25 de marzo de 2018

Cicatrices de plata


El tiempo no regresa... 
Donde no puedas amar, no te demores. 
Frida Kahlo.


Cristina se miró en el espejo retocándose los labios, se fijó en las hebras blancas que habían aparecido como hilillos de plata marcando el territorio.

«Si arrancas una te salen siete».

No sabía si era cierto pero no pensaba tocarlas. Eran una parte de ella como las arrugas que rodeaban sus ojos y las que cercaban su boca, era lo que había reído y llorado, lo vivido.


Miró su reloj. No quería hacer esperar a Carlos. Marcos no iría a la cena. «Estaba demasiado ocupado», eso era lo que más le había dolido.  Carlos con su «para una amiga no me falta el tiempo», la recogería a las nueve. Esa muestra de cariño le había llegado al alma que aunque no sabía dónde estaba sí parecía dolerle con frecuencia en esos tiempos. Últimamente se preguntaba cada vez con más insistencia qué eran Marcos y ella y si eran algo. Se había perdido también en las nuevas nomenclaturas. ¿Amigovios? ¿Amigos con derechos? ¿Frees? ¿Follamigos? ¿Amigos con derecho a roce? ¿Pareja ocasional? Su incapacidad para nombrarlo igual respondía a su imposibilidad para entender esa relación que le lastimaba más de lo que le gustaría. Estaba enamorada de él. ¿Él? No lo sabía. A ratos creía que sí. A veces se engañaba, otras era una convencida. Pocas, era realista.
Dolía.

Llegó puntual a la cita. Carlos ya la esperaba. Él sí era un hombre feliz, sencillo igual que su «a vivir que son dos días y uno ya lo tenemos medio gastado». Contagiaba su vitalidad a aquellos que lo rozaban. Hicieron el trayecto charlando de todo y de nada en especial, Carlos no preguntó por Marcos. Ella tampoco lo nombró aunque no podía evitar pensar en el ausente.

A pesar de sus dudas, la velada discurrió entre risas y sólo María se interesó por Marcos. La respuesta tajante del resto de sus amigos le indicó que, excepto ella, todos sabían la clase de egoísta que era su ¿pareja?
Carlos los invitó a las copas por su cumpleaños. Ese nuevo gesto hizo que Cristina se interrogara sobre cuántas veces el triunfador Marcos había tenido un detalle con los amigos. No recordó ninguno. Una vez más lo disculpó, no quiso admitir que no se trataba de decir sino de hacer como Carlos. Lo miró, sonrió al ver el cariño con el que trataba a Clara que llevaba unos meses muy fastidiada por su falta de oportunidades laborales. No era necesario que se ofreciera, todos sabían que podían contar con él.
Cristina pensó en las veces que le recordaba a Marcos que era el cumpleaños de sus amigos o que Clara estaba pasando una mala racha o que ella misma estaba preocupada. Sí, entonces él los llamaba o enviaba un mensaje pero no era eso, porque a Marcos no le preocupaba nadie ni siquiera ella. Le dolía pero después cuando él le dedicaba tiempo se olvidaba y lo perdonaba todo.

Carlos la llevó de vuelta a casa. La costumbre hizo que le insistiera en que la dejara en la esquina pero su amigo lo descartó con su «no me viene de cinco minutos». Sintió la mirada de Carlos hasta que entró en el portal de su casa y entonces sí escuchó su coche alejándose. Cristina se recostó en la puerta mientras con tristeza pensaba en las prisas de Marcos, en cómo la soltaba en la esquina y desaparecía casi antes que hubiera llegado a la acera. A veces ella le insistía en que esperara pero notaba su impaciencia en ese perder el tiempo que era para él su miedo.
Mientras se acostaba pensó que la amistad era pintar sonrisas, un oído atento, un gesto cariñoso, un cuenta conmigo sin necesidad de decir y momentos de disfrute compartido.

Cogió su móvil. 
Marcos. Sus mensajes. Excusas. Falta de tiempo. Ocupaciones. Agenda. Mentiras. Egoísmo. Estrés. Trabajo.

Leyó su último mensaje.

«Cris no te lo creerás pero no tengo tiempo ni de contestarte. Te prometo que luego lo haré con calma».

Notó el dolor que esas letras aún le causaban. Ya no quería engañarse más. Si debía suplicar su cariño y su tiempo, esa persona ni la quería ni le interesaba

Con suavidad, puso su dedo en el chat con su nombre.
¿Eliminar chat?

Sin dudarlo pulsó eliminar.

Ella no lo echó de menos.

Image and video hosting by TinyPic

111 comentarios :

  1. Decía Aznavour que la gente felíz no tenía buenas historias que contar. Quizá ahora, CRis, tendrá una para hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía Tot Barcelona que Aznavour decía eso, igual es que cuando uno es feliz está ocupado en serlo y no se acuerda ni de decirlo. En cambio parece que el desamor se presta más al lamento, aunque me parece a mi que a Cris le irá mucho mejor sin esa persona. Dice Prado Nunca le seas infiel a tu amor propio.

      Saludos

      Eliminar
  2. Pues menos mal que se lo reconoció a sí misma, Conxita, por mucho que le duela debe afrontar la realidad, quizás Carlos no es más que un amigo, pero desde luego es un buen amigo, nada que ver con Marcos, su ni-ella-sabe-qué. Has reflejado muy bien que a determinadas edades uno no está para perder el tiempo con personas que no merecen la pena, mejor borrarlos de un plumazo de nuestra vida (no sólo del chat ;)). Enhorabuena y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Eva y es que aunque no se quiera ver hay personas que no merecen que se las tenga presente y llega un momento en que no se puede negar lo evidente como le pasa a la protagonista.

      Elvira Sastre en Baluarte muestra esa dependencia que se da en amores intensos, lo cuenta así:
      Día 12 sin ti:
      He conocido a alguien,
      Soy yo.
      Voy a darme una oportunidad.


      Gracias por tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  3. He estado fuera bastante tiempo y hoy me topé con dos relatos tuyos sin leer,... ambos sobre la delicada línea que separa la amistad del amor. Me ha encantado Conxita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Norte y gracias por dedicarme ese bien tan preciado que es el tiempo y sí, como bien dices mis dos últimos relatos están relacionados con esa delicada línea que separa la amistad del amor, qué bonito lo has expresado.

      Gracias por tus palabras.

      Feliz semana y buenas mini o maxi vacaciones.

      Eliminar
  4. Qué bien has reflejado esos aparentemente pequeños detalles por los que se conoce con bastante profundidad cómo es una persona.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chema a mi también me parece que con los pequeños detalles se conoce a las personas y justo más que con lo qué se dice es con lo qué se hace.

      Recuerdo que un conocido siempre repetía ese non verba, facta y lo más curioso es que justo esa persona no se lo aplicaba aunque estaba convencido que lo hacía y es que las personas con frecuencia vemos los defectos en lo ajeno pero los nuestros cuestan de reconocer.

      Mi protagonista escuchaba unas palabras a veces llenas de amor pero los actos no se correspondían y por fin se dio cuenta que era mejor no perder el tiempo con una persona que no la merecía.

      Un beso y feliz semana

      Eliminar
  5. Tiene razón tu protagonista, quien no sabe estar a nuestro lado en las pequeñas cosas tampoco va a estar junto a nosotros en las grandes necesidades. Tanto la amistad como el amor requieren una dosis de generosidad y de entrega.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante esa generosidad y entrega que remarcas Ambar, es importante que sea recíproco porque si siempre es el mismo el que pone los esfuerzos es igual que el otro no vale la pena.
      Las pequeñas cosas igual son grandes cosas para el otro y cuando uno quiere a otra persona la quiere, se preocupa por ella, por su bienestar, por esos detalles que sabe son importantes, desde luego Marcos era incapaz de ver más allá de él mismo. Cris hizo bien en olvidarlo pero a veces eso evidente que los otros ven, el interesado lo niega hasta que lo puede ver.

      Besos y feliz semana

      Eliminar
  6. Menos mal que ella supo reaccionar. Cuántas veces estás relaciones se enquistan porque nos empeñamos en ponernos una venda en los ojos y alargamos el sufrimiento. Como te he dicho alguna vez me gusta mucho como dejas siempre abierta la puerta a la esperanza.
    Un beso muy grande y mis felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Ana, hay muchas veces en que no se quiere ver que algo no funciona, que el otro no siente lo mismo y que por más que uno quiera no es suficiente para los dos. Mi protagonista consigue darse cuenta que aquello que justificaba, no era bueno para ella y ella es muy importante.
      Le citaba a Eva un pequeño fragmento de una poeta Elvira Sastre que acabo de descubrir gracias a Juan Carlos G

      Día 12 sin ti:
      He conocido a alguien,
      Soy yo.
      Voy a darme una oportunidad
      .

      Me pareció precioso.
      Me gusta que mis protagonistas tengan opciones, que sean capaces de superar eso que les duele y volver a sonreír.

      Besos y feliz semana

      Eliminar
  7. La dejadez puede con los afectos. Esos teléfonos de ahora parece que permiten estar y no estar, ser y no ser, fingir sin decidir.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Soros tanto en el amor como en la amistad es necesario ser cuidadoso y tener en cuenta esos pequeños detalles que para el otro pueden ser muy grandes.

      Interesante tu reflexión sobre ese estar y no estar y fingir sin decidir que la tecnología permite hacer con más facilidad, es aquello de decir pero no hacer y es que poner un mensajito es mucho más fácil que demostrar haciendo. Son esas falsedades de las nuevas tecnologías como esos montones de amigos en facebook o esos que se creen periodistas en twitter.

      Saludos

      Eliminar
  8. Desde luego cuando se inician relaciones a veces las cosas están claras; otras no como en este caso. Ella quiere una relación seria y él parece que no. Si las intenciones de ambos no concuerdan, es mejor hacer como ha hecho tu protagonista: adiós y a otra historia.
    Muy bien contado, Conxita.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ziortza cuando uno está enamorado a veces quiere ver amor en cualquier gesto, se disculpa y se quita importancia a aspectos que dañan, cuando alguien importa no falta el tiempo, se consigue de dónde sea, no hay distancias ni hay ocupaciones. Como bien dices no coincidían sus expectativas y entonces mejor no demorarse.

      Me alegra que te haya gustado.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Hola, el fin justificando sus medios, no hay declaraciones de intereses cuando la voluntad es inequívoca....
    Olvidar para seguir olvidando..
    Gracias amiga, pasa buen unes, besos de duermevela..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Don Vito Andolina interesante ese olvidar para seguir olvidando y llega un momento como dice Sandor Marai Es una sensación extraña. Lo que ayer te dolía tanto que te partía el corazón, hoy ya no te hace daño, eso es el olvido.

      Gracias a ti.

      Un abrazo y feliz semana

      Eliminar
  10. Creo que demasiado tiempo dejó Cristina transcurrir antes de tomar esa acertada decisión. A veces el "apego" hacia una persona puede nublar el entendimiento e impedir ver con claridad que no es la persona adecuada. Con los primeros detalles de indiferencia, o de no correspondencia, debería haber cortado por lo sano. Pero, como se suele decir, más vale tarde que nunca.
    Un abrazo, Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep Mª estoy contigo que la decisión de Cristina fue acertada aunque tardó mucho tiempo en darse cuenta pero eso que es tan evidente desde fuera, con frecuencia los interesados no se dan ni cuenta.
      Si alguien no dedica tiempo a la relación, a la persona que se supone que quiere entonces ¿por qué estar con esa persona? Pero eso no siempre es fácil de ver y a veces tocan muchas decepciones para atreverse a tomar la decisión correcta.

      Desde luego más vale tarde...

      Un abrazo de vuelta.

      Eliminar
  11. Empeñarnos en relaciones que nos lastran, es estar sometidos a una esclavitud innecesaria. Al igual que ahí gente tóxica, hay gente egoísta que solo vela por sus proprios intereses y no son capaces de tener el mínimo detalle con pareja, amigos o familiares.
    Generalmente las personas felices son las sencillas, las que no tienen tiempo para la mezquindad y dedican sus tiempos aportando positivismo y apoyo a los menos afortunados.
    Un texto muy cercano.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Francisco pero ¡cómo cuesta darse cuenta de eso que daña! y esas relaciones acaban provocando mucho dolor hasta que como mi protagonista se dan cuenta que alguien que no dedica tiempo, que solo tiene buenas palabras pero que sus hechos no las acompañan es mejor que estén lejos.
      Hay muchas personas que solo se preocupan de sí mismas y se esconden detrás de su falta de tiempo aunque en realidad como dices son personas egoístas que no se interesan por nadie más que por ellos mismos y sí, esas personas mejor bien lejos.

      Muchas gracias.

      Un beso enorme de vuelta a casa y al blog

      Eliminar
  12. Buen relato, es lo mejor que podía hacer, cortar con una relación dañina.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfred, el problema a veces es conseguir que la persona afectada se de cuenta que esa relación no va, que lo mejor que puede hacer es olvidar y seguir su camino y eso que desde fuera se ve tan fácil, a los interesados les cuesta mucho más.

      Besos

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Qué ceguera nos proporciona muchas veces el enamoramiento, o la obcecación, no sé si sería más adecuado ese vocablo para esos "Marcos", porque es difícil querer a alguien tan egoísta, tan pagado de sí mismo. Menos mal que Cristina abrió los ojos y reaccionó.
    Posiblemente el ver que hay otras personas que no actúan así, como es el caso de Carlos, también sirva para darnos cuenta de los defectos de quienes creemos que son maravillosos.
    Me ha gustado mucho, Conxita. Relatas sentimientos con mucha naturalidad. Enhorabuena.
    Un beso muy grande, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma.

      Supongo que ceguera es una buena palabra para ese no querer ver lo que el otro es cuando se está enamorado. Cuando alguien no encuentra el tiempo para dedicarlo a aquella persona a la que quiere, es que esa persona no le interesa porque cuando algo o alguien interesa se consigue tiempo de donde sea. Pero sí el enamoramiento no deja ver la realidad y a veces se justifican acciones que son injustificables.

      Como bien dices mi protagonista abre los ojos al ver la naturalidad con la que su amigo Carlos se comporta y que a diferencia de su pareja no dice palabras bonitas, hace y eso es lo que vale. Hay personas que hablan, hablan y hablan con las mejores palabras pero cuando toca hacer, desaparecen.

      Me alegra que te haya gustado Paloma, muchísimas gracias por tus palabras.

      Un beso enorme

      Eliminar
  15. No está la vida para perderla con personas tan egoístas. Al menos Cristina tiene a alguien de recambio, donde elegir y comparar. Me gusta su actitud, hay que mirar siempre hacia delante y estrujar el presente, hasta la última gota. Cuanto más lejos de esas personas que nos chupan la energía, mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gerardo el tiempo es un bien escaso y perderlo con alguien tan egoísta como Marcos es una tontería pero darse cuenta de eso, requiere tiempo. Es en la comparativa cuando su pareja no resiste porque antes ella ha justificado actitudes que no eran justificables. Justo hacer ese click es cuando lo compara desde la normalidad del de su amigo.

      Estoy de acuerdo contigo que esos agujeros negros tienen que estar muy lejos de nuestras vidas, no aportan nada, solo quitan.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Mucho esperó para eliminarlo. Quién no tiempo tiempo para vivir que son dos días y hay que saber disfrutarlos y con quién, no se merece una pizca de atención. Me gustan las canas y las llevo desde hace mucho ya :))
    Buen lunes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura eso que vemos tan claramente los de fuera, a los que están dentro de la relación les cuesta mucho de ver.

      Mi protagonista lo justificaba y se conformaba con ese amor a medias sin darse cuenta que cuando alguien no encuentra el tiempo es que no quiere estar. Cuando Cristina compara las acciones que hace su amigo es cuando se da cuenta que esa persona no le interesa y consigue dejarlo. Hasta ese momento nada de lo que se le diga la hace cambiar de opinión y es lo que tiene el amor que nubla la realidad y el entendimiento.

      Las canas como las arrugas forman parte de lo que se ha vivido.

      Besos y feliz domingo de pascua.

      Eliminar
  17. Hizo bien Cristina en eliminarlo. Si hay que mendigar afecto a quien no tiene tiempo para nosotros, mejor mirar para otro lado, o eliminar chat, contacto y todo lo que sea necesario para nuestra salud mental.
    Me ha gustado, Conxita. Es muy agradable de leer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente eso Ángeles si se debe mendigar el afecto mejor alejarse de esas personas, lo malo es que a veces cuesta llegar a esa decisión que otros vemos tan fáciles.
      Como decía tan bien Frida el tiempo no regresa así que mejor aprovecharlo con aquellas personas que sí lo valgan.

      Agradezco mucho tus palabras Ángeles.

      Besos

      Eliminar
  18. Dicen que cuanto más ignora una persona a otra, más interesada estará la segunda. A veces, funciona. Como le fue a tu protagonista, pero que al fin hizo muy bien quitarse la venda de sus ojos. Muy bonito texto, me gusto mucho.

    Abrazo, Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Yessy Kan.

      Cuando una persona quiere a otra persona no la hace sufrir, no es dañando ni suplicando tiempo y dedicación que se construye el amor y como bien dices la protagonista se dio cuenta que esa persona no valía la pena y se alejó.

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Hola Conxita, me encanta la cita de Frida que has elegido para abrir el relato, es toda ella pragmatismo, pero también inteligencia aplicada a los tiempos del amor. Me gusta también la idea que expresas con las nuevas nomenclaturas en las relaciones de pareja; si hiciéramos un ejercicio de imaginación y las trasladáramos a las relaciones de pareja de los años 50, 60 o 70 del siglo pasado, nos provocarían enorme gracia poniéndolas en la boca de los novios de aquella época.
    Respecto a la reflexión que lleva el relato, creo que no se pude suplicar el amor, debería ser un sentimiento reciproco o no ser.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, Frida Kahlo tiene frases tremendamente lúcidas y acertadas y que como dices tienen mucho de pragmatismo y también de inteligencia.

      Respecto a las nuevas nomenclaturas del relato, tienes razón que trasladadas a las relaciones en los 50, 60 o 70 suponen un giro radical, y no sé yo si en aquella época se considerarían ¿graciosas? o una ofensa para la moral jajaja. A veces parece que las relaciones en la actualidad se han convertido en algunos casos, en un usar y tirar y tampoco se trata de eso.

      Totalmente de acuerdo contigo. Si se debe suplicar tiempo y dedicación eso no es amor, las cosas se hacen porque apetecen, porque se quiere estar con esa persona o hacerla feliz, y evidentemente se trata de algo recíproco, uno no puede querer por los dos.

      Besos y feliz semana postvacaciones

      Eliminar
  20. ¡¡Qué alivio cuando ha eliminado el chat!! Con lo bien que se debe de estar sola, sin depender de nadie que no te merece ni esperar llamadas, detalles, palabras que nunca llegan. Mucho mejor así.
    La pena es que a veces hay que cumplir los años que yo ya he cumplido para verlo de esa manera. Mucho mejor para algunas sería verlo a los treinta. O a los veinte.
    Muy bueno, Conxita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo que desde fuera se ve tan claro y lo que agobia que los protagonistas no se den cuenta. ¿Verdad Rosa?

      Tus palabras me han hecho pensar con lo bien que se está sola sin depender de nadie, estoy de acuerdo siempre que la soledad sea deseada y ya sabes aquello de más vale solo que mal acompañado. Pero una vez ante una relación de esas tóxicas la persona que la sufría dijo ¿sabes lo mucho que echo de menos que me abracen?

      Tienes razón que los años lo relativizan todo y también nos hacen más exigentes y sabios. Si alguien no lo merece no se pierde el tiempo con él o ella, que el tiempo y la vida son bienes muy valiosos para andar perdiéndolos con aquellos que no lo merecen.

      Me alegra que te haya gustado.

      Besos

      Eliminar
  21. A cierta edad hay que tomar decisiones, aunque simplemente sean por amor propio. Así que hizo bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Manuel, lo más importante es quererse uno mismo y darse cuenta que no se puede ir con rebajas en las relaciones y si el tipo no tiene tiempo, no la merece y mejor dejar de perder el tiempo cuanto antes con alguien que no vale la pena.

      Besos

      Eliminar
  22. Hay que saber dejar las cosas ir, y las personas, y las relaciones. A veces nos empecinamos por costumbre, por miedo a la soledad, por no explicar a los demás. Cuando constantemente se ha de estar justificando a alguien, mal asunto. No hay que demorarse cuando algo o alguien no nos aporta, como diría Frida Kahlo, de la que, por cierto (qué feliz casualidad), estoy a punto de comenzar a leer sus diarios.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy Lorena ese saber dejar ir de las personas y las relaciones es de lo más complicado. Tienes razón que a veces es por nuestros miedos y en esa costumbre no descubrimos las muchas oportunidades que nos están esperando. Y es que cuando acaba una relación parece que todo el mundo que conocemos se acaba pero empieza otro nuevo que puede ser muchísimo mejor.

      Buena casualidad y muy interesantes deben ser esos diarios de Frida porque me parece que era una mujer poco común, de la que se ha dicho que era fuerte, autosuficiente y valiente y su vida no debió ser nada fácil. Ya contarás qué te parecen.

      Besos

      Eliminar
  23. El amor, del tipo que sea, no se debe jamás suplicar... y a un cierto punto, hay que soltar, dejar ir. Creo que tu protagonista ha elegido por hacer lo correcto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Alma cuando se debe pedir y hasta suplicar tiempo, eso no es amor y entonces es mejor soltar todo aquello que duele, dejarlo ir.

      La protagonista hizo muy bien en no demorarse más con quien no la quería, no se puede querer por dos.

      Besos y feliz semana

      Eliminar
  24. Menos mal que la protagonista ha sabido poner fin a una historia que no le aportaba nada. A veces, por amor o por miedo a estar solos se aguantan desplantes como estos. Ahora ella ya no perderá más el tiempo y podrá conocer a otros hombres.
    Un besito guapa, me ha gustado mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como tú dices María a veces por miedo o por querer demasiado a personas que no se lo merecen se aguantan situaciones que no se deberían consentir. El amor se construye no con palabras sino con gestos, con detalles, con tiempo, con cariño... y con una persona que no tiene tiempo pues cuanto antes uno se aleje de ella mucho mejor.

      Seguro que mi protagonista encontrará a personas que sí la sepan valorar porque ha aprendido a valorarse ella misma y eso es fundamental.

      Besos

      Eliminar
  25. Creo que presentas a la protagonista en un punto de inflexión. Cristina ha pasado de la "química" que representa el amor-pasión a demandar otras necesidades y valores representados por el amor-amistad, y eso es síntoma de que las canas están más allá de en su cabeza.

    Me alegro de que haya eliminado a Marcos del chat; si le hubiera dado por "redimirlo", hubiera sido, probablemente, la víctima propiciatoria número uno a que la maltratasen.

    Muy buen relato, Conxita, cargado de interés.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así Sara. La protagonista sabe que no funciona pero sigue justificando, agradeciendo esas migajas y disculpando lo que no se puede disculpar, no quiere ver que su relación no va a ninguna parte y es cuando compara con su amigo que se convence que no puede seguir. Y es que una relación es mucho más que pasión y risas que también.

      Ese eliminarlo es lo mejor que podía hacer Cristina, cuando la otra persona no es capaz de ver las necesidades de aquella a quien dice amar, ¿eso es querer? Esa persona mejor lejos porque desde luego hacerla sufrir lo estaba haciendo.

      Me alegra que te haya gustado Sara.

      Besos y feliz semana postvacaciones

      Eliminar
  26. el amor y la amistad son una constante en tus relatos y los presentas a través de situaciones cotidianas y con mucha naturalidad, creo que es uno de tus grandes virtudes Conxita, quienes te leemos enseguida nos sentimos identificados porque esas situaciones también las hemos vivido. y tienes toda la razón en que existen personas que en una relación buscan el beneficio propio. tal vez en el caso que nos cuentas resulte sencillo tomar partido, porque y si me lo permites los dos personajes masculinos se retratan en términos muy maniqueos, uno es absolutamente bueno en todas las facetas y otro absolutamente odioso. Por lo general y aunque podamos tender a reproducir comportamientos, solemos ser más complejos, de ahí que muchas veces no sea sencillo cortar esas relaciones. En todo caso no cabe duda que has conseguido transmitir la esencia de la idea fielmente. un beso Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge muchas gracias por tus palabras, el amor y la amistad son de esos grandes temas universales en los que hay multitud de experiencias, a mi me gusta llevarlos a lo cotidiano, a esas experiencias en las que cualquiera podría encontrarse.

      En este caso y de acuerdo con tu acertado análisis, los protagonistas masculinos tienen posiciones opuestas respecto a la amistad y seguramente también en el amor, eso me ayuda a que la protagonista compare y sepa lo que no quiere, porque a pesar de que desde fuera lo vemos muy claro, la protagonista está atrapada en una relación que la daña, dando mucho más y recibiendo muy poco a cambio y sigue justificando a su pareja porque está enamorada y no quiere ver la realidad. Con frecuencia esa negación de la evidencia está en bastantes relaciones tóxicas y también porque como dices las personas somos muy complejas y desde luego ni es tan fácil darse cuenta ni romper una relación, del tipo que sea, porque siempre están aportando algo aunque no seamos capaces de verlo o de entenderlo.

      Un abrazo

      Eliminar
  27. Bonito relato y muy real. Tomó su decisión que la hace sufrir, pero más vale tarde que nunca. Definitivamente Marcos no la merece. Un beso y feliz Semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M Hay decisiones que, por muy dolorosas que sean se tienen que tomar cuanto antes pero eso tan evidente, los protagonistas de la relación no siempre lo ven y hasta que algo les dice basta aguantan situaciones que les dañan.

      Una persona que no encuentra tiempo para aquella a la que dice querer mejor bien lejos.

      Besos

      Eliminar
  28. Me hace pensar en lo fácil que es eliminar a alguien de tu vida solo eliminándolo del chat y otras redes sociales. Es fácil y son frágiles las relaciones que establecemos, a merced de un botón. Es lo que valemos.

    Te dejo un abrazo, Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julio David es duro pero cierto, ahora con ese eliminar de muchas aplicaciones dejas de lado a una persona que ha sido importante, otra cosa es que sea tan fácil eliminarla de los pensamientos y de la cotidianeidad que se ha construido.
      En otros relatos del blog hablé de ese ghosting que se ha hecho bastante habitual y que resulta muy doloroso para los que lo sufren porque no permite tener esa conversación con el otro y dar por finalizada la relación, eso se sustituye por la desaparición sin explicaciones, borrando al otro de todas las redes sociales, no devolviendo llamadas ni mensajes ni nada.
      Da por pensar, tienes razón.

      Un abrazo

      Eliminar
  29. Creo que Cristina ha tomado la mejor elección posible: Marcos no es el hombre que ella quiere y desea creer que es. A veces el amor o su espejismo, la ilusión, la soledad, la necesidad, etc, nos hacen ver en las personas cosas que en realidad no existen y perdonar otras que odiamos pero que justificamos como mejor podemos. Creo que en este caso la comparación involuntaria entre Marcos y Carlos ha abierto definitivamente los ojos de tu protagonista.

    Me gustaría saber si el egoista de Carlos aceptará sin más la decisión de ella de eliminarlo de su vida o si peleará, aunque solo sea para demostrar que puede reconquistarla...

    Un relato real como la vida misma, Conxita :))

    ¡Un beso y felices vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia como bien dices Marcos no es el hombre que la protagonista quiere ni siquiera el que imagina o sueña y por eso estará mucho mejor lejos de alguien para quien no es la prioridad. Estoy totalmente de acuerdo contigo en esa imagen falseada que a veces otorgamos a las personas, ese justificar desplantes y faltas de atención o como es el caso esa despreocupación de la pareja de Cristina por todo lo que no fuera él mismo y ella a pesar de que no le gustaba, lo justificaba. Nunca la falta de tiempo puede justificar la desatención a las personas ni el cariño o la preocupación, el tiempo se encuentra cuando la persona interesa.
      Es justo en esa comparativa como bien dices que por fin la protagonista abre los ojos pero para llegar a eso ha justificado y disculpado mucho.

      Buena pregunta, ¿qué hará Marcos? ¿Aceptará que ella termine la relación o no? Seguramente estará tan ocupado que igual ni se da cuenta jajaja y mejor para Cristina porque esas personas tan egoístas mejor muy lejos.

      Muchas gracias por tus palabras Julia.

      Un beso enorme y feliz semana de vuelta

      Eliminar
  30. Y es que en ocasiones nos enamoramos del Amor, no de la persona. Entonces nos cegamos, quién sabe si por un punto de orgullo, conformamos la realidad con nuestro corazón, no con lo que se muestra ante nuestros ojos. Sin duda acertó en esa decisión, aunque no sé si los sentimientos se pueden apagar de igual forma y tan solo una palabra de ese Marcos pueda hacerla recaer. Somos tan contradictorios... Me encantó, Conxita. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una puntualización muy acertada David, nos enamoramos del AMOR y no de la persona y seguramente atribuimos cualidades o justificamos debilidades y nos negamos a aceptar que aquello no es real, que esa persona no es la que imaginamos, ni siquiera aquella de la que nos enamoramos y aceptar eso a veces cuesta un poco.

      Mi protagonista en la comparativa con el amigo abrió los ojos y con ese gesto simbólico lo quiso eliminar de su vida, seguro que no fue fácil ni tan sencillo como ese eliminar del chat pero al menos fue un primer paso.

      Somos muy contradictorios y yo también espero que Marcos no la convenciera, quiero creer que Cristina ha aprendido a valorarse ella misma y que las buenas palabras sin acciones son solo buenas palabras.

      Me alegra que te gustara.

      Un abrazo también para ti.

      Eliminar
  31. ¡Ah! Y me encanta como has tuneado la imagen. Otro abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te gusta? He estado probando con los recursos que comentaste y me encantó ese CANVA, aunque tengo que seguir practicando porque tiene muchas posibilidades y ¡¡¡es adictivo!!! Gracias por tus aportaciones que ayudan mucho a los que no sabemos tanto.
      Besos

      Eliminar
  32. Tu relato es muy realista y refleja situaciones que por desgracia son muy comunes. Hay personas egoístas y desconsideradas que siempre tienen la suerte de dar con alguien que tiene con ellos una paciencia que ellos no tienen con nadie ni la saben apreciar. Pero en algún momento hay que hacer como tu personaje y terminar con esa clase de relaciones, porque hacen daños y menoscaban nuestra autoestima.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángeles como bien dices son situaciones demasiado comunes, en las que una parte pone mucho y la otra se deja querer.

      Son relaciones desequilibradas en las que una parte acaba sufriendo y sí, es necesario abrir los ojos y atreverse a dejar a esas personas egoístas que solo se preocupan por sus necesidades. Ese tipo de relaciones como bien dices, acaban dañando la autoestima de aquellos que tienen la mala suerte de encontrarse a uno de esos Marcos en su vida. El problema es que mientras se está inmerso en esas situaciones cuesta mucho darse cuenta que la relación no aporta nada y decidirse a romperla.

      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  33. En este relato dejas ver que una relación si es efímera no funciona. Menos mal que ella se dio cuenta y dejó de creer en esa relación. Tardó mucho en borrar su chat. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen una relación en la que las dos partes no aportan lo mismo está descompensada, en el relato Cristina estaba enamorada de Marcos pero él no lo estaba o al menos no de la misma manera y eso la hacía sufrir a ella que buscaba algo más en su pareja. Como dices al menos se dio cuenta y dejó de creer y justificar esa relación.

      Un abrazo

      Eliminar
  34. Cuando tienes una relación en la cual estás enamorada vas justificando los pequeños detalles y como todo tiene un límite estallas y ¡zás! Cortas por lo sano como hizo Cristina, aunque a mi me gusta mas cortar mirando cara a cara a la persona.

    Besos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Conchi que es mucho mejor terminar una relación mirando al otro y explicando los motivos. No sé yo si Cristina temía que él con sus buenas palabras la acabara convenciendo o igual ese eliminar chat fue un primer paso para acabar con una relación desigual que le hacía daño.

      Cuando uno debe suplicar tiempo y dedicación a la persona que quiere es que algo no funciona en esa relación y por fin la protagonista se dio cuenta de eso.

      Besos y feliz semana

      Eliminar
  35. Me encantan las frases que seleccionas para tus relatos y que resumen muy bien la esencia de lo que quieres transmitir. Está claro que el tiempo no regresa pero a veces uno no es valiente para dar el paso menos mal que Cristina lo fue. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Natalia. Frida Kahlo tiene frases absolutamente geniales y en este caso me pareció que ella en tres frases sintetizaba lo que mi relato quería explicar.

      Los cambios dan miedo y aquí ese refrán de más vale conocido que bueno por conocer que muchas veces se aplica, limita y mucho la oportunidad de nuevas experiencias. Superar ese miedo, quererse y valorarse uno mismo y darse oportunidades es un buen paso para encontrar relaciones más satisfactorias. Es difícil dar ese paso y se sigue justificando como hacía la protagonista pero alguien que no encuentra el tiempo para dedicarle a la persona que quiere, no parece una buena opción porque cuando algo o alguien nos interesa se encuentra el tiempo como sea.

      Un beso enorme y muy feliz semana postvacacional.

      Eliminar
  36. Líbreme Dios de lo los Marcos egoístas, egocéntricos y ego-todo.
    ¡Ojalá Cristina elimine de su vida al tal Marquitos… y no solo del chat! Muchas mujeres se aferran a la vana esperanza de un cambio que nunca llegará, otras tienen miedo a la soledad.
    Contar con un buen amigo/a nos hace la vida más agradable y solidaria.
    Más "Carlos" y menos "Prozac"

    Muy bien contado Conxita, con sensibilidad y cercanía.
    Un cariñoso beso compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Tara me ha encantado ese ego-todo y es que hay personas que viven tanto para sí que se olvidan que el mundo existe fuera de ellas.

      Mi protagonista tiene la mala suerte de tener a una de esas personas en su vida y se dedica a quererlo como si queriendo por dos fuera posible que él cambiara. Una persona que no se preocupa por nadie, que no tiene en cuenta el que sufre o el que está feliz, el que necesita un apoyo o dedicar un pequeño detalle es un egocéntrico que cuanto más lejos esté mejor. Hay demasiados de estos tipos que están tan pagados de si mismos que se creen que su sola presencia ya mejora el mundo, cuando resulta al revés.

      Estoy contigo en que hay muchos miedos que hacen que las personas se aferren a relaciones totalmente insatisfactorias y muy frustrantes, quererse más uno mismo y atreverse a dar el paso y la vida seguro que mejora.

      Me alegra que te haya gustado Isabel.

      Besos y feliz semana

      Eliminar
  37. Hola Conxita
    Me encantan estas historias que cuentas sobre las relaciones humanas. Haces que las sintamos muy cercanas. Primero, por los sentimientos, cosas que todos hemos experimentado de una u otra manera. Luego por los detalles, esos recursos que utilizas para que veamos mucho más real la escena, como ese "eliminar el chat" del teléfono (bueno, no sé si será
    efectivo, pero es un comienzo). Lo cierto es que, como dice Jorge, todos somos un poco Carlos, un poco Marcos, según se tercie. Y creo que es fácil sentirse identificado con los dos en algún momento. Con Cristina más difícil, sobre todo para los que somos lectores masculinos... Bromas aparte, genial tu siempre certera aproximación a los sentimientos.
    Un beso grande compañera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isidoro me encanta que os gusten y sintáis cercanas, creo que cuando escribes eso intentas. Así que si lo he conseguido un poco me siento muy satisfecha.
      Cierto, intento usar esos elementos cotidianos que usamos en nuestro día a día, personalmente no creo que eliminar a alguien del chat sea la solución pero es un primer paso si permite darse cuenta que esa persona la está lastimando y que no se debería permitir no ser la protagonista en nuestras relaciones.

      A mi también siempre me cuesta escribir desde la posición masculina e intento ir con más cuidado para no feminizar a mis personajes. Así que entiendo perfectamente que uno se identifique más o menos con un personaje de su mismo género.

      Me alegra que te haya gustado y muchas gracias por tu amabilidad siempre conmigo.

      Un abrazo y feliz semana

      Eliminar
  38. El tiempo va tan rapido, pasa tan rapido, que en lo que afecta al amor no hay que despistarse mucho... Hay que actuar
    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo vuela y dedicarlo a personas que no lo merecen no vale la pena. Tienes toda la razón Ildefonso.

      Por eso me pareció que la cita de Frida era tan adecuada para el relato, el tiempo no vuelve y uno no debe demorarse en amar a quienes no lo merecen.

      Un abrazo

      Eliminar
  39. Una historia muy interesante. Menos mal que la protagonista se da cuenta de que ese hombre con el que mantiene una relación que ni siquiera tiene nombre no le da nada: ni su amor, ni su tiempo, ni su consideración, ni su compañía. Nada, ella da mucho más. Eso les pasa a muchas personas, es una historia muy frecuente. Por suerte, Cristina se da cuenta y deja de lado a una persona que no la merece y que no se preocupa por ella, ni por el resto de los amigos. Creo que todos nos hemos alegrado cuando Cristina a borrado el chat :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MJ es que si no consigue saber cómo nombrarlo ya nos indica su confusión y su desencanto con una relación que la daña más de lo que le aporta. Cuando no se es prioritario para alguien, cuando esa persona a la que se quiere no encuentra el tiempo ni las ganas para dedicarle a la persona, ¿entonces por qué estar con ella?

      Hay personas muy egoístas como Marcos que se escudan en la falta de tiempo, en la importancia de sus ocupaciones y en vidas muy ocupadas para lastimar a las personas que han tenido la mala suerte de enamorarse de ellas. Una persona que no se preocupa por aquella a la que dice querer, que no se preocupa por sus gustos, por aquello que le gusta o le disgusta, que no la cuida, que no puede dedicarle ni tiempo ni amor ni consideración es alguien que mejor tener muy lejos. Darse cuenta es el primer paso para acabar con una relación que daña. Y sí, un alivio que lo elimine del chat.

      Muchas gracias por tus palabras.

      Besos y feliz semana
      Eliminar ese chat es el primer paso, le queda trabajo a Cristina pero estoy segura que ha aprendido a valorarse ella misma y a querer que otros también lo hagan.

      Eliminar
  40. A veces un@ se aferra a la remota posibilidad de que las cosas puedan cambiar, a pesar de las evidentes muestras en sentido contrario, porque no nos queremos enfrentar a la evidencia de una relación fracasada.
    Y llega un momento, como le sucede a Cris con Carlos, que los desplantes hieren el amor propio, entonces solo queda hacer borrón y cuenta nueva, pero se suele alargar demasiado la situación, siempre.

    Tú lo has reflejado muy bien, excelente el perfil de Carlos, tan real con esa simpatía de postín y la cantinela de: "te prometo que la próxima vez..." , que nunca llega, claro.

    Hay muchas Cris que pierden un tiempo precioso tratando de reflotar lo que lleva mucho tiempo hundido...
    ¡Al carajo con Carlos, hombre!

    Un abrazo, Conxita ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco es curioso como las personas nos resistimos a afrontar esas evidencias como tan bien dices, se prefiere agarrarse a esa pequeña posibilidad de cambio aunque si no se ha producido antes, seguro que tampoco lo hará después pero ahí se sigue, aguantando lo inaguantable en nombre de un amor que no lo es, de una relación que nada aporta o quizás por el miedo a cambiar porque se sigue prefiriendo lo malo conocido que lo bueno por conocer cuando la vida está llena de oportunidades y es que los humanos parece que disfrutamos complicándonos la existencia.

      Decir es muy fácil, hay especialistas en la retórica y en las palabras bonitas pero cuando toca hacer, esos desaparecen y llega la falta de tiempo. No hay nada peor que creer en esas promesas de tiempo, de dedicación, de estima... que nunca se cumplen y que solo consiguen que la otra persona se sienta aún peor porque cuando alguien que dice que te quiere no te dedica tiempo ...pues como tú dices al carajo con esa persona.

      Un abrazo

      Eliminar
  41. Ainnss, llevado por la efusividad le he puesto tibio al pobre Carlos, ¡¡y el pendejo era Marcos!! Pues nada, esto va para ti, Marcos.
    Jeje, besos Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me has hecho reír Paco, ya vi que el pendejo al que te referías era el Marcos de mi relato pero seguro que algún Carlos también se lo merece. Ainsss y otros muchos no, que no me lo tomen en cuenta los Carlos que eso no va con los nombres sino con algunos tipos y tipas egoístas, que solo se quieren ell@s.

      Besos

      Eliminar
  42. Hooolaa tenía pendiente leer tu relato y por fin hoy. El relato refleja con tu natural expresión escrita ese bagaje que nos hace el enamoramiento según que edad. Cuando eres muy joven, es una incertidumbre total, cuando eres menos joven (pero eres joven) las cosas cambian y no se pierde tanto el tiempo. Me ha gustado como lo has ido desarrollando, el final es el más evidente. Tener en cuenta esas expresiones tan actuales de las relaciones y ese whatssap con el que ahora lo mismo se facilitan las relaciones que se las rompen en un clic de tiempo. Los amigos son un tesoro, al menos esa sinceridad vale la pena y ¿si va más allá por que no? Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emerencia no te preocupes, ya sabes que aquí se llega cuando se puede que el tiempo pasa muy rápido y no siempre podemos acudir a todo.

      Estoy contigo que la edad nos da un cierto bagaje a la hora de aguantar más o menos tonterías pero también es cierto que cuando uno está enamorado no siempre usa bien esa experiencia y se pueden dar oportunidades a los que no las merecen.
      Las nuevas tecnologías tan pronto acercan como distancian y como siempre está en función del uso y abuso que se haga de ellas. Se puede hacer desaparecer a alguien con solo un clic y borrarlo de todas las redes sociales, dejar de contestar mensajes o llamadas y lo cierto es que pasa y pasa tanto que tiene hasta un nombre, ghosting.

      Y sí, los amigos son un tesoro y saber que están ahí a nuestro lado, porque cuando todo va bien es muy fácil pero cuando hay dificultades hay amigos que también dejan de serlo, son esos Marcos que no tienen tiempo para nadie más que para ellos, que no se preocupan ni se ocupan de nadie y que cuanto más lejos estén es mejor porque no aportan nada.

      Besos

      Eliminar
  43. Pues ha hecho muy bien, no hay que mendigar cariño, es muy fácil eliminar chat.
    Besos y me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gema, es justo como tú dices no hay que mendigar el cariño ni perder el tiempo con quienes no saben apreciar lo que se les da y ahora me he acordado de ese dicho popular que es tan acertado no echar margaritas a los cerdos.
      Seguro que para Cris no fue tan fácil como eliminar ese chat pero fue el primer paso para recuperarse, para decirse que ella es mucho más importante que ese tipo que solo dice y nada hace y seguro que después estuvo mucho mejor.

      Me alegra que te haya gustado.

      Besos

      Eliminar
  44. La comprendo a la perfección.
    Yo he eliminado todo lo eliminable.
    Y me he quedado muy bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi
      Hay algunas personas no merecen que se les dedique tiempo ni estima y cuanto antes uno se de cuenta muchísimo mejor pero eso que se ve tan fácil desde fuera, a veces cuando se está afectado cuesta y mucho verlo como le pasa a la protagonista. Menos mal que al fin abre los ojos y elimina a ese egoísta de su vida.

      Disculpa el retraso en contestar y en visitarte pero llevo unos días sin tiempo para nada.

      Besos

      Eliminar
  45. Creo que, a veces, es mucho mejor pasar página y comenzar una nueva vida.
    Para evitar sufrimientos jnutiles6.
    Estupendo relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón tienes Amalia pero a veces a las personas les cuesta ver aquello que es evidente. Cristina justificaba lo injustificable porque estaba enamorada de alguien que no la merecía ni la valoraba. Ante personas así que solo se quieren a sí mismas, lo mejor es alejarse y evitar sufrimiento.

      Disculpa el retraso en contestar como le decía a Toro llevo unos días muy agobiantes y sin tiempo para nada.

      Me alegra que te haya gustado.

      Un beso enorme

      Eliminar
  46. Perdona, quise decir inútiles.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes esto de las teclas que tienen vida propia es algo muy común.
      Se entendió perfectamente.

      Otro beso

      Eliminar
  47. Hola, Conxita.
    Acabo de regresar de un prolongado exilio y os estoy visitando a todos poquito a poco, e intentando retomar mi blog... o al menos haciendo el propósito. Espero conseguirlo.
    Me ha encantado tu relato. Me toca muy de cerca, viví una historia similar e incluso hasta el nombre (Marcos) es el mismo. Me alegro de la decisión que tomó tu protagonista, a mi me costó más pero al final también decidí eliminar el chat y a ese otro Marcos de mi vida.
    Me ha encantado leerte. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari qué alegría volver a saber de ti, me alegro que poco a poco tengas ganas de retomar el blog.

      Disculpa porque he estado unos días para responder pero voy muy mal de tiempo. Ahora paso a visitarte.

      Me alegra mucho que te haya gustado el relato y siento que tuvieras un Marcos de esos en tu vida porque causan un dolor que no valen y como bien dices, no son tan fáciles de eliminar como el chat, hay sentimientos y esa esperanza en que todo irá mejor pero al final es autoengañarse, si alguien no nos valora como merecemos mejor alejarse. Bien por ti.

      Un beso enorme y bienvenida.

      Eliminar
  48. La suerte y la propia forma de ser influyen en nuestra vida. Si encuentras alguien con quien te enamoras mutuamente, está andado buena parte del camino de la existencia tranquila, placentera. Pero hay algo más. Si una de las dos personas es incapaz de amar, entonces... Mejor que Cristina ponga bits de por medio.

    ¡Menos mal, Conxita, que le has aligerado la vida!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí tienes razón Ignacio que tener la suerte de enamorarse mutuamente es algo fantástico porque cuando una de las partes quiere más o menos, la otra acaba sufriendo mucho.
      Has definido perfectamente el problema de Marcos, es incapaz de amar, le falta generosidad y empatía con el mundo y con aquellos a los que dice apreciar y personas así que solo se miran su ombligo es mejor tenerlos bien lejos porque no aportan nada.

      Me alegra que te haya parecido bien que lo eliminara de su vida jajaja

      Un beso

      pd Disculpa el retraso.

      Eliminar
  49. Amazing post, dear! A big hello from Germany!
    Hugs ♥
    LianaLaurie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello Liana Laurie
      I'm glad to know that you liked it.
      Regards

      Eliminar
  50. Olá, para estar é para todos os momentos e não só ás vezes, um relacionamento é a partilha de tudo em todos os momentos.
    Feliz fim de semana,
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olá Antonio
      Você está certo, um relacionamento tem que ser muito mais e não apenas momentos.
      Saudações e feliz fim de semana

      Eliminar
  51. A veces tenemos las cosas claras pero cuesta tomar la decisión de desprenderse de una relación tóxica. Parece muy buena decisión. Nunca es tarde si la dicha es buena.

    Buen relato, muy real.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola U-topia cuando se está inmerso en la situación cuesta darse cuenta y decidirse, hay ese Y si... y se siguen dando oportunidades a personas que no las merecen.

      Gracias por tus palabras Laura.

      Besos

      Eliminar
  52. Jo Contxita, me gustaría que supieras lo afortunada que me siento de que "una carambola del destino", Julia, "La Playa" o tu comentario, me hayan traído hasta aquí porque no sabes cuánto he disfrutado leyéndote.
    Creo que cuando nos hacemos mayores y llevamos ya "media vida vivida" sabemos a la perfección qué somos, cómo nos relacionamos y quién es cada uno. Así que aplaudo a aquel dedo en la papelera de reciclaje. Llega un momento que hay que desterrar de nuestras vidas todo lo que nos incomoda o haga trabajar a nuestras neuronas más de lo necesario.
    Encantada de estar aquí. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena pues yo también me alegro mucho de esa carambola y esa playa descubierta y que te haya permitido disfrutar el relato.

      Mi protagonista estaba enamorada de alguien que no la merecía, para quien no era su prioridad y eso la hacía sufrir y si alguien que dice quererte te hace sufrir, mejor salir corriendo o como hace la protagonista eliminar ese chat y a esa persona de su vida.

      La edad ya dicen que nos hace más sabios y estoy contigo en que todo aquello que nos duela o que nos haga estar incómodos hay que eliminarlo de nuestras vidas.

      Un abrazo y encantada de que estés por aquí.

      Eliminar
  53. Cada quién sabe los motivos que llevan a una persona para actuar de la forma en que lo hace, leyendo la vida de Cristina puedo entender que al fin se cansara de la actitud de Marcos. Me ha recordado una cita famosa al leer el último párrafo cuando decide eliminar el chat; "Esa fue la gota que colmó el vaso"

    Cristina aún tiene tiempo de rehacer su vida y creo que obró correctamente.
    Un estupendo relato, Conxita.
    Besos, y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mila.
      Seguramente sí fue la gota que colmó el vaso, son aquellas situaciones que se sabe que no van pero no se quieren saber, se excusan, se justifican, se dan nuevas opomrtunidades que no llevan a nada pero hasta que la persona no está preparada para decir basta no hay manera que lo vea.
      Cristina dejó de creer unas palabras mentirosas, unas palabras que no se correspondían con los hechos y para qué sirve un te quiero en soledad, un te quiero sin tiempo, un te quiero más tarde... palabras de un ser egoísta incapaz de querer. Solo son palabras, sin hechos poco valen.

      Un beso enorme y feliz semana

      Eliminar
  54. Duele, pero hay que actuar en consecuencia. Al final, no cuesta tanto hacerlo. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocio como bien dices hay que actuar en consecuencia y al final se hace. Mi protagonista necesita su tiempo para decidirse, porque aunque sabe siempre lo justifica porque está enamorada de esa persona que no la merece. Una vez dado el paso, Cristina estará mucho más feliz porque cuando alguien que dice querer no dedica tiempo a la persona a la que quiere es que no es cierto. Cuando se quiere a alguien, se encuentra tiempo de dónde sea.
      Un beso

      Eliminar
  55. ¡Qué bien me ha sentado el final!! conforme iba leyendo pensaba lo habitual que resultan estas historias cuando las ves en otras parejas, pero estoy segura que verlo en uno mismo es más difícil, duele tanto que inventas mil excusas para no sufrir.
    Lástima que muchas veces el miedo a la perdida, a la soledad, paralice, me alegro que la protagonista sea valiente y decida apostar por ser feliz, por la amistad-amor como el mejor tandem para vivir.
    Me ha encantado leerte Conxita. Un abrazo bien grande y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiii estoy contigo Xus en que una se siente bien al ver que la protagonista consigue darse cuenta que ese tipo no se la merece.

      Es triste porque mientras se está inmerso en esa situación se disculpa todo, se toleran comportamientos que una persona que quiere a otra no hace y se sufre mucho y es como tú dices el miedo a la perdida, a la soledad, el estar enamorada porque la protagonista está enamorada hacen que no se decida, que crea en sus excusas y mentiras sin darse cuenta que como bien dijo Frida donde no puedas amar, no te demores. Hay personas tan egoístas que no merecen que otro les quiera y de esas personas, lo mejor es estar bien lejos.

      Me alegra que te haya gustado.

      Un beso enorme

      Eliminar

Mil gracias por tu comentario.
Conxita

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... !--Inicio Ley cookies PdB-->