo apuntado. ¿Por que empezar el uno de un año? Si sabes algo que te apetece empiézalo en el momento que te das cuenta de que te apetece. Sea el dia de la semana del mes que sea.

    Pero tu prota es sabia, elige disfrutar de la vida que es eso que pasa cada momento de cada día.

    Y cuando algo le interese lo acometerá en el momento que le apetezca, no en fecha marcada.

    Me gusta especialmente; "...apartando a todos aquellos que sólo la empequeñecían y la hacían sufrir". Ese es el primer paso para sentirse bien, alejar a quienes aportan negatividad.

    Que tus días sean plenos, que te encuentres con personas que te aporten sonrisas, que te atrevas a todo lo que te apetece.

    Que exprimas los dias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que a primeros de año, a la vuelta de vacaciones...son periodos que se prestan a que nos pongamos "deberes", que con frecuencia se olvidan enseguida a no ser que nazcan de las ganas que tenemos de hacer eso a lo que nos hemos comprometido y tal y como tú dices, eso que nos apetece lo podemos hacer en cualquier momento del año, que parece mucho más efectivo.

      Yo no soy de muchas listas, pero sí de muchas ilusiones y sueños que intento llevar a cabo, aunque sea poquito a poquito, porque soy de las que cree en disfrutar también del camino, no sólo de la meta.
      Los años, creo que ayudan a saber alejarse de aquellos que nada aportan y eso es lo que mi protagonista también ha aprendido, que ha de dejar fuera de su vida a los que hacen sufrir y provocan lagrimas aunque te digan palabras bonitas, porque las palabras sin hechos...no son nada, haz y no digas, Creo que es de las primeras reflexiones que vi en tu blog y que me encanta, porque es tan cierta!!! Muchas personas practican el arte de las bonitas palabras y sus hechos los desmienten uno tras otro, solo son palabras y personas vacías. Apartar a esos agujeros negros que absorben nuestra energía.

      Te deseo lo mismo para ti, aunque me parece que es lo que ya practicas. Días plenos, sonrisas y amor de gente que valga la pena y atreverse con aquello que te apetece.

      Hasta el próximo año.

      Eliminar
  9. Yo leo este artículo y no se que pensar Hacer una lista de propósitos si después no se cumplen, mejor no hacer lista. Es mejor ir viviendo lo que a cada uno le acontece y vivir el día a día. Por que ya se encargaran otros de que se tuerza lo que quieres emprender. Si te ilusionas mucho al poco tiempo ya no existe ilusión, Si no te ilusionas te asfixias. Es mejor vivir y soñar dejarlo para otro momento. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida María del Carmen, gracias por leerlo y comentar.

      No puedo decir con certeza cuantas de estas listas se cumplen o simplemente se quedan en eso, en una lista de buenos propósitos que en unos días se aparcan, para mi lo que importa es tener objetivos, sueños, ilusiones y ponerte a hacerlas realidad.

      Claro que es difícil, ¡¡mucho!! y con frecuencia nosotros mismos somos los que ponemos más dificultades, pero es importante tenerlos e intentar llevarlos a la práctica. Es importante, muy importante vivir el momento, disfrutar intensamente, pero, para mí, sin dejar de soñar nunca. Eso no quiere decir que sólo tengas que soñar en imposibles que nunca llevas a la práctica, no, para mí es intentar conseguir aquello que te hace feliz, sin desfallecer aunque se ponga muy difícil y disfrutar de cada momento en que lo estás haciendo...
      A veces otros, como bien dices, se encargaran de torpedearlos, de desilusionarte o de herirte, pero uno mismo...se siente bien porque ha creído en ellos, lo ha intentado y disfrutado...el premio no sólo es llegar a la cima, se aprende y disfruta mucho por el camino viviendo.

      Un saludo y feliz año nuevo

      Eliminar
  10. Yo siempre digo que lo peor en este mundo que se puede perder es la ilusión. Si uno tiene ilusión ya tiene mucho. Feliz año wapetona. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Natalia y feliz año.

      Si se pierden las ilusiones, al final... ¿Qué queda? se trata de soñar, imaginar, desear...eso es un buen motor para hacernos vivir intensamente.

      Un saludo y que los sueños nos acompañen.

      Eliminar
  11. Hace años, por estas fechas, me proponía sólo dos o tres cosas que realizar en el año que entraba pero nunca las hacía, a cambio sí que realizaba otras que no pensaba que fueran posibles. Así que ahora no me propongo nada especial, sólo disfrutar del momento y cuando uno de esos momentos es muy bueno grabármelo bien en la memoria para recordarlo cuando lleguen los malos.
    Un beso, Conxita, feliz año!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año nuevo Kirke.
      Yo no hago listas porque no soy de plantearme muchos propósitos a principios de año, después del verano...no, no lo hago, eso sí tengo muy claros algunos de mis pendientes como el inglés...pero hace algún tiempo, que me dí cuenta de que si no hacía las cosas era porque no me apetecía, así que ahora las hago en el momento en que me apetecen y seguro que las cumplo.

      Tu propósito, lo comparto. Disfrutar del momento es fantástico, ojalá nos lo grabemos todos y lo hagamos en cada uno de nuestros días. Disfrutar del aquí y ahora y de las cosas que nos hacen felices.

      Un beso y disfruta intensamente del 2016

      Eliminar
  12. Vivir el presente, siendo consciente de su fugacidad, y soñar con el pasado y el futuro... Poco más podemos hacer...

    E intentar por todos los medios ser feliz

    Un abrazo, y el deseo de felicidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ildefonso.
      La fugacidad del presente, de los buenos momentos, de la vida...hay una frase de una canción de John Lenon "beautiful boy (darling boy)"
      Life is what happens to you
      While you're busy making other plans
      (La vida es lo que te pasa a ti, Mientras esta ocupado haciendo otros planes)

      Vivamos intensamente y dejemos para otros los planes y estar muy ocupados.
      Feliz año 2016
      Un saludo

      Eliminar
  13. Reflexionar sobre el año que acaba y hacerte una lista de objetivos no es buena idea desde mi punto de vista. Si no lo consigues te generará estrés e incluso que te baje la autoestima.
    Es mejor tener sus en la vida (en general) sin plazo fijo y disfrutar el momento como si no hubiera un mañana.
    Muy Feliz Año Nuevo, Conxita. Te deseo lo mejor de lo mejor, muchas alegrías y risas.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año Erika,
      Es lo que se "recomienda", pero cada persona es diferente y necesitamos cosas distintas. Las recetas que a todos se aplican, a otros pueden generar estrés o frustración, lo mejor...hacer las cosas cuando nos apetezcan, no marcar plazos (a no ser que sean imprescindibles, claro) y disfrutar el momento, totalmente de acuerdo contigo.

      Te deseo lo mejor, muchos apapachos mexicanos. Hoy me he enterado que son caricias en el alma. La palabra viene del Náhuatl, lengua indígena con un trasfondo en los significados. La persona que me lo ha explicado me ha dicho que "Muchos creen que los apapachos sólo son abrazos.. No es así, son caricias para el alma! "

      Yo utilizo con frecuencia esas caricias en el alma para describir aquellas cosas, sensaciones, emociones, palabras... que me llenan, esos "abrazos para el alma", me ha encantado aprenderlo y compartirlo.

      Muchos apapachos
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Y ya está, así de fácil es. Esa es exáctamente mi filosofía para cada año, solo que no fracaso dándole vueltas a una lista imposble que de todos modos -a quién voy a engañar- no seguiría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Holden.
      Me encanta tu filosofía, ¡¡es de sabios conocerse!! Yo no hago listas porque creo, como tú, que no las seguiría...seguramente, mi inconsciente me ayudaría y ¡¡¡ perdería la lista!!!

      A mi me sorprenden esto de las propósitos de año nuevo, pero es muy habitual y muchísima gente lo hace, desconozco realmente qué proporción son los que los cumplen y si los hace felices, perfecto. Al final se trata de hacer aquello que te hace feliz, si son listas...pues listas, si son no listas, pues no listas...ser feliz, que la vida son dos días. Yo, me apunto como la protagonista del relato, a no hacer listas, simplemente vivo y cuando algo me apetece hacerlo, lo hago.

      Un saludo

      Eliminar
    2. Quería pasarme a contarte sólo que ya ha terminado mi pequeña historia como la de Jaime. Me apetecía que lo supieras.

      Eliminar
    3. ¿Te ha llegado el correo?
      Un saludo

      Eliminar
  15. Me ha gustado mucho la decisión final de Alicia, es de lo mejor que podría haber hecho! Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Iris y bienvenida por estas letras.
      Me alegra que te haya gustado la decisión de Alicia, parece fácil pero con frecuencia las personas nos complicamos y mucho la vida, en lugar de simplemente vivirla.
      Al final, las cosas sencillas son las que nos hacen más felices.

      Un saludito

      Eliminar
  16. Feliz 2016!!!
    Hermoso relato. Inspirador. Y los comentarios y tus respuestas me hicieron sentir mejor.
    Mi lista de deseos sólo tiene un ítem: coraje para enfrentar mis miedos.
    Gracias Conxita. Felicidades. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvana y bienvenida al blog,
      Me alegra que te haya gustado el relato y los comentarios.

      Seguro que el coraje ya lo tienes, y los miedos..verás como se hacen muy pequeños y los acabas venciendo. La cuestión es ponerse...

      Espero volver a recibir tu visita en otros relatos y también tus comentarios. Como le decía a Erika en un comentario anterior, hoy he aprendido que hay una palabra, los apapachos, en Náhuatl, una lengua indígena, que son caricias en el alma, para mí vuestros comentarios, las cosas que me comentáis, son caricias en mi alma. Muchísimas gracias.

      Así que compañera, te deseo muchos apapachos para el 2016.

      Saludos

      Eliminar
  17. Las listas son útiles para aclarar las ideas pero siempre han de hacerse en determinadas circunstancias: primero, porque te has dado cuenta de que lo necesitas y sólo te das cuenta de ello cuando te paras en seco y miras dentro de ti (más allá de los anhelos, más allá del dolor). Es necesario pararse, coger lápiz y papel y escribir, ya sea por un lado lo que se quiere y por el otro lo que se tiene; o lo bueno de una cosa y lo malo de la misma. Lo que nunca debemos hacer es perseguir una meta imposible ni castigarnos porque, efectivamente, somos incapaces de hacerlo. Las listas deberían ayudarnos, no frustrarnos. De modo que haz listas siempre que sientas que lo necesitas y ante todo, párate y escúchate (las mejores respuestas se encuentran muy adentro de nosotros mismos y muchas veces sí, duelen, pero es necesario hacerlo).
    Que el 2016 te traiga todo aquello que necesites (aunque puede que lo que necesites no sea necesariamente, lo que quieras tener -siempre te quedarán las listas-).
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar por tu visita.

      Como todo, se trata de saber qué nos va bien a cada uno de nosotros, el que necesite listas, ¡que haga listas! y al que le estresen, ¡que no las haga!. Lo que importa es sentirse bien con lo que se hace y en el momento en que se hace, porque al final si una cosa nos tiene que generar inquietud...¿para qué hacerla? Hagamos las cosas más sencillas.

      Yo, como Alicia, no soy mucho de listas...ni siquiera cuando tengo que hacer la maleta y en este caso, sí lo intento, pero siempre las acabo perdiendo. Eso sí, parece que siempre acabo llevando lo que necesitaba y si algo me falta, me aguanto.

      Feliz año nuevo y si te apetece me encantará saber tu opinión de otros de mis relatos.

      Un saludo

      Eliminar
  18. Vivir el presente es maravilloso, como Alicia, inhalar paz y sonreir al corazon, vivir este ahora plenamente. Tambien es maravilloso guardar listas de metas, objetivos, retos y seguirlos apasionadamente pero sin apegos.
    Hermoso relato!!
    Feliz 2016!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia y bienvenida,
      Me alegra que te haya gustado.
      Como dices hagamos aquello que nos haga felices, vivir plenamente el presente, con o sin listas, porque al final lo único que importa es aquello que nos llena y nos hace estar bien.
      Un saludo y si te apetece me encantará saber tu opinión sobre otros relatos del blog.
      Feliz año que iniciamos lleno de todo lo que que queramos hacer...

      Eliminar
  19. Muy bueno, Conxita, soy de las tuyas, yo tampoco hago listas , muy inteligente la conclusión final. Gracias por tu visita a mi blog. Si me dejas me quedo.
    Besosn y Feliz 2016

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Celia y muchas gracias por comentar y por supuesto que me encantará que te quedes y saber tu opinión sobre mis relatos.
      Al final, la conclusión a la que llegas es que se trata de hacer aquello que sea mejor para nosotros, quien quiera listas que las haga y quien no quiera que no. Es que nos complicamos mucho!!!
      Por cierto me ha encantado la resolución del misterio...¡qué miedo!, yo pensaba que era inventado...
      Un saludo y hasta pronto.

      Eliminar
  20. Hola: me identifico con Alicia. No me gusta hacer listas por hacer. Creo que el gran logro es qu vivamos medianamente felices y que valoremos las pequeñas situaciones que nos aportan felicidad. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas y la forma que tienes de escribirlas. En este momento tengo un blog dedicado a los jóvenes y Educación que te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ . Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta, bienvenida a mi blog.

      Me alegra que te gusten los temas que toco, supongo que como bien dices, diferentes temas. No tengo temas concretos, es algo que veo, siento o escucho y que me apetece contar. Ahora sí que he iniciado una serie y en esa los relatos giraran alrededor del amor, pero desde distintos puntos de vista.
      Me encantará pasarme por tu blog y leerte, por supuesto.

      Un saludo y me encantará conocer tus opiniones sobre mis relatos. Es de las cosas que más me gustan, aparte de escribir.

      Que tengas un feliz lunes.

      Eliminar
  21. Me encanto el relato pero sobre todo esto: "disfrutar intensamente de cada momento que le ofrecía la vida" considero que ello llena cualquier lista de deseos para un año o para una vida, siempre debe haber metas y esta es a mi punto de vista la mas importante de todas.
    Te deseo un feliz año, gracias por la invitación Conxita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josue por leerlo y por supuesto bienvenido.

      Me pareció al leer tu relato era complementario con el mio, porque al final se trata de lo mismo, de hacer aquello que nos haga estar bien con nosotros mismos, creer en nosotros y en que podemos cumplir los posibles y los imposibles, dicen que estos tardan un poquito más, pero es cuestión de paciencia y de saber lo que se quiere.

      Un saludo y feliz año también para ti.

      Eliminar
  22. Eso intentaremos: vivir intensamente cada momento¡¡¡ Gracias por hacerme reflexionar¡¡¡ un beso enorme¡¡ genial relato¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francis a ti por tus palabras. Vamos a intentarlo y que el 2016 lo vivamos muy intensamente.

      Me alegra que te haya gustado y servido de reflexión, a veces toca verlo escrito para darnos cuenta de qué es lo que debemos priorizar, para mí...ser felices.

      Un saludito

      Eliminar
  23. Tu cuento me ha hecho pensar en las veces que nos sentimos desgraciados porque no se cumplen nuestros deseos y no nos damos cuenta de que la felicidad está en saber disfrutar de las cosas cotidianas, lo que está ahí y a veces no sabemos ver.

    Feliz 2016, Conxita. Que se cumplan tus deseos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, lo has descrito perfectamente, buscamos en otras cosas cuando lo tenemos a tocar de los dedos. Supongo que en una sociedad tan consumista y donde se nos "machaca" con el más, más, más...darse cuenta de que son las cosas sencillas, las que tenemos a nuestro alrededor, la que nos alegran el alma y nos calientan el corazón. Disfrutemos de los detalles, de la vida y dejemos para los que no sepan hacerlo, buscar imposibles y perseguir aquello que tienen si aprenden a mirar.

      Un saludo y feliz 2016, en el que se cumplan también los tuyos.

      Eliminar
  24. Me ha gustado mucho. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita y dedicarle tiempo a su lectura.
      Me alegra que te haya gustado. Hasta pronto.
      Saluditos

      Eliminar
  25. Pues Feliz 2016 sin propósitos. Con lluvia y nieve.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ignacio por tus deseos, igualmente para ti, que tengas un 2016 lleno de lo que te apetezca aunque sea con lluvia y nieve, que parece ser que ya tocaba, aunque yo prefiero el sol y el verano.
      Un abrazo

      Eliminar
  26. Hola Conxita!!! me apunto sin dudarlo a la lista de sueños, que la vida siga su rumbo y que disfrutemos cada momento tal y como llegue, nada de los típicos tópicos que como bien dices al final nadie acaba cumpliendo o bien por pereza o por que son inalcanzables, así que lo mejor es vivir la vida día a día y disfrutar!!! me ha encantado tu relato, lo he disfrutado muchísimo.
    Me encanta tu blog y si me lo permites me quedo por aquí :)
    Un beso.
    Isa
    El desván de las delicias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isa y por supuesto encantada de que te quedes en el blog, bienvenida.

      Pues sí el problema de las listas es que al final muchas veces no se acaban cumpliendo y es mejor hacer las cosas cuando nos apetecen, porque entonces sí que las hacemos. Las obligaciones...pues las justas, las que no tenemos más remedio pero en aquello que buscamos para nosotros, seamos más libres, hagamos las cosas cuando tengamos ganas, disfrutemos.

      Me alegra que te haya gustado el relato y estoy contigo en que disfrutemos de la vida, de los momentos y de las cosas que nos apetecen.

      Un saludo

      Eliminar
  27. Hola Conxita! hoy es mi primera vez que comento y lo hago encantada.
    Si somos conscientes de que solo existe el presente, porque el "futuro" no es otra cosa que la consecuencia de las opciones que tomamos ahora, llegamos a la conclusión de que no nos hace falta crearnos una bola de nieve con grandes metas que a primera vista nos parecen maravillosas, pero que a la larga solo son una pura fantasía imposible de lograr. De modo que esta opción de Alicia, también me parece la más acertada, ya que la felicidad consiste en eso, en disfrutar de las cosas más simples pero al mismo tiempo más maravillosas, como la sonrisa de un niño, el canto de un pájaro, la lluvia empapándonos la cara o esos saltos en los charcos...
    Un relato para reflexionar que también me ha gustado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y por tu comentario, me alegra que te haya gustado.

      Tienes razón que las cosas más simples son las que te llenan el corazón, pero es curioso que lo sabemos y en el día a día nos olvidamos y se acaba buscando más y más, cuando las cosas que nos hacen felices están a nuestro lado, solo tenemos que aprender a mirar y disfrutar, de todas eso tan bonito que como tú dices tenemos a nuestro alrededor como la sonrisa de un niño o la de alguien que te quiere, de un beso, disfrutar de los amigos, de aquellos que nos quieren...

      Me gusta la reflexión que aportas, de que sólo existe el presente, porque el futuro no es más que las consecuencias de las opciones del ahora, interesante, muy interesante. Nos preocupamos más por lo que no controlamos que por lo que está pasando en este preciso momento, aquí y ahora y mañana ya se verá.

      Un saludo

      Eliminar
  28. La opción de Alicia no me parece menos difícil que correr la media maratón. Las prisas, la dispersión, entre otros, son obstáculos que nos impiden pararnos a disfrutar de los más sencillo. Creo que el comienzo del año siempre es bueno para reflexionar en este sentido, tu relato ayuda. Yo he hecho mis propuestas para el nuevo año, que van por los derroteros de Alicia, pero que también incluyen, como no, cosas más concretas. Veremos a ver si lo consigo.
    Un abrazo y feliz entrada de año Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año también para ti Gerardo y gracias por tu tiempo.
      Estoy de acuerdo que la opción de Alicia no es fácil, pero seguro que la hará sentirse fantásticamente bien, a veces necesitamos recordarnos que no es necesario tener la luna para ser felices, solo mirar a nuestro alrededor y disfrutar con las pequeñas alegrías que la vida nos proporciona, simples pero que están ahí para que las gocemos:una sonrisa, disfrutar de una mirada, de un beso, de una conversación, de un paisaje, de algo que has trabajado, de los tuyos, de tu esfuerzo...pequeñas cositas que llenan el alma.

      Yo creo que debemos hacer aquello que nos haga estar bien, si no te funcionan las listas, pues no hagas y si te apetece hacerlas, pues hazlas, es cuestión de hacer las cosas cuando nos apetecen y queremos hacerlas, porque entonces las haremos, seguro que si las has puesto es porque quieres hacerlas y hay muchas posibilidades de que lo hagas.

      Un saludo

      Eliminar
  29. Tiene toda la razón Alicia.
    Las listas de deseos son para los insatisfechos.
    Creo que éste año yo si debería hacerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja no creo que las listas sean para los insatisfechos, ya sabes que eso de las etiquetas nunca va bien.

      Ya nos dirás qué tal resultan tus buenos propósitos, el principal ser muy feliz.

      Bienvenida y muchas gracias por leerlo y comentar.

      Eliminar
  30. A mi modo de ver no es que sea malo hacer propósitos, y el año nuevo es el momento para ello (quién no lo ha hecho alguna vez) El año pasado yo hice unos cuantos, je, je... y esta Año Nuevo, al pensar en esos mismos propósitos he visto que unos se han cumplido y otros no, pero no por el hecho de habérmelos planteado como tal, sino más bien por el propio discurrir de mi vida. Por eso este año pensé, no en hacer nuevos propósitos ni en abordar con renovadas fuerzas los antiguos, sino en hacer de mi vida un despropósito. Como dijo alguien, quizás ya es hora de dejar de aprender y comenzar a desaprender. Tal vez así seamos más felices, dejando que sea nuestra vida la que marque su propio camino. Cómo dijo otro, a fin de cuentas lo va hacer igual, pero si nos dejamos, tal vez duela menos.
    Y después de toda esta sarta de sinsentidos (o no, depende de para quién), con propósitos o sin ellos, te deseo que tu 2016 sea un buen 2016
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isidoro, gracias por pasarte y compartir tu opinión.

      Yo no creo que sea ni bueno ni malo hacerse propósitos, depende de cada uno, lo que le vaya bien y con lo que se sienta cómodo.

      Seguro que ese despropósito que dices, no lo es tal y que aún sin marcarte propósitos, seguro que los haces e igual con más energía. Igual, más que la vida que nos guíe que también, que sea nuestra actitud positiva, de disfrutar de lo que tenemos, de lo que hacemos en cada instante aunque sea pequeño, diminuto o poco importante, pero lo estamos haciendo porque estamos vivos, disfrutemos esa vida que tenemos, es corta y se nos gasta pensando en imposibles.

      Feliz año también para ti y espero seguir disfrutando de tus letras y de tus visitas.
      Un saludo

      Eliminar
  31. Alicia se ha dado cuenta de que lo importante no es hacer una lista identificando lo que se quiere conseguir, que la vida no es un ir a la compra. Lo importante es saber lo que no se quiere, tenerlo claro en el corazón, y vivir en consecuencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola EmeM, gracias por tu visita y tu tiempo.

      Pues tienes razón que a veces parece que nos pensemos que la vida es eso hacer una lista con lo que queremos y a comprarlo...la sensación de que con dinero todo es posible, porque todo tiene un precio pero...las cosas más importantes no son ni las más caras ni las más apreciadas ni las más poderosas, es ese sentirse bien con lo que tienes a tu alrededor, sentir de corazón como tu dices y vivir en consecuencia.

      Repito esa frase de la canción de John Lenon de "La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes."

      Vivamos y seamos felices, eso es lo que cree Alicia y a mi ya me parece bien.

      Un saludo y espero volver a verte pronto de vuelta, me encantará saber tu opinión sobre otros relatos.

      Eliminar
  32. Uno de mis deseos para está semana es que actualices.

    jijijijijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en ello...A ver si tengo ese tiempo que se me escapa entre las manos, qué fugaz y efímero y que rápido pasa...
      Un saludo

      Eliminar
  33. Creo que hay que vivir todo slos momentos con absoluta intensidad y dejarse llevar, si nos proponemos objetivos que sean para el dia siguiente y que os hagan aflorar una sonrisa por lo que viene, pero jamas a largo plazo, porque los años te enseñan que por muchas cosas que intentas desear para los años venideros se cumplen algunas pero no todas, demodo que mejor dejemonos llevar y vivamos el presente y como tú bien dices con felicidad. TERESA CLOQUELL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teresa y bienvenida, creo que somos muchos los que creemos en vivir los momentos con intensidad, pero eso que sabemos con el corazón, a veces se nos olvida y es importante mirar a nuestro alrededor, disfrutar de cada momento y pensar que lo que tenga que llegar, llegará...sin buscarlo, sin esperar demasiado, simplemente vivir y disfrutar ese vivir con felicidad.
      A mí como Alicia me gusta hacer las cosas cuando me apetecen, no ponerme listas...pero a otros les va bien ponerse objetivos y nuevos propósitos, hagamos los que hagamos desde la tranquilidad de que es lo mejor para nosotros, sin estresarnos ni frustrarnos en exceso, dejarnos llevar un poco, ser auténticos y disfrutar de la vida.

      Un saludo y espero volver a verte pronto de nuevo por el blog. Me gustará intercanviar opiniones, me encanta.

      Eliminar
  34. Gracias por tu relato, me ha gustado mucho. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tizire por leerlo, me alegro que te haya gustado.
      Feliz año aunque hayan pasado ya unos días y que se cumplan nuestros sueños.
      Un abrazo

      Eliminar

Mil gracias por tu comentario.
Conxita

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... !--Inicio Ley cookies PdB-->