7 de diciembre de 2016

Cuestión de prioridades

El ambiente alrededor de la mesa de reuniones era tenso, hacía calor y los ánimos estaban crispados. 

No era la primera vez que Luisa acababa enzarzada en discusiones con sus compañeros, era muy apasionada en sus defensas y esta vez no lo estaba siendo menos. 
Julio intentaba mediar entre sus dos colegas pero la mujer no estaba por la labor, entre indignada e impotente se le notaba en cada uno de sus músculos tensos, su voz sonaba al borde de la histeria y eso provocaba risas mal disimuladas de sus compañeros de consistorio.

La mujer miró a través de sus gafas sin ver mientras intentaba controlar el leve temblor en sus manos.


—Estoy harta de que siempre ¡sean los míos!– Paseó su mirada entre ellos— ¿Acaso son menos ciudadanos porque no votan? —Miró al resto de compañeros buscando una solidaridad que las miradas esquivas no secundaron. Frustrada no podía contener el movimiento nervioso de sus manos, no conseguía que la entendieran.

La voz de uno de sus compañeros la interrumpió.

—Luisa como siempre estás sacando las cosas de quicio, ¡joder estamos hablando de seis mil euros!

La mujer bufó indignada y antes de que pudiera decir nada, intervino Julio.

—A ver, nos vamos a ir calmando un poco—sus ojos oscuros se fijaron en los rostros sonrojados y furiosos—, somos compañeros y esto no es una pescadería dónde quién más grita, más consigue.

Luisa lo miró cabreada apenas podía contener la indignación ante su interrupción, percibió la reprimenda en sus palabras y se sintió como la histérica de turno. Suspiró, estaba tan cansada de discutir hasta el último céntimo como si fuera algo suyo, poner tanta energía, dedicar tanto esfuerzo, tanto trabajo… ¿Para qué? 
Cada nuevo presupuesto era una nueva discusión, sentía que debía pelear y mendigar hasta el último euro para mantener los programas en funcionamiento. Estaba agotada, se sentía tan fracasada, no conseguía convencerlos. Miró a sus compañeros, a duras penas podía contener la impotencia, sabía que no le tenía que afectar, que era un trabajo más pero estaba tan harta de las risitas, de los burlones «ya salió la pedigüeña», de la falta de colaboración, de discutir por todo y con todos.

Suspiró en silencio. Igual era ella que cada vez estaba más irascible, Justo el de Hacienda se había atrevido a decirle que «las hormonas no eran buenas consejeras», lo hubiera abofeteado por el insulto pero a nadie más que a ella le pareció tan grave.

Sin ninguna duda se había convertido en la pesada de turno, la compañera demasiado implicada, la salvamundos y sí, ya dudaba de si era su falta de paciencia o que con los recortes todo se había vuelto más complicado. En los últimos tiempos ya no había obras que animaran las arcas municipales y tenían que pelear entre ellos por conseguir presupuesto, quizás sí que era una egocéntrica y creía que lo suyo era lo único importante pero ella trataba con vidas y eso siempre sería más importante que un viaje de los abuelitos a Lourdes u organizar la fiesta de invierno por mucho que lo merecieran que no lo ponía en duda pero tenía que haber prioridades, ¡había prioridades!

Apretó los puños, notaba las palpitaciones de su corazón acelerado preparándose para un nuevo enfrentamiento que sabía inevitable, encima el bruto de Pedro estaba haciendo una arenga sobre lo beneficiosa que sería esa piscina de hidromasajes para el polideportivo municipal y para su club de fútbol que ese año se jugaba subir a regional.

Julio viendo los ánimos tan irritados decidió aparcar el tema, optó por un nuevo punto del orden del día y pasaron a la remodelación de la carretera, de los costes y subvenciones que tenían que solicitar a otras administraciones. De nuevo, todos estuvieron de acuerdo menos ella con lo que consiguió el enfado del alcalde y del resto de compañeros.

—Luisa ¡basta ya! Tú y tus becas de comedor, sólo piensas en ti—. Ahora el que se exclamaba era uno de sus compañeros que acostumbraba a ser bastante imparcial pero que ya estaba harto, quería acabar aquel pleno y su compañera no dejaba de interrumpir y generar discusiones. El resto se sumó a la queja acusándola de intransigente. 

Luisa suspiró, sabía que se estaba equivocando pero tampoco quería ceder.
Por un instante recordó las palabras que le dedicaron cuando le asignaron la concejalía que nadie quería.

—A Luisa la de Servicios Sociales que le va que ni bordada, a ella le gustan estos temas y es muy sensible—. Arrugó los labios mientras pensaba «¿Sensible? ¡Qué se jodan si ahora escuchan mis quejas cada día!».

—Ya vale de historias lacrimógenas…—le soltó Pedro.

—¡Reales!—rebatió ella pero nadie parecía querer escucharla.

A pesar de las discusiones consiguieron aprobar un par de temas menores y tocaba retomar el tema encallado. En el momento de abordarlo volvió toda la tensión, ninguno quería ceder ante el otro, casi se había convertido en un tema de pundonor para ambos. Por más argumentos que daban no avanzaban ni un milímetro en la decisión, el resto de ediles se movían inquietos en sus sillas, hartos y con ganas de irse a comer, las vacaciones estaban a punto de empezar. Julio, el alcalde, quería dejar cerrado el tema y la cabezonería de ella los estaba retrasando.

El móvil de Luisa empezó a sonar y salió a atenderlo, esperaba no tardar mucho, lo máximo unos treinta minutos, le dijo a Julio. Los treinta minutos se convirtieron en una hora y media y cuando volvió al ayuntamiento sus compañeros ya no estaban.
Localizó al alcalde que sin muchas contemplaciones le dijo que el tema estaba zanjado. La mujer no supo que le dolió más, si la cobardía de sus compañeros aprobando ese presupuesto mientras no estaba o la incapacidad del alcalde para defender a todos sus conciudadanos.  Apenas prestó atención a sus argumentos.

—Luisa no te pongas así mujer, tampoco se acaba el mundo, a la vuelta de vacaciones buscaremos otras ayudas.

La mujer no dijo nada más, se alejó pensando en que quizás sí era demasiado sensible para esos temas.

La fiesta mayor de ese año fue un éxito, se inauguraron las nuevas instalaciones del polideportivo municipal que incluían una pequeña piscina de hidromasaje. Desde el boletín municipal se elogió la altísima participación de la ciudadanía y como todos y todas habían disfrutado del nuevo equipamiento mientras se mencionaba el aliciente que iba a ser para los chicos del equipo de fútbol que estaban disputándose el subir de categoría.  

En la foto de la inauguración participó todo el consistorio en pleno.

Luisa no estaba. 

Image and video hosting by TinyPic

88 comentarios :

  1. Lamentablemente, es así. Importan más lo eventos lúdicos, festivos (que no digo que también sean necesarios), el equipo de fulbol de turno, que el bienestar social y las ayudas a los necesitados. Muy cierto también esos tintes machistas. Lo único que me chirría un poco de tu relato es esa llamada tan larga que sale a atender. En todo caso, has hecho un buen retrato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lorena
      Es cierto que es más fácil dedicarse a los eventos divertidos o festivos que a aquellos que hablan de problemas y carencias. Claro que este tipo de acontecimientos son importantes, mucho, pero hay momentos en que se debe distinguir aquello que realmente importa.
      Tienes razón que esa llamada chirría un poco, creo que tendré que revisar el texto para poder ajustarlo más, quería que se mostrara que se aprovecha su salida para decidir aunque seguramente nada hubiera cambiado con ella allí dentro. Lo revisaré para ver cómo hacerlo más creíble.
      Gracias por leerlo.

      Un beso

      Eliminar
  2. Elegante critica social que haces Conxita por medio de esta historia. Luisa vendría siendo la voz de los ciudadanos con problemas más inmediatos, urgentes. Como bien lo expresó ella, destacando y separando las prioridades de las obras "populistas".

    Hace poco hubo un candidato presidencial en Chile, que en su campaña prometía que a cada chileno se le iba a ser más fácil comprarse un ferrari si él salía electo presidente... ¡por suerte no salió elegido!

    Prioridades, prioridades.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julio David
      Las obras populistas son las que proporcionan votos, las ayudas para comedores, para viviendas o para pagar la luz eso parece que no los da. Y esa así y lo veíamos con la fiebre de las inauguraciones antes de las elecciones y lo peor es que parece que funcionaba porque se los votaba.

      ¿Alguien chequea con posterioridad las mentiras/promesas que dicen los candidatos políticos en campaña electoral? Pueden decir cualquier barbaridad como ese prometer una compra más fácil de un ferrari y no pasa nada, en este caso al menos no salió elegido, pero pasa con compromisos prometidos que una vez ganadas las elecciones desaparecen y no pasa nada de nada.

      Eso, prioridades y votantes.

      Un saludo

      Eliminar
  3. Es evidente, en tu historia y en la vida cotidiana, que no todos tienen las mismas prioridades.

    Algunas personas luchan por las cosas, otras por las personas. Al final no todo luce igual.

    Lo gracioso es que esa tipo de decisiones es lo que ayuda que vuelvan a ser votados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guille, es evidente que no existen para todos las mismas prioridades, es así, igual que la justicia no es igual para todos y un montón de otras cosas cotidianas.
      Y sí lo gracioso es que esas inauguraciones, esos hidromasajes, esas carreteras o esas fiestas son muchas veces lo que hacen que se los vote.

      Gracias por pasarte.

      Un beso

      Eliminar
  4. Por desgracia, muy real este problema. Las vidas parecen lo menos importante en estos casos. Muy buen relato!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Margari
      Gracias por tus palabras, me alegra que te lo haya parecido.

      Viendo lo que se ve cada día, da la sensación de que cada vez se equivocan más las prioridades y que las vidas humanas acaban siendo menos importantes que los edificios, el dinero o ganar las elecciones.

      Un beso

      Eliminar
  5. Un relato que refleja fielmente lo que, por desgracia, ocurre en algunos ayuntamientos. Actualmente los asuntos sociales son los que han sufrido más recortes, como si no fueran tan rentables políticamente.
    Cuántas veces no me habré "cabreado" al ver partidas millonarias invertidas en ampliar o modernizar las instalaciones deportivas cuando las verdaderas necesidades están en temas más humanos y menos vistosos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep Mª
      He querido llevarlo a un extremo en mi relato pero quiero pensar que no siempre es así, que hay más Luisas entre nuestros responsables políticos que se preocupan un poco más por las personas.

      Desgraciadamente, en una época de crisis galopante (perdón porque igual no soy tan optimista y no veo aún esa salida que tanto prometen y sí, a mucha gente durmiendo en las calles) los que menos tenían son los que más han sufrido y los recortes no afectan a los que más tienen que siguen teniendo.

      A mi también me molesta ver esos majestuosos edificios que valen auténticas millonadas o esos equipamientos que apenas se usan mientras la sanidad, la educación o los mismos servicios sociales lo están pagando con recortes y carencias.

      Gracias por tu tiempo.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Es que la ayuda a los verdaderamente necesitados, la labor social, no es susceptible de inauguraciones mediáticas en las que participe toda la población y se corten cintas y se descorchen botellas. Y encima, la mayoría de los beneficiarios ni siquiera van a votar, como bien dice Luisa, así es que ¿para qué perder tiempo y dinero con ellos?
    Magnífico relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa,
      Es que sí hay temas que no dan votos, generalmente los más necesitados no se acercan a las urnas. Maslow hablaba de cubrir primero las necesidades primarias, igual es por eso.

      Gracias por tus palabras.
      Un beso guapa

      Eliminar
  7. Me he sentido transportado a un pleno municipal donde de verdad se ve que es lo prioritario para los políticos, para la mayoría al menos, salva honrosas excepciones como la de Luisa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfred,
      Yo quiero creer que hay muchas más Luisas y Luisos que se preocupan por las necesidades de sus conciudadanos, quiero pensar que existen y que trabajan para ellos, pero hay muchos casos en que han equivocado las prioridades.
      O igual son otros los que nos equivocamos porque todo eso da votos y no quiero dar a entender que no se tengan que hacer equipamientos, carreteras y fiestas que también son necesarias pero hay que tener en cuenta las prioridades.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Aunque no me quedó claro qué son las becas de comedor, imagino que es un soporte muy importante para un grupo necesitado. La aprobación del presupuesto es igual en todo el mundo: se prioriza lo que luce más, lo que da más prestigio político por encima de la ayuda social.
    Muy buen relato, Conxita.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirella,
      Las becas de comedor son unas ayudas para familias con hijos en edad escolar con especiales dificultades económicas y se determinan en función de distintos parámetros como la renta por unidad familiar, los miembros, la situación sociolaboral, etc. Solo en Cataluña para el curso 2016-2017 se hicieron más de 100.000 peticiones.

      Y sí, como tú dices en todas partes se prioriza aquello que da más prestigio político y las ayudas, pues Luisa ya lo dice quienes las reciben no acostumbran a votar.

      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Retratas muy bien ese pequeño mundo aparte en que se convierte la sala de reuniones del consistorio, donde cada concejal se preocupa sólo por aquellos asuntos que cree le darán más votos o aumentarán su prestigio, mientras que la pobre Luisa parece la única apegada al mundo real de lo que pasa a ahí fuera, frustrada ante la ceguera de sus compañeros. Lo peor de todo es que al final las víctimas de todo esto, los ciudadanos, tendemos a premiar más ese tipo de actuaciones tendentes a enmascarar una mala gestión con obras visibles y en cierto sentido faraónicas, aguda crítica social también la que se aprecia en esa vertiente del relato. Saludos Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge

      Al final es que se trata de vidas y eso hay veces que parece olvidarse. Parece que las concejalías más pedidas no son precisamente las referidas a Servicios Sociales, igual es por algo, ¿no te parece?

      Estoy contigo en que sí parece que salga más a cuenta hacer una obra faraónica que cueste muchísimos millones que dedicarlos a atender a las personas.
      A veces ya hasta dudo de si se enmascara o ni siquiera es eso y es que la ciudadanía no queremos ver.

      Gracias por tu tiempo y tu comentario.

      Saluditos

      Eliminar
  10. Parece que para estos concejales unas becas de comedor no tienen ninguna importancia, desgraciadamente. Pero creo que Luisa tampoco debió de entretenerse en esa llamada, si era tan importante el asunto, durante una hora y media. Es más, no debió responder al móvil en asuntos de trabajo. Ni cinco minutos. No sé quién actuó peor, porque demuestra que en el fondo a ella tampoco le importaba tanto (sIno no se hubiera ido) o cree que la paciencia de los demás es infinita. En tu magnífico relato todos actúan mal. Un abrazo, Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángeles
      Las cosas que importan a la gente de la calle y las que importan a los políticos no siempre parecen tener las mismas prioridades.
      Es cierto que esa llamada telefónica en mi relato no está bien resuelta, tendré que revisarla, porque como responsable de Servicios Sociales siempre se dan "emergencias" que deben ser consultadas con los responsables políticos y esa es la qué quería destacar pero creo que no queda clara en el relato. Entiendo que en una situación como la descrita no se hubiera ido por una llamada personal, porque si lo hiciera hubiera actuado igual de mal que sus compañeros.
      Le daré una vuelta para rehacerlo. Gracias por comentarmelo, me ayuda mucho porque me parecía que se veía claro en el relato y no lo hace.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Está claro que una piscina con hidromasaje es mucho más vistosa que un comedor para niños, más si esa piscina la disfrutarán los héroes populares más valorados, es decir, los futbolistas. Si encima, los que están en el otro platillo de la balanza no pueden votar... la decisión está clara.
    Las prioridades, al igual que el sentido común, no se saben gestionar y pasa lo que pasa. Vivimos malos tiempos para los servicios sociales. Claro que a lo peor yo lo veo así porque las hormonas me están jugando malas pasadas...
    Por cierto, yo también creo como Ángeles, que esa llamada de teléfono tan larga no fue una buena decisión por parte de Luisa. Parece que ella tampoco supo gestionar bien las prioridades.
    Genial relato, Conxita, me ha parecido un fiel reflejo de lo que estamos viviendo ahora en nuestra sociedad.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kirke
      Es que evidentemente si es para los futbolistas y que suban de categoría todo vale.

      Tal y como dices, vivimos malos tiempos para el sentido común y para priorizar lo que realmente es importante, te aseguro que yo lo veo también como tú, así que igual tus hormonas están acompañadas de las mías.

      Ya le comentaba a Ángeles que esa llamada no está bien tratada, pensé que se entendía y me habéis hecho darme cuenta de que no, que parece una llamada personal y no quería que lo fuera. En muchas ocasiones, los técnicos de servicios sociales para tomar según qué decisiones deben consultarlas con sus responsables políticos y esa era la llamada que quería mostrar pero que no queda nada clara, tendré que darle una vuelta al relato para arreglarla.

      Gracias por comentarlo porque a veces mientras lo escribes lo ves muy claro y luego resulta que has dejado información y no se entiende. Gracias por ayudarme.

      Ojalá el relato solo fuera ciencia ficción.

      Un beso guapa.

      Eliminar
  12. Me parece que luisa es mujer íntegra, de las que se implican en lo que hacen. Faltaría más Luisas en los ayuntamientos y demás administraciones para aprobar lo necesario y dejar lo que no tiene tanto "valor" para mejor ocasión.

    Bonita forma de introducirnos en los devaneos de los plenos, Conxita.
    Te quedó por mi parte, muy real el relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mila
      Con frecuencia tengo la sensación de que hay muchas realidades y las de los políticos es una distinta de la que se ve en el día a día.
      Es cierto que necesitamos equipamientos, fiestas y viajes, claro que se necesitan pero también que hay que saber gestionar y priorizar, y que todos los ciudadanos son importantes.

      Me alegra que te haya parecido real y espero que haya muchos más Luisas y Luises de los que aparecen en mi historia en la vida real.

      Un beso

      Eliminar
  13. Estoy de acuerdo en que Luisa está muy sensibilizada con los asuntos sociales, pero creo que precisamente por su sensibilidad NO es idónea para el cargo que ocupa, porque a la vista está que no consigue nada con ella. Me ha parecido que la "torean" un poco y le hace falta ser más "caradura".
    Pero coincido con Ángeles en que no se debió ausentar tanto tiempo y menos por una llamada de teléfono. A pesar de ello, resulta despreciable la actitud del resto de aprovechar ese momento para "salirse con la suya".
    Y es que en sitios públicos como ese consistorio, creo que se lleva eso de "sálvese quién pueda" y que lo que cuentas sucede a diario.

    Muy bueno y acertado tu post, Conxita. Me ha gustado cómo has descrito la escena, así como la imagen que has elegido.

    ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chelo
      Es evidente que Luisa no triunfa mucho y que hubiera necesitado ser de otra manera o tener unas técnicas que funcionaran más, creo que ella también se ha dado cuenta porque parece que decide no seguir en la política.
      Tal y como he comentado tanto a Ángeles como a Kirke, pensaba que esa llamada estaba bien argumentada pero creo que no lo ha sido, en principio quería ser una situación que requería su actuación como responsable política de servicios sociales pero creo que no lo he definido bien y tendré que retocar el relato. Gracias por hacérmelo ver.

      Me alegra que te haya gustado, sobre la imagen es que a mi me parecía un mar de tiburones dónde cada uno va a la suya y a sacar la porción más grande.

      Un beso guapísima.

      Eliminar
  14. El mundo en el que viven los políticos de turno no es el nuestro, o no parece serlo.
    No son coherentes con lo que predican, después hacen otras cosas que les promueva o les de ese pábulo que necesitan para figurar de nuevo en los listados en unas nuevas elecciones.
    Recuerdo un mitin que hizo en mi pueblo uno de los alcaldes que pasó por el ayuntamiento, pavoneándose de las viviendas sociales que había edificado para las familias más desprotegidas, y esto lo decía a viva voz para ser oído mientras los guardaespaldas le espantaban a los gitanillos que querían arrimarse más de la cuenta. Me figuro que a darle las gracias. Je,je.
    Naturalmente y gracias a Dios el vive en un pueblo que no tiene que ver con este y esta protegido de ciudadanos de tercera o cuarta. Pero eso sí, le volvieron a votar.
    Triste realidad reflejada en tu relato.
    Como apunte te dirá que esa llamada taaaaan larga no cuadra mucho dentro de la historia.
    Besos solidarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena Francisco la anécdota del evento en tu pueblo, son esas cosas que se dicen de boquilla pero realmente lo que importa como casi todo en esta vida, es más lo qué se hace que no lo qué se dice.
      Pero tú lo has dicho, se lo vuelve a votar. Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor y ver que no pasa nada, que se puede hacer lo qué quieran y siguen siendo votados. Yo ya no acabo de saber bien qué mundo es el real porque no gano para sorpresas.

      Apuntado queda que esa llamada que no ha quedado bien reflejada, porque quería que fuera un tema de trabajo tan urgente que la hace salir del pleno pero al final puede parecer un recurso fácil para solucionar el problema. Reharé ese trocito.

      Gracias por tu comentario.

      Un beso y feliz finde de una semana rara rara.

      Eliminar
  15. Por desgracia, los propios ciudadanos nos deslumbramos a menudo por un polideportivo y vemos los problemas humanos como algo ajeno a nosotros. Me ha gustado mucho tu relato, Conxita. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso parece Ana, preferimos los fastos igual para olvidar lo que se ve con mucha frecuencia en el día a día.
      No digo que no se deban hacer, que el deporte considero que es fundamental y ayuda y mucho, pero hay veces que no todo es ese lucirse para salir en la foto.

      Gracias por tus palabras.

      Un beso y feliz finde

      Eliminar
  16. Estuve hace años en plenos abiertos del Ayuntamiento de Salamanca, cuando la Transición. Pronto me aburrieron con su lógica. Entiendo que se aparte de la "foto".

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno Ignacio seguro que su lógica era del todo distinta, hay veces que una los ve casi como extraterrestres, alejados de las necesidades de los que los votan y los que no los votan, en su mundo privilegiado.

      También entiendo que Luisa no quisiera estar en la foto pero seguro que salieron un montón de recambio.

      Un beso y feliz fin de semana

      Eliminar
  17. Tu relato lo he vivido intensamente, porque me ha recordado conversaciones que hemos mantenido en casa con una de mis hijas, que es educadora social, y muchas veces llegaba a casa amargada, porque los recortes siempre le afectaban a los usuarios de estos servicios, y veía como había dinero para otras cosas superfluas.
    Luisa es un claro ejemplo de persona íntegra, que lucha hasta la extenuación, por un mundo más justo. Esperemos que algún día le podamos dar la vuelta a la tortilla, y estos impresentables políticos que tenemos, al servicio del poder del dinero privado, desaparezcan para siempre.
    Perdona si me he extendido, pero es que estos temas me indignan, porque son reales como la vida misma.
    Un beso, Conxita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel

      Tú lo has dicho, seguro que tu hija sabe bien cómo afectan los recortes a los que menos tienen mientras se despilfarra dinero en otras cosas menos urgentes, superfluas o que parecen poco prioritarias pero como dice Luisa es cuestión de prioridades.

      Me alegra que el relato te parezca real porque así también lo creo, las prioridades presupuestarias no siempre se toman con criterios lógicos o de necesidad y entiendo que te indignen estos temas.

      Un beso

      Eliminar
  18. Como los políticos con vocación de servicio se encuentran en minoría, o se bajan de su romanticismo y se mezclan con el resto, o se aborrecen y se marchan a trabajar en otra cosa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macondo

      Supongo que estamos bastante intoxicados de tantos políticos con un mal hacer (o bien hacer para ellos), pero seguro que hay personas que que tienen vocación, que se preocupan y quieren hacer cosas para y con sus conciudadanos, esa vocación de servicio de la que tú hablas aunque ha de ser difícil ir contra corriente y ha de cansar mucho como le pasa a Luisa.

      Un saludo

      Eliminar
  19. La vida misma: poco pan y mucho circo.

    1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como tú lo dices Tizire en esas pocas palabras: poco pan y mucho circo, totalmente de acuerdo contigo.

      Un beso y feliz fin de semana

      Eliminar
  20. Hola Conxita, un relato cuyo tema se centra en la actualidad política y social de tu país. No quisiera opinar porque soy argentino y no conozco en profundidad tu patria, solo decir que mi pensamiento siempre he estado del lado de los humildes, de una distribución más equitativa de los recursos. En cuanto al aspecto literario, como siempre, has realizado un muy buen trabajo de narración. Te mando un gran abrazo.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ariel

      Gracias por tu visita y la prudencia. Mi relato no está centrado en un país concreto, me parece que la falta de buen hacer y de preocupación por los que menos tienen, por desgracia, no es patrimonio de unos pocos países, solo tenemos que ver esas escalofriantes imágenes de refugiados a los que la vieja Europa acoge o mejor dicho desacoge.
      Sólo quise poner de manifiesto que las prioridades a veces no son las más adecuadas, que es necesario mirar más allá de una sala confortable de edificios administrativos.

      Muchas gracias por tus palabras respecto al relato.

      Un saludo y feliz sábado.

      Eliminar
    2. Hola Conxita, están muy próximas las fiestas navideñas y por aquí, por Buenos Aires, ya la gente empieza a detener sus ocupaciones y todos se vuelcan a los saludos, a compartir comidas y cenas. Quise, en fin, pasar por aquí para dejarte mis mejores deseos para estas fiestas. Que tengas una ¡feliz Navidad!
      Un beso.
      Ariel

      Eliminar
    3. Muchas gracias Ariel por tu deseo, también para ti y los tuyos desearte lo mejor para estas fiestas y para el próximo 2017.
      Un abrazo desde el frío.

      Eliminar
  21. Me ha parecido una excelente crítica socio-política que pone de relieve la falta de sensibilidad respecto a los problemas reales de los ciudadanos en tantos colectivos, corporaciones o entidades que solo responden a intereses particulares o egoístas en detrimento de lo humano.

    También quisiera ponerle en su conocimiento de que acaba de ser nominada al premio "Liebster Award" que puede recoger directamente en mi teatro virtual.
    ¡Feliz fin de semana!

    Bendecidos saludos con chispeantes sonrisas mágicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida querida Madamet Santal

      Con esa fantástica capacidad de clarividencia que la caracteriza, usted misma lo ha dicho, radica en una falta de sensibilidad respecto a las necesidades reales de las personas que no se ponen por delante de los muchos intereses que hay, desgraciadamente es así.
      Quiero pensar que usted con sus dotes de clarividencia nos puede augurar tiempos mejores. espero que así sea.

      Muchas gracias por pensar en Enredando con las letras para ese premio que agradezco de corazón y que me paso a recoger en su teatro virtual.

      Un beso lleno de esas chispeantes sonrisas mágicas que hacen la tarde más brillante.

      Eliminar
  22. Por desgracia Conxita tu relato es muy real, parece mentira pero en la sociedad actual se prefiere el adorno que ver la necesidad futura o inmediata.
    Una excelente crítica social y las precariedades de muchos ayuntamientos que dan a los pueblos piscinas o eventos innecesarios para así lograr un voto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene
      Cada vez parece que somos menos solidarios y más pendientes de adornos y de apariencias.

      Es evidente que todo es necesario y también lo son los equipamientos, los viajes y las fiestas pero hay momentos en que es necesario priorizar y dejar las inauguraciones para otros tiempos.

      Muchas gracias por tu tiempo.

      Un beso y feliz sábado.

      Eliminar
  23. Hay opciones políticas que no está corrompidas.
    Y espero que nunca lo estén.
    Luisa debería trabajar con ellas.
    Y seguir luchando como lucha.
    Mi voto para ella y para los que son como ella.

    Para el resto mi más absoluto desprecio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toro Salvaje

      Quiero pensar que sí, que hay opciones no corrompidas, igual que quiero creer que hay responsables políticos que realmente se preocupan por los ciudadanos, por todos, los no necesitados y los que lo necesitan. Me gustaría creer más...
      Y sí espero que Luisa siga luchando.

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Está muy bien reflejado cómo a lo largo del relato van aumentando el estrés y el enfado de Luisa. Vamos, que casi me he enfadado yo, je,je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ángeles
      A veces yo tengo esa sensación, me voy enfadando mientras lo escribo jajaja

      Lo cierto es que siempre es muy estresante ir contra corriente y tener que discutir por algo que parece de pura lógica hacer, pero será que la lógica es muy ilógica.

      Un abrazo

      Eliminar
  25. Has hecho una denuncia social que hoy en dia por desgracia prima mas los grandes presupuestos para obras innecesarias que para los pobres. No interesa ayudar a los mas desprotegidos esos no dan votos. los recortes van siempre para los mismos, Los ricos son cada vez más ricos y a esos no se les pilla. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María del Carmen

      Es cierto que parece que primen mucho más las grandes obras que las ayudas a los más necesitados, quizás como dice la protagonista porque los segundos no acostumbran a ir a votar.
      Claro que se necesitan equipamientos, carreteras, viajes, fiestas y actividades lúdicas pero es importante no olvidar a las personas que más necesitan y priorizar de acuerdo con las necesidades.

      Estoy de acuerdo con lo que comentas que los recortes acostumbran a tocar siempre a los mismos, quizás porque como tú dices los ricos cada vez son más ricos y parece que se hace todo lo posible para que así sea. Y aunque se los pille, la justicia no parece igual para todos.

      Un abrazo y feliz semana

      Eliminar
  26. Has hecho un retrato muy creíble de lo que es un pleno municipal y por donde suelen ir los tiros...
    Suelen actuar cara a la galería, porque es lo más fácil.
    Me ha gustado mucho el tema y lo has desarrollado muy bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maripaz
      Me parece que sí que se actúa a veces más pendiente de los votos que de las personas que lo necesitan, es una lástima pero pasa más de lo que debería.

      Me alegra que te haya gustado como he llevado el tema, gracias por comentarlo.

      Un beso

      Eliminar
  27. Excelente planteamiento, muy querida amiga.

    Hay gentes que para ir de Madrid a Avila lo hacen con el trayecto : Madrid- Sevilla- Avila.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo
      Pues ¿no es más corto pasar por Sevilla? Jajaja
      Es tal y como dices, ¿intereses de quién? No tendría que ser así, pero pasa con frecuencia y lo peor, no sucede nada, se hace con total impunidad.

      Me alegra que te haya gustado el relato.

      Un abrazo

      Eliminar
  28. La miserias políticas solo sirven para los ciudadanos discutan en la sobremesa. Es triste que el cuadro que nos pintás con letras sea el fiel retrato de los gobernantes del mundo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Raúl

      En esto desgraciadamente parece no haber muchas diferencias, al final lo que priman son los intereses de unos que acostumbran a ser los que más tienen y no los que más lo necesitan.

      Espero que en algún momento, se diga basta, que se exijan responsabilidades y que solo se voten a aquellos que tengan comportamientos éticos.
      En esto los países nórdicos parece que nos llevan bastante ventaja.

      Un saludo

      Eliminar
  29. Amiga, vivimos tiempos complicados... Necesidades de la gente... Populismos... Esperanzas... Desesperanzas...

    Uf, que tiempos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Ildefonso,

      Los tiempos que corren no son fáciles pero desde el desconocimiento parece que se pueden hacer las cosas mejor, mucho mejor, sobre todo si se tienen en cuenta más a las personas que lo necesitan y menos a los que más tienen.

      Un abrazo

      Eliminar
  30. genial relato, como siempre. la gente y sus caracteres y malos modales, y nervios y todo se suma. genial exposicion. abrazotebuho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Buho Evanescente

      Estamos en una sociedad en la que parece vivirse de cara a la galería, importa más aparentar que ser pero aquellos que se dedican a lo público deben garantizar que se puedan cubrir las necesidades de los que menos tienen en lugar de proteger a los que más tienen o de legislar para estos.

      Un saludo

      Eliminar
  31. Un relato muy bien escrito, que deja a la imaginación lo justo para sacar a relucir lo importante. Cómo es habitual en ti, insertas la trama en una realidad social de actualidad. Ahh, ¡Esa cuestión de las prioridades!, que, curiosamente, dependen más de quién provengan, del dinero que muevan o de quien beneficien, que de lo que, humanitariamente representen. Me llama la atención una frase en la que dices, “… pero ella trataba con vidas” Pasa mucho, y se ve en la Sanidad, en los Servicios Sociales, etc. Incluso en ámbitos como esos, más importante que la vida de las personas, son los intereses corporativos, la imagen, etc. Parece que solo se salve una vida cuando interese a alguien. Menos mal que, por otro lado y viendo la parte positiva del asunto, siempre habrá personas que, como tu protagonista, luchen por los derechos de todos sin pedir nada a cambio, tan solo por la convicción de creer que es su responsabilidad… A lo mejor es eso, una cuestión de responsabilidad, que no de responsabilidades.

    Genial, como siempre, Conxita, poniendo el dedo en la llaga. Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isidoro

      A pesar de que lo que vemos en la televisión y en la prensa diariamente no hace albergar muchas esperanzas, estoy convencida como tú dices que hay muchas más personas como Luisa, muchas más de las que parecen pero que no salen en las fotos, seguramente tampoco están en sus escaños ni tienen tabletas ni móviles de última generación ni chóferes ni muchos privilegios que tienen esos que salen en las fotos, pero son estos otros con su callada labor los que trabajan para ayudar a los que más lo necesitan pero es difícil nadar contra corriente.

      En esta crisis galopante como siempre han sufrido los que menos tienen,los ricos son cada vez más ricos y hasta pueden traer su dinero negro de fuera y les sale barato. Pero da más votos el hidromasaje del polideportivo municipal, seguro.

      Muchas gracias por tus palabras.

      Un beso

      Eliminar
  32. Me gusta mucho el personaje de Luisa, tan auténtica y con tanta implicación difícil encontrar gente así. Tu relato es un reflejo de la realidad, aquí en Valencia siempre ha sido así mucha ostentación pero luego no están cubiertas las necesidades básicas ;(. Me he quedado intrigada con la llamada jejeje...Un besito y un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia

      Jajaja la llamada es algo que tengo que trabajar más porque de hecho era una llamada de trabajo pero no queda claro como la he redactado y le daré una vuelta para arreglarlo, porque Luisa no hubiera abandonado el pleno por una llamada personal.
      Ya lo dices tú, no solo en Valencia, en muchas de nuestras ciudades se ha llevado y mucho la ostentación y después los hospitales no tenían dinero para lo más básico o no habían ayudas para comedores escolares ni un montón de servicios que se han cubierto con la ayuda de las ONG's y de la solidaridad de la gente.

      Muchas gracias por leerme y por tus palabras.

      Un beso guapa

      Eliminar
    2. La verdad que es en muchas ciudades desgraciadamente, como dice el refrán en todos los sitios cuecen habas. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices una pena la verdad. En fin guapa me he pasado para descubrir otro nuevo relato pero supongo que ya tendrá que ser en 2017 asi que aprovecho para desearte feliz año nuevo 2017 que te traiga muchas cosas buena que crezca cada vez más tu espacio y a que tus lectores nos traigas muchos más de esos relatos con su toque psicológico e intrigante. Un besito y feiz año.

      Eliminar
    3. Gracias querida Natalia por pasarte por el blog. En estos días aún tengo menos tiempo y me resulta muy complicado dedicar tiempo a escribir pero a la vuelta espero poder organizarme mejor.

      Muchísimas gracias por esos buenos deseos, eres un solete. Gracias a ti por todo lo que nos descubres en tu blog, es impresionante.

      Besos y disfruta del 2017.

      Eliminar
  33. ¡¡¡¡¡Hola!!!!!
    Un relato que por desgracia refleja la realidad. Yo veo bien que se hagan centros municipales para hacer deporte, soy usuaria, pero una vez hechos no es necesario invertir en reformas innecesarias. Y lo mismo para muchas obras que no son urgentes o actividades que podrían esperar.
    Al final, por supuesto, siempre pagan el pato los mismos.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gema.
      Gracias por tu comentario.

      Estoy contigo que las instalaciones deportivas son muy importantes y que se debería practicar mucho más pero a veces se dedican más esfuerzos a opciones menos prioritarias y más de lucimiento. Creo que son muy importantes las actividades deportivas, culturales, de ocio, etc. y que se debería poder llegar a todo pero en algunos momentos se debe priorizar.

      Un beso guapa y felices fiestas.

      Eliminar
  34. Hola, Conxita. Vengo de nuevo para desearte unas Felices Fiestas para ti y toda tu familia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel
      Muchísimas gracias por pasarte para tan bonita felicitación, te deseo lo mismo para ti y tu familia.
      Felices fiestas y que tengas un fantástico 2017.
      Un abrazo

      Eliminar
  35. Triste y descorazonador, pero muy real. Si estuvieramos a lo que de verdad importa en vez de a las pijadas nos iría mucho mejor, bien lo sabes. Como sea, gusta leer estas cosas... uno ve que no está solo en el mundo, que hay más gente que se da cuenta de qué es lo que va mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Holden
      Vivimos en un mundo que está más pendiente de la fachada que del interior, todo es escaparate y mostrar las mejores caras y los políticos lo saben y venden eso.
      No, no estás solo, hay much@s que pensamos como Luisa y con la frustración de no poder cambiar las cosas.

      Un beso y felices fiestas

      Eliminar
    2. Eso, felices fiestas también a ti :D

      Eliminar
  36. Qué pena que quien defiende lo social acabe siendo considerada como pesada y pedigüeña, pero seguramente es así. También es significativo que sea una concejalía femenina ¿Por qué será?

    Una buena historia Conxita.

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura
      Parece ser que esas concejalías más sensibles se dejan en manos de mujeres, desconozco los datos pero por lo que he visto hay muchas más mujeres en ámbitos como servicios sociales, educación, sanidad ... que, por ejemplo en obras públicas.

      Con frecuencia las personas no quieren ver y aquellos que lo defienden se acaban convirtiendo en molestos e inoportunos.

      Gracias por tus palabras, me alegra que te lo haya parecido.

      Un abrazo y mis deseos de unas felices fiestas para ti y los tuyos.

      Eliminar
  37. Hola Conxita:
    Vengo a desearte unas FElices Fiestas y un feliz 2017.
    Yo aún tardaré en volver algo.
    Muchos besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Celia,

      Muchísimas gracias por tus buenos deseos y espero lo mismo para ti y los tuyos. Felices fiestas y que el 2017 nos traiga lo mejor.

      Se te echa de menos ya lo sabes pero toma todo el tiempo que necesites para volver con fuerzas, muchos ánimos preciosa.

      Un beso y hasta prontito

      Eliminar
  38. Real como la vida misma. Y muy triste.
    saludos y felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Karin por tu visita.

      Es cierto que es triste y que a veces se prioriza más lo superficial que no aquello que realmente se necesita. Soy una optimista y espero que cambie.

      Un saludo y mis mejores deseos para estas fiestas para ti y los tuyos.

      Eliminar
  39. Hola Conxita.
    Aunque, como has comentado más arriba, con tu relato querías llevar la situación a un extremo, te diré que en los casos de ayuntamientos salpicados por el caso Gürtel, como en el que vivo, Pozuelo de Alarcón, la realidad supera con creces la ficción. Recuerdo que hace pocos años medio consistorio se fue en "viaje oficial" a Bélgica para comprar un imponente roble centenario, destinado a adornar un parque recién inaugurado, que costó el "módico precio" de 104.000 euros. El excalde Jesús Sepúlveda (pp), vino tan ancho con el ejemplar... El pobre arbolito se secó poco tiempo después. Un ejemplo más de la desfachatez tan instaurada en este país, consentida por un amplio sector de la ciudadanía que da carta blanca con su apoyo en las urnas

    En fin, perdona por desviarme de tu estupendo relato en el que se retrata tan bien todo esto.
    Felices fiestas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco
      Terrible e indigno lo que comentas, vergonzoso. La realidad supera la ficción, me quedo asombrada de tan poca vergüenza, 104.000 euros, es una auténtica vergüenza y que se atrevan a hacerlo tranquilamente como si se necesitara, terrible. Buff es que a mi estos temas me indignan un montón porque ni siquiera se les cae la cara de vergüenza y no les pasa nada, a ver a cuántos de estos respetables vemos devolver el dinero y en las cárceles. Es tal y como tú dices tenemos la desfachatez instaurada en este país y esos impresentables hacen y deshacen.
      Se dice que tenemos los políticos que nos merecemos, pero yo me niego a pensar que me merezco a esta clase política.

      Dejo el tema que como ves me animo rápido, gracias por tu comentario y por tus palabras.

      Un beso y mis mejores deseos para estas fiestas para ti y los tuyos, estas son fiestas de los niños, ver su ilusión es tan bonito, disfruta mucho.

      Eliminar
  40. Muy buena crítica sobre lo que está ocurriendo, por desgracia, en muchos lugares de nuestro país. No se escuchan las necesidades del pueblo mientras se hacen obras faraonicas e innecesarias para hacer favores a sus "amiguitos". Ojalá hubiera más gente como Luisa. Te invito a pasarte por mi blog :) http://mimundoymisideas.blogspot.com.es/2016/12/nadando-contracorriente.html
    Un saludo
    Neus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Neus a este blog.
      Es cierto que este tipo de prioridades se ha ejercido en este país desde hace mucho tiempo y en la prensa nos hartamos de ver múltiples ejemplos y también la impunidad y la desfachatez de estos individuos que juegan con un dinero que no es suyo y que se puede dedicar a aquellos que sí lo necesitan pero... siguen ahí, tan tranquilos.

      Por supuesto que me paso por tu blog a leerte, será un placer.

      Un saludo y espero verte pronto de vuelta.

      Eliminar
  41. En primer lugar, me llama la atención las impertinencias que han de sufrir las mujeres referentes a su sexo. Me pregunto cómo llevarían los hombres ese tipo de impertinencias referentes al suyo. Pero parece que el sexo de los hombres no carece de inconveniente alguno.
    En segundo lugar, me parece que lo primero ha de ir delante. Que lo necesario va antes que lo prescindible. Que la razón va por delante de las prisas.
    Parece que uno de los inconvenientes del sexo de los hombres es su tendencia innata a vencer, pero eso nadie se lo dice porque se toma por virtud. Y un cabildo está para servir, no para que queden por encima algunos. Demasiado acostumbrados a lidiar con concejos, claustros, consejos directivos, etc donde prima la virilidad sobre la utilidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo Soros, es justo así, se tiene que tolerar impertinencias que con los hombres nadie se plantea.
      Justo ayer me indignaba la justificación de un tipo que había intentado propasarse con una política, que ya le pediría perdón que estaba ebrio y que fue una broma desafortunada, como si con eso se arreglara todo, como si fuéramos objetos y tuviéramos que soportar este tipo de bromas pesadas que no nos apetecen ¿hasta cuando se tiene que aguantar esta falta de respeto que algunos siguen manteniendo? Afortunadamente cada vez hay más hombres que se indignan igual que las mujeres y dicen basta, gracias Soros.

      Lo cierto que ese priorizar lo necesario antes que lo prescindible no acostumbra a darse y lo vemos cada día y siguen estando ahí porque no pasa nada.

      A mi me da por pensar que muchos políticos, hombres y mujeres, han olvidado que se deben a la gente, que ese dinero con el que juegan tranquilamente proviene del esfuerzo de muchos y se debe usar bien y ser útil a la población, no a sus bolsillos, y eso me parece que no lo tienen muy claro y ahí, desgraciadamente, no hay diferencias entre hombres y mujeres.

      Qué pases unos buenos días de fiesta.
      Un abrazo

      Eliminar
  42. Our Identity Protection is so strong, the U.S Government uses it. Get IdentityForce NOW.

    ResponderEliminar

Mil gracias por tu comentario.
Conxita

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... !--Inicio Ley cookies PdB-->